¿Caso resuelto o “perejiles otra vez? Una investigación prometedora que parece encaminarse hacia la verdad sustentada por muestras de ADN. Sin embargo el defensor de los imputados es el histórico y experimentado Marcelo Arancibia, quien ha liberado a dos personas injustamente culpadas. ¿Será este el tercer perejil llevado a juicio o realmente el Chino Saavedra mató a Jimena Salas aquel fatídico 27 de enero de 2017?
GENTILEZA AGENDA ABIERTA – DANI GUTIERREZ

¿Coincidís en que es el peor crimen en la historia policial de Salta?

No, el peor crimen es el de las francesas. Que para peor quedó con final abierto porque en ese caso hay una persona que para mí es inocente. Hay que esperar que diga la Corte Suprema y por eso se va a comer un año más ahí dentro; pero lo que sucedió en el crimen de las francesas no condice con el hecho de que haya sido una sola persona. Es decir, estos dos –Vera y Lasi– es muy dudoso, pero ya lo resolverá la Justicia.

Este crimen de Jimena Salas es muy cinematográfico porque pasaron cinco años de que no sabíamos nada. El probable autor… resguardemos el tema del principio de inocencia también porque tenemos una palabrita que molesta que es “perejiles”. Que la usé un par de veces haciendo mis notas pero lamentablemente hay que usarla porque tenemos el antecedente de Santos Clemente Vera, tenemos el antecedente de Sergio Vargas en este caso.

¿Sergio Vargas quien era? ¿El vendedor?

El vendedor ambulante que iba pasando por ahí que sale en la cámara de un patrullero y se come tres años de cárcel y no había hecho nada. No tiene nada que ver y lo del marido tampoco no tiene nada que ver. Y hubo una exposición pública humillante a chicas que habían tenido una aventura con él en la casa de electrodomésticos. Llevaron a dos o tres chicas ahí que habían tenido unas aventuras con él y que no tenían nada que ver con el juicio, es decir con la muerte en sí.

De no tener nada a tener tres detenidos ¿Dónde estuvo la clave porque llegaron a donde llegaron? Un teléfono roto, una foto de un perrito y un llavero de Gimnasia…

De los dos errores que comete el asesino. El teléfono fue clave. El teléfono en realidad es un chip de silicio, lo que nosotros hacemos está en “la nube”, en un servidor. El primer error que habría cometido el probable autor es sacar la foto. Resulta que justo la desgraciada casualidad de que ella era proteccionista. Hay grupos de Facebook con animalitos perdidos, entonces llegan con el verso del perrito y ella le toma la fotografía con su teléfono. Esa fotografía va a un grupo de animales. Una vez que sacaste la foto, esta va al servidor. Ese es el primer error que comente.

Pero no se le ve la cara, se ve el torso y los brazos…

No se le ve la cara. Pero cuatro días antes hace la misma maniobra en la casa de una docente, vecina del barrio con características medio parecidas a las de Jimena Salas, pero esta docente se había ido al Calafate y le había dejado al cuidado de la casa a una amiga y a la madre de esta. Entonces cuando llegan estos con el perrito y todo ese actin; sale la madre, pregunta que estaba pasando y se van.

Pero quedó la foto, la misma foto, las mismas características. Cuatro días después lo hacen en la casa de Jimena Salas. Aquí viene el segundo error de quien habría cometido el crimen. No estoy diciendo con esto de que el autor sea el que está detenido; estamos hablando en un potencial con una persona X que hizo tal cosa. Lo que tratamos de explicar es el tema de la mecánica del crimen.

El primer dato que recibo es de Miralpeix, quien es el primero en entrar a la escena del crimen, nos cuenta a mí y a Nico Fernández que una de las niñas tenía una mancha de sangre en la cara. Es decir una de las hijas que el otro había llevado al baño.

Entrada no forzada, primer dato a tener en cuenta. Estaba el candado colgado de la tela de alambra de afuera, el portón abierto. Ella ingresa a la casa y los dos entran por atrás. Uno lleva a las chiquitas al baño y supuestamente el autor material, al parecer ella en un momento se da vuelta y lo ve. Calculo que habrán habido insultos en una reacción de ella ante una situación muy violenta y muy tensa porque claro, que te ves en tu propiedad con un tipo adentro.

