Tras sus desafortunados dichos con respecto a los saqueos, el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) fue insultado a metros de la entrada del órgano del Poder Legislativo por manifestantes

Un momento desagradable sufrió Juan Grabois cuando se dirigía a la puerta de entrada del órgano del Poder Legislativo al ser increpado por un grupo de personas iracundas que le espetaban irse a Cuba tras una cantilena de epítetos e insultos.

“Andáte a Cuba sorete, nos tenés a polenta”, le reclamaban un grupo de probables macristas, o quizás simplemente ciudadanos hartos de la angustiante situación que atraviesa el país.

Por su parte Grabois prefirió no hacer comentarios y solo se limitó a sonreír a la cámara, mientras hacia la ridícula seña de la “V” de la victoria. Habría que preguntarse a que victoria hace alusión el dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), ya que la pobreza e indigencia han trepado a niveles alarmantes y se espera un 90% de inflación para fin de año.

Publicidad