El fiscal penal Torres Rubelt decidió agravar la acusación contra uno de los imputados por el homicidio de Rosa Sulca, a partir de los resultados obtenidos del informe de autopsia. Además de las 17 lesiones con arma blanca, la víctima sufrió numerosas heridas contusas, provocadas por golpes.

Para la Justicia penal de Salta el caso de Rosa Sulca ya es considerado técnicamente como un “femicidio”.  La víctima recibió numerosos golpes además de las 17 heridas mortales que le terminaron provocando una horrorosa muerte.

El detenido es un adicto, violento y ahora acusado de femicidio. Tiene solo 18 años, pero para la Ley argentina es perfectamente imputable, por lo que se encuentra detenido en calidad de co-autor del delito de homicidio calificado por alevosía y criminis causa, junto a la menor de edad, quien según trascendió sería su pareja.

Por su parte el fiscal Torres Rubelt, quien lleva adelante la investigación, informó que tras analizar los resultados del informe de autopsia de la víctima, pudo conocer que además de las heridas de arma blanca que le causaron la muerte, recibió numerosas heridas contusas, abiertas y punzo cortantes en todo el cuerpo, lo que excedió claramente la violencia necesaria para causar la muerte.

Según consigna Fiscales Penales, el fiscal decidió agravar la acusación contra Verón, y le sumó la calificante de femicidio, según el artículo 80 inciso 11 del Código Penal.

En el decreto de ampliación, el representante por el Ministerio Publico, expresa que Verón habría suprimido la vida de la vida de Rosa del Milagro Sulca previo propinarle múltiples golpes según surge del informe de autopsia, causándole diversas lesiones contusas, abiertas y punzo cortantes en distintas partes del cuerpo, que indudablemente le provocaron dolores considerables en el cuerpo y un plus de violencia física evidenciado por dicho informe y que excede claramente la violencia necesaria para causar la muerte, lo que configuraría el dolo femicida.

Consideró la elección de la víctima, producida por su condición de mujer vulnerable, que vivía sola y que la agresividad excesiva ejercida por el homicida, configuran de forma probada el elemento objetivo en la agravante del femicidio.

La audiencia se concretó este jueves por la mañana y el acusado, acompañado de un defensor oficial, se abstuvo de declarar.

¿Cuándo se considera femicicio?

Desde el año 2015, la Corte Suprema de Justicia de la Nación elabora un Registro de datos estadísticos de las causas judiciales por muerte violenta de mujeres por razones de género. A tal efecto, la Vicepresidenta, Dra. Elena Highton de Nolasco, en su calidad de Ministra a cargo de la Oficina de la Mujer y de la Oficina de Violencia Doméstica, requirió la colaboración de todas las jurisdicciones del país.

El concepto de femicidio permite visibilizar estas muertes y, de esta manera, alcanzar una comprensión más acabada del fenómeno y sus causas. En el marco de la Declaración sobre el Femicidio del año 2008, se definió este término como:

La muerte violenta de mujeres por razones de género, ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal; en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión.

Según consigna el portal del Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina (csjn.gov.ar) y en relación a lo antes considerado, la Ley 26.791 sancionada en 2012 introdujo cambios en el Código Penal.

Se modificaron los incisos 1° y 4° del artículo 80 y se incluyeron los incisos 11° y 12° que imponen la pena de prisión o reclusión perpetua a quien ″matara a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género″(inciso 11°) y a quien lo hiciera ″con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°″ (inciso 12°), con lo que se incorporaron las figuras de femicidio y femicidio vinculado.

Publicidad