GRACIAS BAYONA

22

Se trata de la historia de supervivencia más estremecedora del siglo XX y uno de los hechos que ha inspirado a más personas en el mundo, tras conocerse como es que 16 personas pudieron sobrevivir en condiciones en las que era imposible salvarse, tras el accidente de un avión en medio de la cordillera de los Andes. Imagenes: Netflix

El mundo conoció la tragedia en 1972 y luego de la publicación de libros, documentales y la versión “Viven” de 1993, aún no había una acabada noción de lo que estos “náufragos” sufrieron, hasta la grandiosa película del director J. A. Bayona.

Según Nando Parrado en una entrevista concedida a días del estreno de La sociedad de la nieve, relató que al llegar a su casa, su pareja y madre de sus hijas, Veronique, le dijo azorada tras ver el film del director español: “No me imaginé que había sido tan duro”. Es la síntesis perfecta del logro cinematográfico de la extraordinaria performance que ha logrado Bayona.

La película se ha convertido en uno de los mejores estrenos de 2023. Cabe recordar que su paso por los cines fue muy bien recibido pero no fue hasta el 4 de enero que aterrizó en la plataforma de streaming donde está teniendo una recepción fantástica.

Se trata de una de las mayores producciones en la historia de Netflix, con una colaboración entre España, Argentina, Uruguay y Estados Unidos. El reparto es mayormente argentino con excepción de Enzo Vogrincic, actor uruguayo que dio vida a Numa Turcatti. Por cierto un personaje que conmueve profundamente y sensibiliza al público hasta un límite que estremece el alma.

Enzo Vogrincic como Numa Turcatti, quien relata la pelicula, uno de los grandes aciertos del film -Netflix-

Para dimensionar la importancia del trabajo de Bayona y justificar el AGRADECIMIENTO por haber traído a la pantalla la alucinante historia de supervivencia donde se puso a prueba a los actores a un límite físico y emocional de tal envergadura, ayuda en la narrativa para medir de alguna manera hasta donde puede resistir un ser humano una situación de la cual es absolutamente imposible salir con vida.

De hecho, de los 45 pasajeros solo quedaron 16, pero en realidad y como dijo Nando en una de sus habituales conferencias alrededor del mundo: “Yo no debería estar aquí con ustedes, debería estar enterrado en un glaciar hace 50 años”.

Credito: Netflix

Un logro generacional

Antes de entrar en cualquier análisis o debatir si cual libro es más realista o efectivo, cabe la necesidad de situarse en los años en que aparecieron estas obras literarias para “mapear” generacionalmente la razón por la cual el trabajo de Bayona es una monumental pieza de arte y una necesidad a la hora de verla una y otra vez.

Viven de Piers Paul Read fue publicado en 1975 y la versión homónima hollywoodense de Frank Marshall es de 1993; mientras que La sociedad de la nieve de Pablo Vierci es de 2008, con el correspondiente estreno de la película homónima en 2023, respectivamente. Con esto se puede visualizar la línea generacional entre ambas versiones y como la obra –tanto de Vierci como de Bayona– han enamorado al difícil y muy heterogéneo público millennial.

“La película está funcionando muy bien con el público joven ya que eran chavales con un promedio de 22 años de edad. Es una historia que el público actual no conocía y les sorprende”, dijo Bayona en un podcast.

Además “Jota” realizó un trabajo de tal nivel de detalle que logra ser absolutamente “inmersivo” –palabra utilizada por él mismo– en lo que hace a meterse en ese fuselaje y transmitir mediante las expresiones en las caras de los actores el sufrimiento, ya que todo el casting tuvo que someterse a dietas estrictas y de esa manera agregarle la semiótica necesaria en esos rostros cada vez más esqueléticos.

Pero sin dudas lo que más destaca de la consecución de semejante obra maestra es haber logrado “cerrar la grieta entre los sobrevivientes y las familias de los que no regresaron”, tal como apuntó Parrado en una entrevista con el periodista Matías Martin.

“Para mí era muy importante y para ellos era muy importante. No solo con los supervivientes sino también con la familia de los fallecidos hicimos un trabajo muy serio, de acercarnos a ellos, con mucha delicadeza, contarles el proyecto; desde que lugar estaba contado el proyecto y que era una historia que iba a intentar poner a todo el mundo a la misma altura. El sacrificio que hicieron los muertos, que sin ellos no hubieran regresado. Lo que mejor ha funcionado de cara a todos ellos es que les hemos dado la oportunidad a los vivos de darle voz a los muertos”, explica el director también de Lo imposible y Jurassick word.

Otro de los factores que elevan la película a un punto difícil de igual con respecto a las versiones que se hicieron pretéritamente (Viven de 1993 y Supervivientes de los Andes de 1976). Más allá de que las técnicas con las que cuentan los cineastas hoy en día las cuales son más avanzadas, es el hecho de que si bien la mayoría de las escenas se filmaron en Sierra nevada –España–  el equipo de producción se trasladó al lugar donde sucedió el accidente y obtuvo imágenes mucho más precisas.

Por ello es que La Sociedad de la nieve cuenta con uno de los mejores trabajos de fotografía del año a cargo de Pedro Luque, quien se inspiró en las fotografías reales tomadas por los sobrevivientes del accidente del vuelo 571. Luque quería crear una fotografía que fuera realista y conmovedora, que capturara la belleza y el peligro de los Andes. Para ello utilizó una combinación de cámaras digitales y analógicas. También utilizó una variedad de lentes para crear diferentes efectos visuales.

“Jota” a mitad del rodaje -Netflix-

El gran acierto

“Las leyes de la montaña no se aplican en la tierra”, dijo Nando y es una forma de puntualizar en los méritos de la película basada en el libro de Biersi, ya que tras 50 años los espectadores de todo el mundo al fin tomaron una real dimensión de que aquello no solo fue un milagro; es que la ciencia sigue sin poder explicar cómo pudieron salir de ahí con vida, los 16 que quedaron.

Esto no solo se logra con entrevistas interminables a los involucrados y sus familiares, se necesita la técnica necesaria como por ejemplo la amplitud de la pantalla para mostrar la majestuosidad de la “montaña”, que por cierto es uno de los personajes que Bayona ha logrado meter en la línea argumental, que dicho sea de paso aprovechó su experiencia en el Cine de Terror. “Jota” logra introducir al monstruo que viene por ellos mientras descansan dentro del fuselaje y una noche “asesina” a ocho sobrevivientes con una avalancha letal.

En líneas generales Bayona ha logrado dirigir una de las mejores películas del año. Valió la pena casi una década que le tomó realizarlo, con todas las dificultades que se presentan a realizadores de habla hispana. Por citar uno, existe un presupuesto limitado para películas en español, y que pudiéramos ver a un Nando con tonada porteña por ejemplo y no a un gringo hablando en inglés como Ethan Hawke, era una asignatura pendiente que tenía entre muchas que a Dios gracias se lograron largamente.