El lunes 22 de agosto desde las 20:00 el ciclo dedicado al séptimo arte que se emite por VORTERIX SALTA tendrá como protagonista exclusivo al director de éxitos como Batman, Beetlejuice, Mars Attacks!, Sleepy Hollow, Charlie y la fábrica de chocolate y la excéntrica biopic de Ed Wood. Disponible en el dial 102.9, la plataforma de Twich –Vorterix_Salta–. Repite MILENIUM TV.

En 2010 el cineasta Tim Burton ingresó al privilegiado grupo de directores que lograron recaudar más de mil millones de dólares con una sola película, pero ese no es su único mérito. El prolífico director saltó a la fama tras ser el primero en llevar a las pantallas de cine al héroe más famoso de DC y convertirlo en un éxito de taquilla.

Después de aquella exitosa película su carrera daría un vuelco y la década de 1990 le sería muy redituable. Siguiendo con su estilo de tratar a sus historias con la estética de los cuentos de misterio, dotados de la oscuridad que mostró en “Beetlejuice”, comenzaría una sociedad con el actor Johnny Depp, la cual sirvió de plataforma para las carreras de ambos.

“Edward Scissorhands” fue la primera de una serie de películas que convertirían a Depp en su actor fetiche con otros films como Ed Wood, Sleepy Hollow: La Leyenda del Jinete sin Cabeza, Charlie y la fábrica de chocolate, Corpse Bride, Sweeney Todd y Alicia en el país de las maravillas.

Éxitos, fracasos y un taquillazo mundial

Debido al éxito de la primera Batman, Warner lo convocó para la secuela, titulada “Batman Returns” en 1992, la cual resultó demasiado oscura para el gusto de los productores, quienes terminaron derrapando con las dos siguientes películas, de las cuales Burton se quedó con las ganas de dirigir “Batman Forever”.

A pesar de ese revés lo esperaban varios éxitos y algunos fracasos. En 1994 la fascinante “Ed Wood” fue un fracaso de taquilla aunque a la crítica le gustó ver a través de la cámara de Burton, cómo fue la carrera del peor director de cine de todos los tiempos.

Ya en 1996 y con un elenco de grandes estrellas dirigió Mars Attacks!, un homenaje si se quiere a la visión que tuvieron cintas como Infra-Man (1975) o Invasion of the Bee Girls (1973). En 1999 volvería a la estética de los cuentos de misterio con Sleepy Hollow.

El nuevo milenio lo recibiría con una retorcida versión del clásico “El planeta de los simios”, que tuvo un discreto éxito de taquilla pero que poca gracia le hizo a la crítica especializada; aunque luego tendría su revancha con dos éxitos mundiales como “Charlie y la fábrica de chocolate” y la taquillera “Alicia en el país de las maravillas” en 2010, con una recaudación record de más de mil millones de dólares, posicionándolo como uno de los selectos directores en lograr un éxito de tal magnitud.

Publicidad