MANO A MANO CON MARCELO ARANCIBIA

101

En una entrevista exclusiva con el experimentado abogado penalista, quien cumple 46 años de ejercicio de la profesión, relató cómo logró reducir la acusación de su defendida Jesica Nahir Figueroa; de una perpetua a un delito por transporte de estupefacientes en la Justicia Federal. Además dijo categóricamente que los tres hermanos Saavedra son inocentes. “No me gusta vender humo”, enfatizó en clara referencia a quienes se pasean por los canales de televisión haciendo rimbombantes anuncios antes de los juicios   

MUY CRITICO ¿Podría comentarnos acerca de la causa que tuvo recientemente en la Justicia Federal?

Se trata de una causa compleja e inédita. Compleja porque solamente se tenía el conocimiento de que el día 22 de junio del año 2022 –en la ruta 26–, kilómetros 4 y medio, se encontró un cuerpo sin vida. Originalmente intervino la fiscalía de Graves Atentados Contras las Personas, toda vez que consideraban que estábamos en presencia de un “femicidio” o alguna cuestión que haga a los delitos contra la integridad sexual.

La Dra. Mónica Poma, que encabezó esta investigación muy acertadamente y siguiendo el protocolo investigativo, ordenó una autopsia, la cual la realizó el Dr. Chirife y la Dra. Marta Gómez; también la Fiscalía propuso de perito de la Fiscalía Federal al Dr. Dip.

Cuando encontraron lo que usted hace referencia a las 74 capsulas, inmediatamente la Justicia provincial se declaró incompetente. Es decir, incompetencia material por la cantidad de droga, y giró las actuaciones que en un todo llevó adelante el doctor Villalba, en su carácter de fiscal general acompañado por el Dr. Jorge Viltes Monier y la Dra. Mariana Gamba Cremaschi, quienes son los auxiliares fiscales federales.

Comenzaron a realizar una investigación que ya la había hecho originariamente la provincia a través de un subcomisario muy preparado en guerra, del CIF. Hicieron estudios de las distintas cámaras, tanto privadas como públicas y se determinó la presencia de dos vehículos, que uno iba hacia adelante y otro iba atrás, y que se llegó a la conclusión de que se movían sospechosamente; concluyendo que arrojaron el cuerpo en el lugar anteriormente mencionado.

Con esos datos solicitaron si existían denuncias por desaparición de persona, justamente hubo en la Seccional Novena de la Policía, una denuncia de la pareja de esta señora de apellido Rosana López, que manifestó que había desaparecido. Hizo la descripción de los tatuajes que la misma tenía y que venían a coincidir con el cuerpo encontrado.

Siguieron las líneas investigativas y determinaron que en la terminal de ómnibus se observó días anteriores  al día 22, que la señora López, en compañía de la señora que después fue identificada como Jesica Nahir Figueroa, tomaron un ómnibus con destino a presidencia Roque Sáenz Peña. En el transcurso de ese viaje, sintió la señora López, dolor. Manifestó que sentía como que se le explotó y se le rompió una de las cápsulas.

Decidieron volverse a Salta. Momentos en que buscaron un remís que a través del conductor,  quien ya era utilizado por Jesica Nahir Figueroa, quien a su vez era de Yacuiba y de Salvador Masa. Las condujo sin conocimiento alguno del tremendo momento que estaba atravesando la señora López, trayéndola al domicilio de Córdoba 1530. Un domicilio que alquilaba Jesica Nahir Figueroa. Allí buscan asistirla y muere.

Al otro día, Jesica Nahir Figueroa, como tenía un pedido de capturas por el otro delito de transporte del año 2021, donde en Coronel Cornejo, en compañía de una señora de apellido Piedra, le incautaron 5 kilos de clorhidrato de cocaína en un vehículo y cuyo única detenida, hasta ese momento era la señora Piedra; que a través de un juicio abreviado solucionó su problema aceptando la responsabilidad en ese hecho.

Inmediatamente el fiscal general ordenó una captura nacional e internacional por los dos casos. Aquel de 2021 de la señora Piedra, el de Coronel Cornejo; y el de la Señora López. Venía acusada por el delito de homicidio criminis causa, que es un delito que está tipificado como comisión por omisión.

