Lo dijo el doctor Pedro Arancibia, abogado de Nicolás Cajal en dialogo con MUY CRITICO en el marco de la investigación que se sigue por el asesinato de la señora Jimena Salas el 27 de enero de 2017 en el interior de su casa en Vaqueros. El letrado está constituido como querellante en la causa que por ahora tiene como principal sospechoso y detenido a Javier Saavedra.

MUY CRÍTICO ¿Cuál es su opinión de este nuevo giro que ha tomado la investigación en el caso de Jimena Salas, está de acuerdo con lo que plantea la Procuración y los fiscales?

Estamos muy expectantes. Parecen ser indicios y noticias que son alentadoras, y no parecen ser, solamente. Nosotros estamos constituidos como querellantes y tenemos acceso a la misma y desde ya que hay pruebas y hay información muy importante que nos permite de alguna manera ilusionarnos con el esclarecimiento de la causa que ustedes saben que tuvo unos ribetes muy problemáticos.

Fueron muchos años de incertidumbre muy complejas y hoy ya tenemos a una persona detenida con un ADN positivo; con otra prueba que había antes que se haga el ADN que realmente lo complica y lo involucra en el acometimiento del crimen. Así que desde ya que venimos siguiendo con mucha cautela, con mucha prudencia porque también hay que ser respetuosos del principio de inocencia.

Ustedes saben –cómo periodistas– que también hay que ser muy cauto. Nosotros lo vivimos en carne propia con mi defendido, el señor Nicolás Cajal, de quien  se dijeron muchísimas cosas y que luego fue absuelto finalmente; y que hoy con todo este nuevo rebrote de la investigación lo coloca totalmente fuera de cualquier tipo de sospechas.

Pero más allá de eso digo que hay que ser muy cuidadoso, muy respetuoso de la defensa. El papel que asumen también. Pero para nosotros como querellantes hay pruebas muy importantes que implican como autor del crimen a este señor, Nicolás Javier Saavedra.

MC ¿Sería una reivindicación para su defendido este giro de la investigación, por supuesto no hay nada definido pero el señor Cajal siente que hay una reivindicación en lo que él no tuvo nada que ver con el caso?  

–Siempre lo sintió así, que no tuvo nada que ver con el caso. Lo que pasa es que para el resto de la sociedad, ustedes saben cómo se mancilló su nombre. Socialmente la estigmatización que sufrió. Por más que judicialmente se haya logrado desvincularlo y despejarlo de toda sospecha, eso se mantiene.

Entonces, primero en la memoria de Jimena este crimen merece ser resuelto y en la memoria de su hija, que merece justicia y por supuesto algo de alivio le va a traer a la memoria de Nicolás Cajal. Seguramente va a tener múltiples factores positivos en cuanto al esclarecimiento y para la sociedad salteña también.

Todos sabemos que está muy desprestigiado el sistema judicial, que hay muchos crímenes impunes, que hay una sensación de inseguridad. Creo que este tipo de esclarecimiento, en el sentido en el que se viene dando –si se sigue en esta marcha– creo que va a ser muy bueno, muy positivo para recuperar un poco la sensación de que los crímenes en Salta se resuelven.

SEBASTIAN CARDOSO –Uno de los perfiles genéticos dio positivo con Javier Saavedra; hay otro perfil que es H2 y que ahora se estarían realizando más cotejos de ADN. ¿Qué nos puede contar al respecto?

Esa es una de las pruebas, desde el punto de vista científico, es de una altísima probabilidad; desde el punto de vista jurídico es un indicio cualificado que requiere de ser complementado con otra prueba pero por las instancias de la investigación no cabe duda que estamos hablando de una prueba importantísima y tal vez en algún caso impensada, porque no se encontraba a la persona con la cual cotejar.

Finalmente se llegó a través de otro tipo de evidencia y la última prueba que fue como que –como decir– la que terminó de confirmar la sospecha sobre esta persona, fue el ADN y le dio en un 100% la coincidencia con el electroferograma que se había levantado en su momento con el que se pudo cotejar actualmente.

Así que por supuesto que está establecida la posibilidad de un “Hombre 2”, hay un perfil genético puro, que se levantó de la escena del crimen en su momento y es por eso que se está buscando parentesco de primos, de tíos, sobrinos, con el que ya dio positivo.

Nosotros sabíamos que si daba uno positivo y los otros dos detenidos iban a dar negativos porque eran hermanos del principal sospechoso. Pero era una posibilidad  y sabíamos que eso iba a suceder. Pero primero tenía que dar uno positivo y a partir de ahí se cierra muchísimo el universo de posibilidades, de sospechosos, al vínculo de primos o sobrinos o tíos.

