¿EL CASO LOAN TERMINARÁ COMO MADELEINE MCCANN?

17

El 3 de mayo de 2007, las vacaciones de la familia McCann en un balneario del sur de Portugal se transformaron en una pesadilla cuando la niña se esfumó de la faz de la Tierra. El caso de Loan parece ser un calco de aquella desaparición, teniendo en cuenta a la trata de personas como denominador común, el rol de las familias y la lentitud de los investigadores en las primeras horas.

Según Ana Rosa LLobet, presidenta de Missing Children Argentina, han recibieron unas 18 mil denuncias de niños y niñas desaparecidas. En muchos casos no se ha vuelto a saber absolutamente nada y se teme que la mayoría sean desapariciones que están vinculadas a la trata de personas. Al momento de esta nota, Loan Peña lleva desaparecido 25 días. Las similitudes con el caso de Madelein McCain son alarmantes, ambos niños parecen haberse esfumado sin dejar el más mínimo rastro y eso es sobrecogedor.

Madeleine Beth McCann nació en Inglaterra el 12 de mayo de 2003 y desapareció de su cama en la noche del 3 de mayo de 2007 en un apartamento de vacaciones en un centro turístico de Praia da Luz, en la región de Algarve, Portugal. Desde entonces se la buscó por todo el planeta y jamás apareció. Sin dudas se trató de un caso de trata de persona y más allá de las diferencias sociales que existen entre las familias y la complicidad o no de ambas, el resultado es terrorífico.

Madeleine se encontraba de vacaciones con sus padres, Kate y Gerry McCann, sus hermanos mellizos de dos años de edad y un grupo de amigos de la familia con sus respectivos hijos. Sus padres dejaron a los tres niños durmiendo a las 20:30 en el apartamento ubicado en la planta baja, mientras se fueron a cenar con amigos a un restaurante localizado a 50 metros de distancia.

Los padres vigilaron a los niños cada 20 a 30 minutos a lo largo de la noche, hasta que a las 22:00 la madre de Madeleine descubrió que la niña estaba desaparecida. Durante las semanas posteriores, en especial después de haber malinterpretado un análisis de ADN llevado a cabo en el Reino Unido, la policía portuguesa llegó a creer que Madeleine había fallecido en un accidente en el apartamento y que sus padres lo habían encubierto. Los McCann recibieron el estatus de argüidos (sospechosos formales) en septiembre de 2007, el cual fue levantado cuando el fiscal general de Portugal archivó el caso en julio de 2008 debido a la falta de pruebas.

Los padres continuaron la búsqueda utilizando detectives privados hasta que en 2011 Scotland Yard abrió su propia investigación, llamada Operación Grange. Su principal oficial anunció que estaba tratando la desaparición como “un acto criminal por un desconocido”, probablemente un secuestro planeado o un robo que salió mal.

Las familias en su rol fundamental

Tanto la familia de la niña británica como la de Loan han jugado un rol fundamental en ambos casos aunque la familia del niño correntino ya tiene a miembros detenidos y procesados por la Justicia Federal.

Laudelina, la tía del niño, fue imputada en la causa y quedó detenida tras haber sido indagada por los fiscales. Este sábado fue trasladada al complejo penitenciario de Ezeiza. Además de Caillava, Carlos Pérez, Walter Maciel, Mónica del Carmen Millapi, Daniel Ramírez, y Antonio Benítez, son los demás detenidos por ahora.

Por su parte Macarena, la hija de Laudelina, negó la versión del accidente y aseguró que a su madre le ofrecieron una casa, un auto y una moto para mentir en el expediente. Fernando Burlando, abogado de los papás de Loan, afirmó: “Todavía tenemos la esperanza de encontrarlo con vida”.

Es de esperar que el niño aparezca aunque ya hayan transcurrido 25 días con una demora perversa por parte de la justicia local, un factor que fue fundamental para que la causa se empantanara y entrara en un cono de sombras que hace sospechar lo peor, es decir el mismo final abierto del caso Madelein McCain.