¿Cuál era la omisión? era lo que consideraba la fiscalía tener probado que Jesica Nahir Figueroa la venia custodiando, asumía la condición de garante y era la responsable de todo lo que le había pasado a la señora López.

Se investigó, llegó con todos los pasos prestablecidos con esa calificación al Tribunal Oral Federal, número 2, va con la presidencia de la Dra. Catalano, con la vocalía de la doctora Alejandra Cataldi y del Dr. Domingo Batule. Tribunal muy competente, ya de muy probada intelectualidad a través de años, de años, cumpliendo funciones que acreditaron por su idoneidad que estén en el lugar donde están, como miembros del Tribunal Oral Federal número 2.

Por su parte el fiscal, al presentar la acusación dio ya como título de certeza que debían Jesica Nahir Figueroa y el señor Gutiérrez, ser encuadrada su conducta en el delito del artículo 80 inciso 7, que prevé la prisión perpetua. Esa era la calificación originaria.

El señor Gutiérrez, de profesión remisero, y ante una excelente defensa realizada por la defensora oficial, demostraron –y humildemente desde mi parte– de que si había algo que imputarle era el delito de “transporte de estupefacientes” en el hecho de Piedra, que esta defensa ya había acordado con la Fiscalía de que no había duda de que era ella. Así fue que quedó prácticamente a debatir el crimis causa, o sea, el homicidio calificado.

¿Que entendió el Tribunal después de las explicaciones de la defensora oficial y de las que expuse yo? de que no se estaban en presencia del homicidio calificado; pero sí por mayoría decidieron encuadrar la figura en dos transportes. El primero, el de Coronel Cornejo; y el segundo la droga que transportaba Rosana López en su estómago, o sea, las 74 cápsulas que una de ellas filtró, se explotó, se reventó y a través de los médicos del CIF (y también de la gente que controló los actos) este fue el causal de la muerte por intoxicación y paro cardiorrespiratorio.

¿Cuál es la pena que se le imputaría en esa situación?

La pena que se le dio fue de 10 años por considerar que había dos hechos de transporte. Ahí, el Tribunal merituó los antecedentes de Jesica Nahir Figueroa, que ya había tenido condenas en Jujuy, sobre el transporte de estupefacientes; marituó el delito de transporte de Coronel Cornejo y no le responsabilizaron del homicidio, pero sí de las cápsulas con disidencia del Dr. Batule, quien votó por un solo delito de transporte, es decir, el de Piedra. No así la absolvió, solicitó la absolución, pero por minoría fue relevante el voto de la doctora Cataldi y de la doctora Catalano que encuadró dos delitos de transporte.

Debo de reconocer el trabajo en la causa de Jesica Nahir Figueroa y de Gutiérrez, de la doctora Galán y de la doctora Colombre, que han hecho una exposición digna de elogios. No creo que sea yo una autoridad muy importante para elogiar, pero algunos alegatos he escuchado y puedo decir que fueron realmente de altísimo nivel, lo mismo que la fiscalía.

¿Por qué? Porque realizaron una investigación que independiente después del encuadre jurídico. Lo más interesante de todo es que llegaron a identificar a la persona que murió, llegaron a identificar a los autores. El señor Gutiérrez salió absuelto del único delito que era el de la señora Rosana López.

Dije “inédito” porque nunca ocurrió esto, donde la ciencia de los doctores del CIF, vinieron a ser cierto lo que uno dice, que uno siempre aprende y ellos determinaron la gran diferencia de otros casos.

¿Cuáles son los otros casos? Cuando una persona está transportando, voy a utilizar un lenguaje que se utilizó en el tribunal, el de “mula” o de las “tragonas”, como se le dice; sienten un dolor, van o le dicen a la preventora, sea de gendarmería o cualquier autoridad que están pasando por un dolor y la llevan al médico. Le hacen radiografía luego la operan y le extraen toda la droga que desgraciadamente  como bien lo dijo el doctor Villalba, “lleva una bomba de tiempo”. Pero en este caso que no se dio nunca… repito, no se dio nunca, muy escasamente se le reventó.

