“La excusa es la mentira más elegante”, dijo el papá de Lujan en dialogo exclusivo con MUY CRITICO con respecto al apartamiento del fiscal de la causa. “Él menciona amenazas, algo muy poco profesional. Táctico de una persona cobarde hablar de una familia dolida que amenaza”. Por su parte, Ramos Ossorio, quien fue duramente criticado por Gustavo Peñalva como alguien que solo miraba sus teléfonos celulares durante la audiencia, explicó que está de turno del GAP del 1 al 10 de cada mes. “Esto implica evacuar las consultas por cada muerte ocurrida en Capital, de forma telefónica”.

El episodio en el que se cruzaron Gustavo Peñalva y el fiscal Ramiro Ramos Ossorio durante una audiencia realizada el día 5 de noviembre con un testigo de identidad reservada en la causa de Luján Peñalva y Yanina Nüesch, tuvo como desencadenante la salida del funcionario del Ministerio Publico Fiscal.

Ambos fueron consultados por MUY CRITICO con respecto a lo sucedido apenas se conoció la novedad emitida desde el MPF, donde se consignó la salida de Ramos Ossorio. “Estoy de turno del GAP del 1 al 10 de cada mes, esto implica evacuar las consultas por cada muerte ocurrida en Capital, telefónicamente. Tengo que contestar las consultas telefónicas todo el día, mañana tarde y noche”, relató Ramos Ossorio.

Además brindó una primicia en el caso del turista francés Mathieu Martin. “El lunes 9 de noviembre comienza otro juicio que me toca actuar y estamos con la novedad de que Froilan Cuevas –uno de los imputados– dio positivo para COVID. Y yo tengo que coordinar para traer a 36 testigos desde Iruya que son mi responsabilidad”, relató.

No fue una semana fácil para el fiscal. En los últimos días Ramos Ossorio fue duramente criticado por algunos medios que lo pusieron en el centro de la escena por haber pedido 9 años de prisión para “Betty” Saravia, quien asesinó a su marido, brindó 11 versiones diferentes en el juicio y fue absuelta por el beneficio de la duda.

“Tengo 16 condenas por femicidio y 35 por tentativa de femicidio; 15 perpetuas por Femicidio directo, indirecto, transversal y travesticidio. Evidentemente tengo perspectiva de género”, enfatizó al respecto, además de haber logrado la condena de Mario Condori y la detención de Gimena Núñez en el juicio por el homicidio de Cintia Fernández.

En tanto Gustavo Peñalva brindó una entrevista donde relató pormenorizadamente que fue lo que sucedió el día de la audiencia y el cruce con Ramos Ossorio.

¿Nos podrías contar que es lo que pasó con el fiscal Ramiro Ramos Ossorio?

Él esta excusado. El MPF sacó en su boletín de que inclusive él menciona amenazas y todo lo demás que me parece algo muy poco profesional, muy poco sensible. Táctico de una persona cobarde hablar de una familia dolida que amenazan.

Esto ocurre en todas partes. Inclusive si hubiese amenazas él tiene demasiados casos; si hubiese amenazas él tiene que documentar las amenazas. No puede señalar a una familia porque se le ocurra, porque hayamos tenido un entuerto, una discusión en un testimonio.

Yo mucho del testimonio no voy a hablar porque amerita reserva. Voy a hablar por la situación de la que él se excusa. Y la excusa –yo siempre lo dije en algún otro medio– es la mentira más elegante. Este señor está acostumbrado a eso. Nos mintió.

Fue una persona demasiado “doble cara” en la causa nuestra. Nos semblanteó, nunca conoció el expediente y la verdad que fue lo mejor que nos podía ocurrir a nosotros es que no esté en la causa. La verdad que no me molestó en lo más mínimo que se retire.

¿Qué pasó durante la declaración, puntualmente el cruce que tuviste con él, si podes contarnos eso?

El doctor Ramos Ossorio nos ninguneó en todas las situaciones desde el principio. Lo que te quiero decir es que él nos ninguneó siempre en la causa. La vez pasado llevamos un testimonio y se la pasó con el celular; y hoy nuevamente incurre en esto cuando el dolor mío es de ocho años.

Una persona que decidió declarar, que tiene remordimiento por otros ocho años, temor y todo lo demás. No quiero hablar más. Lo que te quiero decir es que la persona esta –Ramos Ossorio– se pasó con el celular todo el tiempo y prácticamente dándonos la espalda a nosotros. Tal situación me llevó a reclamar a ponerlo en su función; entonces le molestó mucho. Eso es propio de una persona que está “direccionada” para no gestionar como tiene que gestionar la causa.

¿Podrías contarnos quien es el testigo o no se puede saber?       

No, imposible. Creo que te di algunos datos. Es algo importante y seguimos con diligencias que se tienen que hacer y bueno hay que esperar un poquito a que con el tiempo capaz que podamos hablar un poco más. Sea la situación que sea él no tiene por qué estar con el teléfono todo el tiempo.

¿Qué sucedió puntalmente en el acto judicial, estando presentes todas las partes?

