Con goles de Saleh Khalid Mohammed Al Shehri (47′) y Salem Mohammed Shafi Al Dawsari (52′), la selección de Arabia Saudita le asestó un golpe mortal a la Argentina. Messi había anotado a los 9 minutos. Foto: Natacha Pisarenko – AP

Existen los milagros en el futbol y este es uno. Aunque también podría tildárselo de papelón histórico, ya que un país sin ningún historial futbolístico le ganó al favorito absoluto del torneo en un mundial atípico.

El exceso de confianza, el falso patriotismo y las enormes expectativas puestas en un equipo que jamás le encontró la vuelta al juego en los últimos años, llega al mundial de Qatar como uno de los grandes candidatos y resulta que no puede ganarle ni a Arabia saudita.

Chocó la “Scaloneta”

Un equipo timorato, sin juego, sin espíritu y sin hambre de gloria transitó un partido que era perfectamente lógico. Todo un plantel “messidependiente” aguardando que el capitán argentino a lo Maradona haga algo; pero Messi no es Maradona y Argentina no tiene “el ojo del tigre”.

Solo se trata de 22 millonarios obligados a jugar un mundial, por contrato, que lógicamente hacen este papelón en el partido inaugural y que no debería sorprender.

Ahora aguarda México y el mundial de Qatar podría convertirse en la peor pesadilla en caso de que los aztecas tengan la suficiente inteligencia como para plantearle un partido desfavorable a los de Lionel Scaloni. “Perdimos el partido por errores nuestros y ahora nos quedan dos finales”, dijo Lautaro Martínez.

Publicidad