Entonces, la doctora Marta Gómez con la sapiencia y la espontaneidad científica dijo, no hay que confundir porque no hay antídoto frente a una filtración de la droga a través de la cápsula y que no es que la lleven o que no la lleven al médico. Claramente expusimos que la señora López no estaba coaccionada para que no vaya al médico. Bajó de terminal, estaba cerca del entonces sanatorio El Parque, estaba frente a una farmacia, estaba cerca, no más de 300 metros del Hospital San Bernardo. Pero uno no puede obligar a una gente que está con toda la capacidad de determinación que vaya al médico.

Entonces se demostró que quien no quería ir al médico, fue ella, pero aun así fueron claros los del CIF con alta profesionalidad, de decir que era muy difícil rescatarle la vida, muy difícil. Podían mantenerla, ponerla establecerla, pero la muerte era eminente, eso es para que quede claro, por eso lo inédito y porque usted sabe que se reformó el Código de Procedimiento, que ya ahora es el Código Procedimiento Federales, que viene a reemplazar el antiguo Código De Procedimientos de la Nación.

Actualmente con el impulso de quienes ven una base en esta estructura procesal, Salta y Jujuy fueron las provincias pioneras en el plan piloto con ese Código que ahora entra en vigencia en toda la República Argentina donde los fiscales son los que instruyen, cosa que antes lo hacía el juez. Es decir, toda la investigación a llevar adelante la fiscalía, claro dándole participación al juez, dándole participación a los defensores y a los querellantes que hacen al constitucional derecho de defensa y juicio, y al debido proceso.

Por eso todo el país, nosotros el tribunal, tuvo la oportunidad de que hayan venido gente de EE. UU., como bien lo dijo el Dr. Batule, tienen hace años este sistema pero querían ver cómo se estructuraba. Vinieron de la universidad de los EE. UU., gente a presenciar el juicio y también presenciaron en presencia –valga la redundancia– fiscales de Entre Ríos, de Rosario.

Como lo ha anunciado el Ministro de Justicia de Nación, el Dr. Mariano Cúneo Libarona se va a poner en vigencia en todo el país. Entonces han venido a ver los mecanismos, que protagonismo tienen los juez y que no conocen nada porque se van enterando allí de todo lo que ha ocurrido. Qué protagonismo tiene el fiscal, cuáles son las pruebas y la defensa. Eso es lo inédito que hay.

Caso Jimena Salas: la polémica incorporación de pruebas

En el tema que usted hace referencia está una cuestión a medias, muy a medias. Cuando yo presenté las pruebas que vine insistiendo sistemáticamente en el punto 10 como idóneamente manejó el trámite de la audiencia, el multipropósito, el Dr. Eduardo Sangari, yo había pedido una contra prueba, claro que es cierto que me la denegaron. Me la denegaron en el Juzgado de Garantias, me la denegaron en el Juzgado de impugnación; no hicieron lugar a la  inconstitucionalidad por algunas cuestiones de forma.

Pero entiendo que la IPP –Investigación Preliminar Preparatoria– es totalmente distinta de esta etapa que el juicio propiamente dicho. Volví a insistir en que ya sea con una nueva prueba de ADN que lo mocionó con mucho criterio el doctor Flores, como miembro integrante del cuerpo fiscal oportunamente designado para este caso, que ellos para no salirse de la estructura, únicamente podían hacer otra prueba de ADN al señor Javier Saavedra y compararlo con aquella prueba que no bien detenido, se le hizo.

Después que lo analizó la familia Saavedra, en el ejercicio de su defensa material, dijeron “no doctor” y yo lo compartí después, porque a mí me gusta no vender humo.

En principio estaba casi de acuerdo pero después lo estudiamos y dijimos no. Porque si yo a usted le pido un documento en esta cuadra y usted da su nombre, apellido, documento; eso esta fiscalizado por el registro nacional de las personas y dicen que es cierto, que el número y el apellido concuerdan con lo que usted ha dicho; y al otro día le vuelvo a pedir en la otra cuadra va a ser lo mismo.

