BORRACHA CON 2.05 DE ALCOHOL EN SANGRE LE DIO A UN ARBOL

9

Sucedió en la Avenida Bolivia cuando una mujer en total estado de ebriedad perdió el control de su vehículo y fue a dar contra el tronco de árbol, para luego terminar volcando. La borracha sufrió apenas algunos politraumatismos sin consecuencias graves. Además se detectó a otra borracha que chocó a un motociclista sin consecuencias graves, pero de inmediato chapeó con que era abogada.

Borracha número 1. Podría haber sido una tragedia pero como dicen no hay tonto sin suerte. En este caso, una tonta que no le ocurrió mejor forma de arrancar la semana tomando alguna bebida espirituosa. Para cuando llegó la Policía Vial al lugar y luego los “zorros” Tránsito, se le realizó el test de alcoholemia.

Grande fue la sorpresa cuando detectaron que la ebria tenía 2.05 de alcohol en sangre. Una cantidad “industrial” si se tiene en cuenta que en las tragedias pretéritas acaecidas en Salta y que dejaron víctimas fatales, no llegaban a esa graduación. Por suerte solo intentó “matar” a un árbol.

Según describe EL TRIBUNO, para el momento del vuelco en Salta caía una persistente llovizna que hacía que la calzada de las calles están resbaladizas y se convierten en una trampa mortal para aquellos que manejan sin precaución.

“La Policía de Tránsito actuó en el accidente a las 6:30 de la mañana, la mujer tuvo algunos golpes leves y no fue necesario llevarla a un hospital. Cuando se le realizó el test de alcoholemia este arrojó un valor muy elevado de 2.05. Realmente fue un milagro que no haya ocurrido una tragedia”, dijo uno de los oficiales que actuó en el lugar.

La mujer de 31 años y con domicilio en Chachapoya fue rescatada del interior del vehículo por personal del Samec que comprobó que se encontraba solo con golpes leves y fue trasladada por familiares hasta su hogar. Tránsito retuvo la licencia de conducir y el automóvil fue rescatado por una grúa para llevarlo al canchón.

Borracha número 2. Para este segundo caso la protagonista del incidente arrojó 1.18, por cierto cantidad no menor para nada pero lo llamativo fue que intentó zafar aduciendo lo siguiente: “Soy abogada, arreglemos”.

Tres horas más tarde otra mujer ocasionó otro accidente de tránsito por manejar en estado de ebriedad. Fue en la calle Pellegrini y Zabala cuando la conductora chocó contra la parte trasera de una moto.

Al pegarle el inesperado topetazo, el motociclista perdió el control de su vehículo, derrapó y terminó en la cinta asfáltica. “Soy abogada, arreglemos”, le dijo la mujer al motociclista. El motociclista se quedó en el lugar hasta que se hizo presente la Policía Vial y Tránsito. Se le practicó en ese momento el test de alcoholemia y este dio como resultado 1,18 de alcohol en sangre. “Yo  venía circulando por Pellegrini cuando sentí un golpe muy fuerte desde atrás, derrapé y caí en el asfalto. Ella se bajó, me pidió disculpas y me dijo que era abogada. Se veía que estaba alcoholizada”, señaló Facundo.

El joven dijo que no sufrió ningún tipo de lesión y que los datos de la conductora se los iba a aportar la Policía. En este caso la abogada se deberá hacer cargo de todos los gastos ya que el seguro al dar positivo el test de alcohol no cubrirá el siniestro. “A la señora se le va a retirar el registro de conducir y el automóvil irá al canchón”, indicó el oficial de Tránsito.