LA GUERRA MÁS INOPORTUNA

13

La provincia de Salta y Nación iniciaron un conflicto atravesado por los recortes presupuestarios, puntualmente en lo referido al Fondo de Incentivo Docente, el subsidio a los transportes  y el dramático recorte en los medicamentos oncológicos. Tras el fracaso de la ley ómnibus Salta y Nación viven un conflicto muy inoportuno y poco saludable que tuvo su punto de ebullición con la salida de la secretaria de Minería, Flavia Royón.

En medio de la peor crisis que se recuerde en la historia argentina el gobernador Gustavo Sáenz y el Presidente Javier Milei entraron en una poco saludable relación donde las réplicas y contra replicas no cesan. La génesis de esta pelea tan inoportuna fue el fracaso de la ley ómnibus. El Gobierno nacional abrió durante el verano un periodo de sesiones extraordinarias para tratar dicha ley y otros 10 proyectos. Para cuando se agotó el plazo, ninguno estaba aprobado.

Aquel 6 de febrero el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, levantó la sesión. En el recinto hubo primero un murmullo. Después aplausos tímidos. Al final, aplausos más fuertes de la oposición. Tras 27 días de debate, los legisladores no habían alcanzado un acuerdo para aprobar la ley ómnibus impulsada por Milei para reformar el Estado. El proyecto, que ingresó al Congreso con 664 artículos y perdió casi la mitad en la discusión, se cayó en ese momento. Así lo relata EL PAIS, el diario digital más leído en español en el mundo.

Como resultado de ello la escalada comenzó con términos poco amigables como “traidores” y ya no hubo vuelta atrás. En tanto el gobernador de Salta en dialogo con medios de Buenos Aires destacaba que “el uso del látigo y la billetera” para él, creía, eran cosas del pasado. Sin embargo el Presidente consideró al gobernador salteño como un traidor, lo que con posterioridad llevó a la eliminación del envío del Fondo de Incentivo Docente, el subsidio a los transportes y los medicamentos oncológicos. De hecho  se conoció la triste noticia del fallecimiento de Aldo Pinto, quien se desempeñaba como presidente del Centro Vecinal Villa 20 de Febrero y de la Asociación Salteña de Básquet Femenino. Tenía 45 años y sufría de cáncer.

Ante un escenario cargado de tensiones el ministro de Infraestructura, Sergio Camacho, deslizó la posibilidad de que Salta se quedará sin gas en invierno. En dialogo con ARIES, Camacho manifestó que el malestar y la incertidumbre es tan grande que el gerente General de GASNOR , Ariel Sánchez, se comunicó directamente con él y le solicitó, nuevamente una audiencia con el Gobernador para plantear la difícil situación que se prevé en materia de energía en lo inmediato.

“Acá hay gauchos que no se arrodillan ante nadie”

Durante la inauguración de la Circunvalación Noroeste, el gobernador de Salta, brindó un encendido discurso contra Javier Milei por las amenazas que lanzó el Presidente tras el fracaso de la Ley Ómnibus. “No nos vamos a arrodillar ante nadie. Acá no hay traidores. Acá no hay mentirosos. Acá hay gente de bien que están pagando las consecuencias de muchos”, dijo.

Durante su efusivo discurso señaló que “hay argentinos subsidiados en la Capital Federal. Pagan tres veces menos el boleto de colectivo que los salteños, que los jujeños y que los tucumanos”, al tiempo que afirmó que “siempre se distribuyeron de manera inequitativa: el 88% para el Amba y el 12% para el resto de las provincias”.

“Pagamos la luz tres veces más cara, pagamos el gas tres veces más caro, pagamos el boleto de colectivo tres veces más caro. ¿Cómo van a venir las industrias a invertir acá si no le damos las posibilidades que da el centro del país?”, enfatizó.

El episodio Royon

La semana pasada Milei le pidió la renuncia a la secretaria de Minería, Flavia Royón, una funcionaria que responde directamente a Sáenz. Eso terminó de dinamitar la relación entre Salta y el gobierno nacional. Evidentemente el mensaje fue muy claro cuando Royón salió eyectada del gobierno junto al titular del Anses, Osvaldo Giordano, como reprimenda a la negativa de los diputados salteños y cordobeses de votar en favor del articulado de la Ley Ómnibus.

El gobernador salteño, que había sido uno de los primeros en reunirse con el jefe de Estado antes de su asunción, fue uno de los más apuntados por Milei, como represalia por el voto de sus diputados, decidió echar a la secretaria de Minería.

En tanto los mandatarios provinciales del norte lamentaron el naufragio de la ley ómnibus. Sobre todo por los cambios vinculados al régimen de minería. Por eso empujan la posibilidad de que el Gobierno la divida en capítulos para tratarla en sesiones ordinarias. Varios de ellos lamentan que el maltrato del Presidente a los gobernadores entorpezca el vínculo y se quejan porque Milei no toma nota de que los diputados ya no responden con la verticalidad de otras épocas; ni siquiera los que formaban parte del bloque libertario, según una nota de CLARIN.

Al parecer no es el mejor momento para una guerra entre Nación y la Provincia de Salta, sobre todo considerando los altísimos índices inflacionarios que oscilan entre un 20% mensual, lo que no da tregua a las clases más relegadas y sobre todo a un escenario donde nada parece mejorar sino que todo lo contrario, se asemeja solo al comienzo de una guerra totalmente inoportuna en cuanto al rebote social, donde ya no se habla de desocupación o caída en la actividad económica, sino de hambre, más pobreza y necesidades básicas insatisfechas.