Entonces ¿qué quería yo? que hagamos una ADN de Saavedra cotejando lo que se había levantado genéticamente en el domicilio de Jimena Salas. En el trozo del acolchado, en las paredes, para ver esa compatibilidad o no nuevamente.

Dijeron que es prueba sobre abundante; considero que sobre una perpetua hay que apartarse del formalismo y decir: “¿En que se pierde sino que de última ganaría la Justicia y la credibilidad de la Justicia, el hecho de hacerlo de nuevo?”.

Entonces háganlo de nuevo. A mí no me va a dar nunca el piné y menos a los 70 años de ser juez, pero yo creo sin que eso signifique desvalorizar las posiciones que deben de ser respetadas de la parte, yo diría: “¿Cuál es el problema?”.

Eso es lo que tiene este Código Federado, el nuevo de la nación. Que le da a la defensa la más amplia cobertura de preguntar a los testigos sin que los jueces muestren mala cara ni que estén mirando la hora. Usted viera la atención que se pone en relación a esto y la libertad probatoria para que no sea solamente una letra fría, porque acá ¿qué queremos? la verdad real.

Eso de la contraprueba que vamos a seguir insistiendo le sirve a la Justicia, no a Marcelo Arancibia; a la Justicia; no al tribunal; no a los Saavedra. Reitero, le sirve a la credibilidad de la Justicia, o sea si usted quiere que le hable en criollo, sáquense las ganas.

Denle, que lo hagan. Háganlo y háganlo tantas veces como usted ve de un lado y del otro siempre y cuando no sea reiterativo, ya en exceso. Sáquense las dudas ¿y quién se va a beneficiar? yo como administrador de Justicia, yo. Porque me iría a la casa tranquilo de que haya sido éste o éste resultado; y no es prueba sobre abundante, no, no.

Hagan, hagan que eso me va permite dormir tranquilo y si es que siguen con los resultados que (el autor) es Saavedra, y bueno tendré que saber que combatiré con otros elementos probatorios que tengo.

¿Sabe la tranquilidad? eso es lo que asegura una eficiente realización, teórica y práctica de la Justicia, del Derecho. ¿Para qué sacar la nalga de la jeringa, para qué? si ellos tan seguros que va a ser exactamente lo mismo, yo no pondría ni condicionamiento alguno.

Tomen todas las medidas para que no haya nada raro pero háganlo. Porque a la hora de lo bifes el que va a valorar la prueba van a ser los jueces. Entonces yo tengo que tener respaldo de que no me quede ninguna duda, ¿por qué? Porque cuando no queda duda señor Sacca, ya nace la certeza.

¿Que decían los grandes procesalistas del mundo y argentinos, como el doctor Jorge A. Clariá Olmedo, es la posesión de la verdad. Investigar hasta el último para llegar a la verdad –negativa o positiva– pero yo no me iría a dormir si me tocaría administrar justicia, con que me quede con: “¿Qué habría pasado si lo hacía? ¿Por qué no lo hemos hecho?”.

Sigan insistiendo. Si quieren agua que tomen, mientras no se empachen y no sea reiterativa, re abundante… háganlo. Listo, ellos no; no formalizamos, que yo creo que no le hace bien a la correcta aplicación de la ley, ¿por qué? Porque la ley no es pétrea.

Cuando hay una perpetua a un chico sin antecedentes, con 30 y pico de años tiene; 35 años (de pena) como lo dijo usted, no estamos jugando al “mantantero lirula”. Esto es una operación medicinalmente hablando de vida o muerte. Entonces son buenos los médicos que dicen: “Agotemos hasta el final, cosa que cuando podamos salir y afrontar a los familiares, le podamos decir, hemos hecho todo humanamente posible, hemos tratado de revivirlo, de hacer todo”.

Para que la conciencia del médico con el juramento hipocrático que hace lo mande tranquilo a la casa.

¿Los tres Saavedra son inocentes?

Totalmente. Voy a cumplir 70 años y yo dije alguna vez que en el caso de los hermanos Leguina, el padre no tenía nada que ver cuando toda la prensa –y usted se acuerda de eso–, se le venían encima. Al final resultaron otros autores.