En esa búsqueda está actualmente la fiscalía con el grupo de investigadores, por supuesto que hay medidas que hay que tomar con órdenes judiciales, como allanamientos y detenciones; para poder establecer el vínculo del “Hombre 2”.

SC –¿Desde la querella tienen alguna teoría del caso con estos nuevos sospechosos y detenidos, acerca del móvil del crimen? porque esto se discutió mucho durante todos estos años y se habló del robo frustrado; también de que no se habían llevado nada de la casa y diferentes teorías. ¿Tienen actualmente una teoría del caso?    

Nosotros sostuvimos como la más fuerte el tema del robo por lo que había acontecido unos días antes, con lo de unos vecinos de la zona; a lo que se habría intentado relajar o abordar con esto del “perrito extraviado” para ganarse la confianza de la gente; y que finalmente no se dio en otras personas, por distintas situaciones no se dio y se dio en el caso de Jimena y creemos que esa es la hipótesis más fuerte.

Por supuesto que aquí surge lo que a todos nos llama la atención: ¿porque ir a robar con un arma blanca, con un arma impropia, con un cuchillo, en vez de hacerlo con un arma de fuego que es lo más habitual? ¿Por qué ir a robar y que termine en un desenlace de una manera tan violenta y tan atroz, es decir con tantas cuchilladas? ¿Qué pasó? Es una duda que nosotros tenemos.

Algo pasó evidentemente, hubo una situación que desencadenó esa violencia. Jimena a lo mejor conocía a esta persona, a lo mejor estaba bajo los efectos de estupefacientes, esta persona que la ataca;  a lo mejor es un psicópata que tiene un clic que hace que actúe de esa manera violenta. Son cuestiones que todavía restan desentrañar y que convierten a un modus operandi  en algo atípico, algo que no es lo habitual.

Es decir, que fueron por un robo y que no se llevaron nada; que fueron con cuchillo o que hubo tanta saña, tanta violencia, por supuesto que nos lleva a dudar de muchas cuestiones, pero también hay que tener en cuenta los elementos incorporados en la investigación durante todos estos años y que nosotros siempre sostuvimos sin descartar absolutamente nada que la hipótesis más fuerte es que fueron a robar, que algo salió mal y que produjo ese desenlace.

SC –¿La teoría del maletín, en su momento se habló de que tenía plata, que tenía estupefacientes, quedó ya descartado por la absolución de Cajal o podría volver a surgir ahora?

Para nosotros siempre fue una idea plantada buscando algo que no sé qué es. En la lógica se llama “el sesgo de la confirmación”. Es decir, yo me pongo como objetivo como Procurador, como fiscal, una idea y le busco la vuelta para que esa teoría se instale, ya sea a través de una investigación o la audiencia de un juicio que se llegó definitivamente a la conclusión de que no tenía absolutamente nada que ver ese maletín, con un supuesto dinero que en realidad nunca tuvo; y cuando tuvo fue por una cuestión de guardarlo para el crédito PROCREAR, pero no tuvo absolutamente nada que ver con el hecho. En el día del hecho no había dinero allí.

Son de las tantas cosas que se dijeron y que en algo sirvió la audiencia de juicio fue para visibilizar que había hipótesis planteadas por la fiscalía en su momento que eran totalmente infundadas. Hoy estamos en otro camino, afortunadamente se volvió a la senda de la racionalidad y de la coherencia y creo que fue lo que permitió que este grupo de investigadores, insisto, son quienes tienen el mérito en haber encontrado nuevamente pistas, información importante; trabajando como lo pedíamos hace mucho tiempo, lo que nosotros pedíamos, que era en el terreno, en el campo.

Nuevamente está el archivo y si ustedes se acuerdan, nosotros pedíamos que vuelvan a la senda de la investigación de campo, con los informantes, con los “dateros”, porque efectivamente así fue como surgió esta información, estas sospechas, que luego por supuesto se profundizaron por el uso de la tecnología de una manera más sofisticada pero creo que hay que seguir ahondando en estas líneas.

MC –Consultarle con la responsabilidad del caso acerca de las llamadas telefónicas de su defendido y dentro de ese campo hipotético si habría alguna vinculación entre su defendido y Saavedra…

No hay ninguna vinculación

MC –¿Ustedes ya lo tienen probado, no hay forma?  

Si, mas allá de que lo digamos nosotros, no se conocían, no estaban vinculados por ningún trabajo, por ningún oficio, ni por familia. No hay ningún tipo de vinculación entre Nicolás Cajal y el imputado detenido.

MC –Se utilizaron dos armas blancas o una

Hasta ahora tenemos como que una sola, por el tipo de corte, por el tipo de lesiones que había en el cuerpo de Jimena Salas.

Publicidad