Yo le observé porque él estaba sin atención –ninguna– a un acto tan importante donde es una falta de respeto hacia la querella, hacia la juez, hacia todos. Ante una sociedad salteña que espera saber la verdad. Entonces me pareció un acto cobarde de una persona inescrupulosa, de una persona que ya nos venía golpeado por los medios.

La vez pasada fue al diario El Tribuno a aseverar términos que no debería haberse manifestado, diciendo que habían estudiado todo y que las chicas coincidían en un “doble suicidio”. Las volvió a matar a Lujan y a Yanina en aquel momento; que esta persona me ningunee así… vos sabés que yo no tengo mala conducta. Vos personalmente me conoces, todo el mundo me conoce, vos sabes como soy. Tengo errores como cualquier ser humano pero te digo que soy incapaz de interrumpir o faltarle el respeto a alguien y amenazar como en este caso sale a decir él y manifestarse en el boletín del MPF, cuando él no tiene documentación para señalar a alguien que lo amenazó.

Además, yo te voy a decir una cosa, los fiscales y los jueces viven siendo amenazados. Es parte de su función. Él se hizo cargo de esto y no está cumpliendo la función. Quiere ser una figurita importante dentro de la justicia salteña y está siendo una persona bochornosa e inútil para mi gusto.

¿Ustedes tienen conocimiento de quien va a venir ahora, les comunicó algo el abogado de tu familia o esto quedó en stand by?

Está en stand by. El doctor Pablo Rivero está todavía en la causa, lo que es la dupla con Ramos Ossorio; pero el que venga yo le pido que sea genuino con nosotros. Que sean sensibles con la sociedad salteña que está cansada de esto, que está triste por esto, queremos llegar al final. Debemos meter preso a los criminales, a eso quiero que llegue un fiscal. No sé cuántas familias hicieron lo que nosotros hicimos. Hemos investigado por ellos, cuando ellos están cobrando para hacer eso.

Te consulto lo de las prendas ¿porque la jueza no libera las prendas de ropa de las chicas?

Nosotros hemos llegado a no a bajar los brazos con ese tema porque estamos pensando siempre en enviar aunque no sea legalmente incorporado un informe que venga con ADN de EE. UU., no lo vamos a dejar sin hacer.

Vamos a agotar todos los recursos, porque el Ministerio de la Nación se presentó ofreciendo todo un laboratorio que hay en Argentina, los mejores para analizar. Sabemos perfectamente que la categoría de las maquinas que hay en USA para este trámite no las hay acá.

Pero vamos a hacer otras diligencias y aquí está el pantalón con sangre de Lujan, queremos saber que químicos hay ahí. Hay un montón de cosas, está el ADN en el buzo de Yanina con ADN de un masculino. Este fiscal justamente nos prometió ayudar a enviar las prendas a EE. UU.

Nos prometió hacer el hisopado comparativo de, quien es el ADN del masculino de quien es la mancha de sangre en el buzo de Yanina. No hizo nada porque no conoce la causa. Y tiene la peor dirección que puede tener para hacer las cosas porque sigue “metiendo la pata”. Sigue cayendo en picada porque yo no le veo que resuelva los casos inmediatamente o que los resuelva profesionalmente.

Resolverlo es “cerrarlo y decir que es un suicidio”. Ir al diario El Tribuno y decir: “Ya hemos agotado todas las instancias, esto fue un doble suicidio”, faltándole el respeto a la jueza y faltándole el respeto a la familia.

¿No es la jueza quien tiene que autorizar el envío de las prendas? ¿No depende de Ramos Ossorio sino de la jueza?

Claro, está bien, pero una persona que promete. Yo sé que es una gestión que la debe cumplir y realizar la jueza y tiene la última palabra pero en aquel momento él nos dijo que nos iba a “acompañar” y nunca nos acompañó. Es decir, nunca fue a sentarse y a hablar con la jueza. ¿Porque no lo hacemos? Pueden preguntarse; porque no tiene validez jurisdiccional pero la familia quiere saber quiénes son los asesinos y lo vamos a saber porque algún día vamos a llevar las prendas –así no tengan validez– la vamos a llevar porque acá no existe un laboratorio que haga ese trabajo.

Pienso que la jueza por alguna razón está tomándose el tiempo que para nosotros es mucho, porque tenemos una agonía de 8 años. No es lo mismo ellos mirando el expediente que nosotros sufriendo el dolor. Por eso nosotros siempre estamos ansiosos de que nos den la salida de las prendas.

Ahora mediante el trámite que está haciendo el Ministerio de la Nación creo que vamos a agotar primer el recurso y de ahí vamos a exigir las prendas a EE. UU. Las quieran mandar la justicia o no. Las sacaremos y las enviaremos por cuenta propia. No nos vamos a quedar con nada por hacer.

Nosotros la vez pasada habíamos dicho que no queremos más medios, pero surge algo importante y no podés dejarlo pasar. Volvés al rodeo, volvés al dolor y a hablar todos los días de lo mismo. Como estamos haciendo ahora. Pero yo agradezco de que esté gente interesada en nosotros y saber cuál fue la conducta bochornosa del fiscal por renunciar a la causa ¿Por qué renunció? Porque se ve acorralado. Está viendo que esto ya no es un suicidio.

Publicidad