Gustavo Farquharson, en entrevista con CUARTO OSCURO en FM La Cuerda, señaló que a partir de la intervención del ex diputado macrista en cuanto al episodio del beso de los infernales, se nota en medios de comunicación y redes sociales cierto odio hacia la diversidad.  

Evidentemente el beso de los jóvenes disfrazados de infernales frente a la Catedral de Salta tuvo el efecto deseado. Esa manifestación artística puso en evidencia a los intolerantes y homofóbicos que anidan en una sociedad que atrasa día a día.

Obviamente el primero en “caer” ante la ingeniosa provocación fue el macrista y afecto a la Derecha más recalcitrante, el ex diputado Martin Grande, quien anunció públicamente que denunciaría el hecho y que iría al INADI. Ante esto su titular, Gustavo Farquharson, dijo que “no se termina de entender qué es lo que se ofende o cuál sería el problema si dos hombres se besan”.

Por su parte el titular del INADI en Salta acordó que las declaraciones de Grande tienen como motivación el aprovechamiento político, pero acotó: “No dudo que además surgen del prejuicio de considerar a la homosexualidad como un problema”.

Güemes, el Papa y la homosexualidad

Rápido de reflejos, Farquharson recordó la postura del Papa argentino. “no corresponde” tomar la ofensa hacia la fe católica, cuando hasta el mismo Francisco “dice que Dios es padre de todos y no reniega de ninguno de sus hijos. Así que la iglesia no le cierra las puertas a los homosexuales”.

En ese sentido recordó que Grande, luego de conocer el video del beso “infernal”, habló de “mancillar al héroe gaucho, que es una burla a las costumbres salteñas, que es una ofensa y que tiene que haber un límite para resguardar la moral y las buenas costumbres de esta provincia”.

Por ultimo Farquharson realizó un análisis con toques de ironía: “Es muy interesante para discutir este tema por cómo se defiende y las palabras que utiliza; o sea, él no tiene problemas con la homosexualidad, pero ´que no estén cerca nuestro, que no estén cerca de nuestras costumbres. Yo no tengo problemas pero no quiero verlos cerca y no quiero que estén involucrados en lo que esta buena sociedad realiza a diario´. Nada que ver con Güemes… como si fuera un problema que Güemes hubiera sido homosexual ¿y si lo hubiera sido? ¿Hubiera mermado su gesta patriótica? Yo creo que no”, enfatizó.

Publicidad