Según consignan en su sitio web aseguran que “se produjo la declaración de una persona que solicitó hacerlo bajo identidad reservada por sentir temor a futuras represalias”.  Salas fue asesinada en su casa el 27 de enero de 2017 y tras un juicio realizado contra Cajal y Vargas, quienes resultaron absueltos, la investigación se reinició con la detención de los hermanos Saavedra, entre los cuales estaría el autor material del crimen.

Tras anunciar con bombos y platillos en una atípica conferencia de prensa desde la Procuración general –un sábado a la siesta– que se había procedido a la detención de los hermanos Saavedra, la fiscalía que investiga el hecho ahora anuncia que tiene un testigo sorpresa y de identidad reservada.

Según el último parte “señalaron que en relación a la recepción de testimonios, se produjo la declaración de una persona que solicitó hacerlo bajo identidad reservada por sentir temor a futuras represalias. Esta persona manifestó conocer que los familiares y allegados de los acusados, sabían que tanto el identikit, los datos sobre los vehículos mencionados en la investigación, como las fotografías dadas a conocer en diciembre de 2017, se vinculaban con la apariencia de uno de los imputados y con bienes de la familia de los mismos”.

Desestimando a la defensa y una ex novia que dice reconocer una silueta

Dos elementos se vislumbran en la nueva investigación con el desarrollo de las novedades. El primero es desestimar de plano –hasta aquí– lo que la defensa a cargo del experimentado Marcelo Arancibia plantea como estrategia, por lo menos en la etapa de la IPP.

Desde la fiscalía se toman muy livianamente lo que la defensa técnica aportó hasta ahora. “En relación a la recepción de testimonios aportados por la defensa técnica de los acusados, no se produjo la contribución de información de relevancia para la investigación ya que estos dichos, aluden a circunstancias previas y posteriores al hecho y algunos son ambiguos e imprecisos ante las preguntas aclaratorias concretas formuladas sobre la información brindada”.

En cuanto a la supuesta ex novia que arrimó a la causa una declaración donde dice “haber mantenido una relación de pareja con uno de los acusados, quien en el mismo acto aportó datos de su teléfono celular, incurriendo en numerosas contradicciones y reconoció en las fotografías exhibidas, una silueta similar a la de quien fuera su novio y en la mascota que carga en brazos, a una similar en raza y color a la que tenía la pareja”.

Publicidad