Lo dijo el diputado nacional por Salta, Carlos Zapata, junto a los diputados nacionales, Victoria Villarroel, Alberto Asseff y Francisco Sánchez, visitaron el hospital Miguel Ragone para interiorizarse acerca de la detención/internación del cabo, Julio Flores, quien hace 46 días está de huelga de hambre, solicitando prisión domiciliaria. “Las condiciones en las que vive el cabo Flores se asemejan a una tortura”, señaló el legislador nacional. 

“Fuimos a visitar al cabo, Julio Flores, que está cumpliendo una condena impuesta por la Justicia. Este condenado, el cabo Julio Flores, comenzó hace 46 días una huelga de hambre. Nuestro requerimiento es que se considere que pase a cumplir su condena en su domicilio”.

Durante varias horas, la familia del exmilitar Julio Narciso Flores, que desde hace 45 días cumple una huelga de hambre en una unidad penitenciaria en la provincia de Salta, no tuvo noticias de su paradero. El excabo de la Fuerza Aérea reclama que la Justicia le conceda la prisión domiciliaria y, sin ninguna comunicación previa, fue trasladado sorpresivamente a un hospital neuropsiquiátrico de la capital salteña. La decisión fue cuestionada duramente por su familia, según consigna el diario LA NACIÓN.

El traslado intempestivo se produjo el mismo día en que Flores iba a recibir en su celda del Complejo Penitenciario Federal III de General Güemes, en Salta, a los diputados nacionales Alberto Assef (UNIR), Victoria Villarruel (La Libertad Avanza), Francisco Sánchez (Pro) y Carlos Zapata (Ahora Salta), que viajaron para conocer su situación.

La medida fue ordenada por la jueza María Claudia Morgese Martín, presidenta del Tribunal Oral Federal N° 5 de San Martín, quien en las últimas horas conversó en forma virtual con Débora Flores, una hija del exmilitar que se encuentra en Buenos Aires. “Me dijo que lo llevaron para hacerle unos estudios. Pero no es el lugar adecuado, porque mi papá no está loco”, reveló Débora.

Los diputados Carlos Zapata, Francisco Sánchez, Alberto Asseff y Victoria Villarruel

“La situación que vive el señor Flores realmente ralla en algo que viola los derechos humanos”

Por su parte el diputado Carlos Zapata argumentó que “Milagro Sala tiene ese beneficio, le fue denegado y para que se reconsidere su situación inició una huelga de hambre. La situación que vive el señor Flores realmente ralla en algo que viola los derechos humanos. La jueza de la causa que está en San Martín – Provincia de Buenos Aires – ordenó, ante la eventualidad que nosotros los diputados nacionales lo visitásemos en el penal de Güemes, su traslado al hospital Miguel Ragone, un hospital psiquiátrico”.

“No se trata de un paciente psiquiátrico. Nosotros fuimos a ver en qué estado se encontraba y a interiorizarnos sobre los pormenores de este trámite judicial y hablando con el médico de Guardia, más el asesor letrado del hospital, nos comunicaron que era impropia la derivación impuesta por la jueza, porque no se trata de un paciente psiquiátrico”.

“Se mantiene en su decisión de continuar con la medida, hasta tanto tenga una respuesta judicial. La derivación al hospital Ragone, que todos conocen el estado de abandono que tiene esta administración de la Provincia para con la salud mental de toda Salta, pone un ingrediente más al tormento que está sufriendo este reo: violando la Constitución, que dice que las cárceles serán sanas y limpias, pero no para castigo, sino para rehabilitar al reo”.

“Es decir que, se busca que la reclusión o el encierro no sea tomado como una especie de sanción, que no sea un tormento y que no se constituya una tortura, pero las condiciones en las que vive el cabo Flores, se asemejan a una tortura y viola sus derechos humanos”.

“En el tiempo que estuvimos ahí, el médico y el abogado elevaron el informe al Tribunal, indicando que no es un paciente psiquiátrico, recomendando su derivación inmediata al Hospital Militar, donde sí se va a poder hacer una revisión clínica del paciente. En caso de no hacerlo, esto podría agravar el cuadro clínico del cabo Flores”.

Publicidad