Jean-Pascal Zadi hace temblar el reinado de Omar Sy en el universo de la comedia francesa tras el estreno de “Presidente por accidente” en Netflix, disponible desde el 20 de enero en la popular plataforma de streaming. Creada por Jean-Pascal Zadi y François Uzan, con seis episodios no solo logra la comedia en gran forma sino que también lo hace con la acida crítica social hacia sus políticos. Imagen: Netflix  

Jean-Pascal Zadi puede que sea un desconocido para el público internacional pero en Francia tiene una carrera como director, productor y rapero, lo que lo llevó a protagonizar la sorprendente comedia “Presidente por accidente” o “En Place”.

“El líder de un centro juvenil de París se convierte en candidato de las elecciones presidenciales. ¿Será que Francia está lista para un presidente negro?”, señala la reseña en Netflix pero a lo largo de seis episodios lo que en realidad manifiesta es una acida crítica social y un ataque directo a los líderes políticos y sus desvencijadas campañas.

Tampoco se salvan las feministas a quienes los creadores de la serie –Jean-Pascal Zadi y François Uzan– las ubican en un lugar tan absurdo con sus pañuelos verdes y su fanatismo por el medio ambiente, que da vergüenza ajena ver a la candidata que rivaliza contra Stéphane Blé, el personaje interpretado por Zadi, quien también es productor de la serie.

Aunque el verdadero mérito de la serie es que ubica justo “en el lugar” –verdadero título– a un hombre común y de raza morena justo frente al aspirante a la presidencia Éric Andréï, en medio de un paseo proselitista por los barrios de clase baja con la clara intención de capturar votos a como dé lugar. Stéphane sale del centro juvenil de París donde trabaja con jóvenes con conflictos sociales, y cruza delante de las cámaras y celulares grabando para las redes, al candidato donde le da una auténtica lección republicana y social.

Tras ese encuentro que explota en las redes sociales, se ubica en la palestra pública y se presenta de mala gana a las elecciones, obligado casi por las circunstancias pero con un numero en las encuestas que lo posicionan cerca de la candidata feminista que en ese momento cierra la “tabla de posiciones” en el último lugar.

La crítica social estalla en la serie cuando en medio de las situaciones de comedia afloran los contrastes sociales en una Francia que resulta tener un candidato tan corrupto que no parece tener límites a la hora de obtener votos. Cualquier parecido con los políticos argentinos es pura casualidad.

Hasta eso el popular candidato Stéphane Blé comenzará a subir en las encuestas a pesar de las terribles dificultades y trampas desleales a las que sus rivales lo someten; mientras se suceden escenas de antología como la del debate televisivo, donde parece ser que la capacidad de asombro no se agota jamás.

Además de los recursos visuales tales como cámaras super lentas, imágenes congeladas que dan la sensación de estética de falso documental mostrando fotos incomodas la mayoría de las veces y sobre todo la simbiosis que causa el impacto de las redes sociales al mejor estilo “No miren arriba” de Adam McKay, redondean una memorable critica en forma de comedia.

Cabe recordar que François Uzan también es el creador de la conocida serie francesa Lupin, y Jean-Pascal Zadi, creador de ficciones como Craignos y Todo negro.

Publicidad