Al parecer ella agarró un cuchillo y lo lastimó. No sé dónde le asesta la puñalada, creo que en la mano y ahí comienza el goteo que está por todas partes de la casa. Lo que sucede es que se ve agredido por ella entonces ahí viene la saña. Tenés dos elementos: entrada no forzada y saña.

Se decía por entonces: “la conocía, no se llevaron nada, robo no debe ser”. Entonces se empiezan a tejer algunas dudas…

…Y se empiezan a confundir. Porque entrada no forzada más saña te puede llevar a lo que antes se le decía “crimen pasional”, término que ya no se usa. Se confundieron creo, los investigadores de la línea anterior y se fueron por ahí.

¿Para vos fue un intento de robo que en este caso se termina transformando en una agresión de la víctima por defenderse?

Decías recién que no se llevaron nada: no sabemos si no se llevaron nada. Eso está en investigación. Luego ellos recorren toda la casa.

En cuanto a la escena no es muy sangrienta y no hay mucho desorden. Hay una silla que esta volteada, hay una notebook que esta sobre la mesada, no hay un gran desorden. Ella esta boca abajo a un costado pero no es una cosa “gore” como se le dice en el cine.

¿Con lo cual las muestras de sangre puede ser de alguien que se estuviera desplazando?

Justamente el autor que ya está lastimado comienza a dar vueltas por la casa a buscar algo de valor, porque si no se llevaban la notebook. Estos comenzaron a buscar en unos alhajeros y a buscar plata. No sé si se habrán llevado algo, habría que preguntarles a los fiscales.

En el juicio el viudo declaró que no tenía sumas millonarias…

No. Hicieron una pericia con los perros, dicen que eso perros detectan dinero y/o droga. Dicen que una de las dos cosas habrían. Él dice que sacó un PROCREAR y que el dinero lo puso ahí. Lo del marido para mi es descabellado.

¿Cuál fue el segundo error?

Si vas a entrar a una casa a robar no podes mandarte semejante acto de bestialidad de matar a una mujer solo por entrar a robar, de última la hubiera anulado. Pero esta por enfrentar 35 años de prisión.

Supuestamente cuando salen a la ruta, rompen el teléfono contra el piso. Luego recuperan la información con un software europeo y de allí aparece esa foto que es clave. Ahora, me cuesta creer lo del llavero pero también es otro error.

Entrevistaste a un sacerdote franciscano que vino a Salta y que te decía que él no fue. Estaba dispuesto a poner las manos en el fuego por “el Chino”.

Ese día fui a hablar con Marcelo Arancibia para preguntarle de los tres que ya estaban detenidos. Cuando salgo del GAP estaba la madre allí despotricando contra la prensa, y allí estaba el franciscano. Para mí el franciscano se comió el verso, pobre no tiene la culpa. Sigamos poniéndolo en potencial, falta que termine la investigación, falta el juicio.

¿Faltan más detenidos?

Esta el que llevó a las chiquitas al baño y supuestamente el otro que estaba en el auto afuera. Más no pueden ser. Según los fiscales ahora aparecieron unas imágenes del auto negro en ese horario por ese lugar.

Pero estos fiscales no van a ir a juicio así nomas, tienen un montón de pruebas más. No van a ir con el ADN solo. Al parecer encontraron cosas en los allanamientos. De todos modos lo del ADN es irrefutable.

Aun con todo eso con Arancibia nunca se sabe, sabes la habilidad que tiene Marcelo a la hora de sembrarte las dudas. De todos modos Marcelo hará su trabajo como corresponde; como Pedro Arancibia hizo el suyo y los fiscales también tienen gente muy valiosa.

¿En tu opinión está más cerca de resolverse?

Ya está resuelto, queda el tema de los cómplices pero mi ya está resuelto.

¿Cuál es la moraleja de toda esta historia?

Lamentablemente se equivocaron los investigadores anteriores con estos dos elementos que te decía antes: entrada no forzada más saña te llevan a pensar en que tiene algo que ver la pareja, porque además al primero que se investiga es la pareja. Las primeras 72 horas hay que tratar de descartar a la pareja.

Publicidad