UN NIÑO CON PARÁLISIS CEREBRAL NO RECIBE LECHE NI MEDICACIÓN ESENCIAL

5

Esta con bajo peso y sus crisis de salud acompañadas de convulsiones se agravan. Desde Incluir Salud les respondieron que no cuentan con stock. “Es horrible que le nieguen la medicación y alimentación a un hijo, mientras él lucha por su vida”, dijo su madre, Balvina Calisaya.

Desde noviembre del 2023, Incluir Salud no entrega alimentación ni medicación esencial, para el tratamiento de un niño de 5 años, que padece parálisis cerebral. Lo mismo ocurre con la silla de ruedas postural que requiere, pese a un amparo interpuesto. Esta desidia de un estado ausente, arrastrada desde el gobierno kirchnerista, que podría haber dejado pagado el último mes, para garantizar la medicación al pequeño, generó que su salud desmejore notablemente. Su familia oriunda de Santa Victoria Oeste, tuvo que mudarse a un alquiler en la capital, para poder acceder al hospital y realizar los trámites necesarios para cuidar del pequeño. Sin embargo, no lograron una respuesta concreta, a pesar de diversos pedidos tanto a dicho programa nacional, como así también al Ministerio de Salud de Salta.

En diálogo con El Tribuno, Balvina Calisaya, madre del niño, contó: “Mi hijo tiene 5 años y padece parálisis cerebral. Nació sanito pero a los dos meses tuvo una meningitis, luego le diagnosticaron epilepsia y el cuadro se fue agravando. Estoy desesperada porque desde Incluir Salud, no le están dando la medicación ni la alimentación que necesita. La leche que el requiere es cara, la última vez que se la entregaron fue en noviembre del año pasado”. Y siguió: “La medicación neurológica no la puede dejar de tomar ni un solo día porque empeora su cuadro. Algunas mamás me prestan, pero tenemos que reponerles. Ya no doy a basto”.

Medicación y alimentación que no les entrega Incluir Salud

La medicación que requiere el niño es la siguiente: levetiracetam, ácidovaltroico y ciclovasam. En cuanto a la alimentación necesita leche Ketokal, la cual tiene mucha grasa, que sirve para controlar las convulsiones. También aceite PCM, que es especial para cubrir la dieta y una vitamina que se llama vinikit.

Asimismo, Balvina dijo que la situación es realmente grave. Incluir Salud debe cubrir todos estos requerimientos para la salud de su niño, pero no tuvieron respuestas positivas: “Hace meses que voy a Incluir Salud para preguntar si están los medicamentos, la leche y los pañales, y lo único que me responden es que no hay stock. También me mandaron al Hospital Materno Infantil, donde me respondieron que tampoco hay. Me tienen de un lado para el otro sin resolverme nada”.

Tampoco le autorizan una zonda gástrica para una cirugía que necesita

El delicado estado de salud del niño, que se alimenta por zona, requiere que sea sometido a una cirugía para colocarle un botón gástrico, lo cual mejoraría su calidad de vida. Sin embargo el cruel panorama de desidia se repite una y otra vez. Desde Incluir Salud no le autorizan una zona gástrica, material que necesita para llevarse adelante tal intervención. “Ya presente varios expedientes y amparos. Seguimos esperando para hacerle una cirugía. En diciembre me pidieron que tenga paciencia, y así fue pasando el tiempo. La última vez me dijeron que vuelva el 20 de febrero”, contó  Calisaya.

Luego, resaltó: “En cuanto a la medicación lo único que pude comprar son 2 tabletas. Lo demás estoy pidiendo a otras mamás. Mi hijo además necesita pañales, los que usa son XXXG o juveniles. Es algo que no nos entregan desde octubre, nos decían que ya no habían, porque no estaban comprando. Ahora lo tengo que costear de forma particular”.

Y añadió: “Mi situación es dura, no puedo trabajar porque debo quedarme a cuidar de mi hijo y además tengo a otra niña. Lo poco que tenemos de la pensión por discapacidad y asignación, lo distribuimos para el alquiler y algo de comer. Me mude a vivir a la capital por la salud de mi niño, para poder asistir al hospital. Somos del interior, de Santa Victoria Oeste”.

El tratamiento de salud para el pequeño no se está cumpliendo

Ante la grave problemática que vive, Balvina, expreso: “Mi hijo no está cumpliendo con su tratamiento y las crisis están aumentando, es horrible verlo así. Además, hasta la fecha no tiene silla de ruedas, estamos usando un coche de traslado que me prestaron”.

Luego, explicó: “Nosotros planteamos que íbamos a realizar un amparo, porque nos mandaron una silla que era muy grande para su cuerpito y no tiene un apoyo. El necesita una silla postural, a ese pedido hasta el momento no nos respondieron”. Y agregó: “Si es por medicación y alimentación no nos tienen que hacer esperar. Estamos preparando una leche común con aceite. Los médicos me dicen que siga insistiendo, no hay manera de que nos escuchan”.

Se encuentra bajo peso y no cuentan con la medicación

Respecto al estado actual de salud de su hijo, la madre contó que ante el retraso que están viviendo, aumentaron los episodios de crisis: “Si mi pequeño sigue con las crisis que van creciendo, le puede agarrar un paro cardíaco. Hoy vemos que cada vez son más fuertes, convulsiona y no tenemos como ayudarlo. Y por la falta de la leche y alimentación que necesita, actualmente está bajo peso”.

Finalmente, Balvina Calisaya, dijo: “Me siento muy mal, es horrible ver que le nieguen la medicación y alimentación a tu hijo, mientras está luchando por su vida. Tengo mucha impotencia porque yo tampoco llego a cubrir esos gastos. Pido que haya una solución, que se cumplan con nuestros derechos de acceso a la salud”.