Cuando originariamente se dijo en el caso del siempre recordado Miguel de Escalada, fueron titulares en medios, de que se descubrió el caso del homicidio del doctor Escalada. Usted se acuerda en ese caso, cabecera, el querido contador Bicho Martruleri. Richard David Juncosa, que de una patada, que le metieron los riñones, empezó su calvario hasta su muerte.

Un doctor que por el alto aprecio intelectual que le tengo, no merece nombrarlo, vaya usted a los archivos; y dos que defendí yo, el Beto Cáceres es que en paz descanse y Abelino Ale,  que a través de gente que me conocía en Tucumán, los famosos Ale, me dieron ese caso y se aclaró el homicidio de De Escalada. Muchos de un sector me quitaron el saludo.

Alguna vez con un gran amigo que sabe a qué me estoy refiriendo a él, le fui a rendir cuenta de por qué, pero ahí hubo un juez, el doctor Abel Fleming, que estudió bien y llegó a los verdaderos culpables. Porque en esa época alguien me dijo: “¿Cómo defendés esos tipos? cuando vos también habías sido muy buen conocido de Miguel de Escalada y varios me dieron vuelta la cara.

Algunos se acercaron, cuando se descubrió quienes eran los verdaderos autores, se acercaron y me dijeron: “Teníamos un concepto equivocado”, les agradezco pero yo tuvo mi conciencia de que ninguno de los cinco fueron los autores del crimen del doctor De Escalada y me considero un miembro útil para que no haya quedado con esos cinco y hayan aparecido los otros. Mire el riesgo que corría y sin custodia, sin nada más que el acompañamiento de Dios. Lo mismo pasó con el caso de las turistas francesas.

¿Y qué decían de mí? “ahí está el payaso”. Yo no he vendido humo nunca, yo no he andado diciendo que esto ha sido así, cuando yo sé que no ha sido así. No, no, yo nunca he buscado y le doy este espacio por su currículum periodístico y su objetividad, como le dije a la familia De Vita y Vita y al periodista Hector Ali.

Son gente que no están interesadas en hacer protagonismo, como usted. A nadie, a nadie que tienen objetividad, tienen respeto y saben que yo no me promociono con la desgracia de estas.  ¿Quién más que yo quiero que sepa la familia de Jimena Salas quienes son los verdaderos asesinos? Eso me llenaría de orgullo pero Dios quiera que no pasen nueve años como pasó con Santos Clemente Vera, que sin ser su abogado pero que si me une una gran amistad con mi querido amigo Tito Roberto Reyes, que dicho sea de paso lo bien que hizo el Colegio de abogados de reconocerle su trayectoria.

Me sentiría muy útil que no pasen nueve años a un inocente, tal como le pasó a mi querido compadre Daniel Octavio Vilte, caso Francesas también.

¿Cuándo cree que será el juicio?

Es lo que todos los días me preguntan los clientes de los casos de ellos. Una vez que se termine este incidente de recurso de casación, como bien lo explicó el Dr. Sangari, bajará de nuevo a mesa de entrada de la OVIF y sortearán el tribunal que va a realizar el juicio propiamente dicho y uno no puede decir, porque seguro que usted la conoce una madre sufriente, y a un padre silencioso pero muy profundamente dolido porque no es fácil tener tres hijos acusado de un homicidio que le puede acarrear la perpetua.

Hay que comprenderla, por ahí yo me enojo con la señora pero pienso: “si mi madre estaría viva y yo estoy atravesando esto, mi madre haría exactamente lo mismo por mí”. Entonces hay que bajar los decibeles y comprender.

Ser idóneo, tratar de ser idóneo y respetar a los fiscales con educación, a los querellantes. Pedir pide cualquiera. Ya lo ha visto en el caso de Jesica Nahir Figueroa pidieron perpetua pero ¿quién decide? ¿El querellante, el defensor, la fiscalía, el procurador? No señor. Deciden los jueces, ellos están facultados para administrar justicia.

Asi que estaremos esperando. Porque si yo le digo un mes, con las ansias que tienen esa madre que tiene los tres hijos presos, por eso hay que tener responsabilidad en el ejercicio de la profesión. Hay que ser prudentes.