El cofundador de Apple opina que lo sucedido cuando apareció el sistema operativo Windows no fue exactamente “robar”, sino un aprovechamiento de la oportunidad que tuvo el director de Microsoft, “cuando le mostramos el futuro”, según palabras del mismo Woz. ¿El plagio del siglo o un simple oportunismo? El mismo Steve Wozniak lo explica en esta entrevista presentada por History channel

“La imitación es la forma más sincera del halago pero Apple no se sintió alagada cuando Microsoft introdujo su plataforma Windows  para PC”, dice el informe presentado por el canal History. Resulta que Windows imitaba, algunos dicen que robó la interfaz gráfica, descargó menús y todo lo que Apple había popularizado.

“Existe la idea de que Bill Gates vino a Apple, copió el aspecto gráfico y el uso que después condujeron a Windows. Porque cualquiera una vez visto no hay que verlo durante mucho tiempo, bueno ya sabes, este es el futuro y una vez que cruzas la puerta ya no hay vuelta atrás. La verdadera historia es que nosotros necesitábamos software y Gates tenía una empresa –Microsoft– que escribía software, así que tuvimos que enseñarle una computadora Apple y darle copias para que lo escribiera”, explica Woz.

Pero claro que el socio de Steve Jobs en su rol de creador de los códigos de programación que hasta hoy en día el gigante de la informática aun utiliza, debió morderse el orgullo y reconocer la capacidad de Gates para estar en el momento justo y en el lugar indicado.

“No había otra manera y no lo llamaría robar exactamente. Es como ser un oportunista y buscar en los lugares apropiados, y negociar la manera como lo quieres. Incluso cuando otro lo inventó primero, es difícil llamarlo robar”, detalló.

“Teníamos un vecino muy conveniente en Palo Alto”

Cuando un Steve Jobs enfurecido le recriminó el “plagio” a Bill Gates y lo amenazó con iniciar acciones legales por violar derechos de autor, el fundador de Microsoft le recordó lo sucedido en los laboratorios de Xerox PARC en Palo Alto.

Allí le mostraron a Jobs el modelo con el que esa empresa había presentado la Xerox Alto, una revolucionaria computadora personal con teclado, mouse y ventanas emergentes con menús. Pero resultó que aquella maquina costaba 18 mil dólares y nadie entendía que uso podría darle, por ello fue un fracaso. Justamente el momento “eureka” fue ese, ya que Jobs vio esa tecnología y le agregó lo más importante: la publicidad.

Al final la historia es conocida en todo el mundo, gracias a las ventas de Windows, Gates se convirtió en el hombre más rico del mundo a principio de los 90 y Jobs fue echado de su propia empresa, ya que las ventas de su Macintosh se vieron invadidas por la cuota de mercado de las PC de IBM, las cuales contaban con el sistema operativo de Microsoft.

Pero Steve Jobs no estaba derrotado y en su vuelta a Apple después de fusionar Next, decide una jugada impensada para sacar a su compañía del fondo del abismo.

Le propone un trato al mismo Bill, con el compromiso de retirar todos los procedimientos judiciales y de esa manera quitarle el lastre de las acusaciones de monopolio de las que Gates era acusado por el gobierno de su país; a cambio de un jugoso cheque por 150 millones de dólares; más todo el software gratis para sus nuevas computadoras que iban a salir al mercado: las i-Mac.

¿El resultado? Un éxito mundial, ya que las i-Mac se vendieron como rosquillas y anunciaban la era de Internet. Sin disco, sin torre, con un puerto USB, memoria y una caparazón translucida solo en su monitor, devolvió a la compañía Apple el lugar perdido.

Lo demás ya es historia: el iPod, el iPad, hasta el iPhone, el cual cambió al mundo para luego saltar a una serie de productos inteligentes que van desde el Apple TV al Apple Watch; además del software que alimenta a toda una gama de dispositivos y productos remotos en la red mundial. Al día de hoy Apple Inc. está considerada la empresa más valiosa del mundo.

Publicidad