Lo dijo en dialogo con MUY CRITICO, la abogada Laura Torres, representante legal de la profesional del Materno Infantil. Además deberá capacitarse en violencia de género y ley Micaela; y abstenerse de realizar comentarios, publicaciones e incluso mencionar el nombre de la médica a la que trató de “sicario”.

El ex diputado provincial, Andrés Suriani, fue denunciado por ejercer violencia de género mediática y simbólica contra una médica del Hospital Materno Infantil, a quien atacó por garantizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

El 14 de abril pasado Suriani arremetió nuevamente en su programa de televisión contra quienes garantizan las interrupciones voluntarias de embarazos IVE, que son legales, tratándolos de homicidas. Fue recién entonces que la jueza a cargo de la causa convocó a dos audiencias, según consiga Pagina 12.

En dialogo con MUY CRITICO, la letrada brindó detalles del episodio judicial en el que Suriani trató de “sicario” a la representada por la doctora Laura Torres.

La palabra de la representante legal de la damnificada

Soy la abogada de la médica que fue violentada por Suriani. El viernes 6 de mayo salió una sentencia donde se lo intima a Suriani a dejar de hablar y publicar en redes sociales o en su programa de televisión. Publicar la imagen de mi clienta, referirse a ella y sobre todo de la manera que lo hizo tratándola de “sicario”.

El “sicario” es una persona que se la contrata para matar a otras personas. Y lo que se da a entender que el hospital publico le paga a mi clienta, “que es una médica garantista que le pagan para matar bebes”.

Estuve viendo lo que Suriani dice, que tiene un “bozal legal” porque no puede hablar del aborto. No es cierto, lo que dice la sentencia no dice eso; la sentencia dice que no puede hablar de mi clienta. Él puede hablar de lo que quiera en relación a su posición con respecto a la ley del aborto legal que tenemos en la Argentina, vigente desde enero del año pasado pero de mi clienta no puede hablar más.

Suriani ya fue notificado. Fueron notificadas las partes, los abogados y los imputados –en este caso Suriani– y a mi clienta le llegó el sábado; es por violencia mediática y por violencia psicológica. Esa fue la sentencia que emitió la jueza del Juzgado de Genero número 2; lo cual resalto, ya que dentro de las 24 horas que asumió sacó una cautelar. Nosotros hicimos la denuncia 35 días antes y todos los jueces que pasaban interinos, ninguno sacó una cautelar cuando justamente las medidas son preventivas y tendría que haber salido dentro de las 48 o 72 horas.

La ley de violencia de género no tiene efectos sancionatorios; si preventivos y la idea de la prevención es obligarlo a dejar de publicitar, de replicar los datos de mi clienta –su cara– y sobre todo tratarla de “sicario”.

Además lo exhorta a capacitarse no solo en violencia de género, sino en Ley Micaela. Recordemos que cuando él estuvo como representante de la Cámara de Diputados se opuso a la aprobación de la ley Micaela y no hizo la capacitación que es obligatoria para los tres poderes del estado.

Publicidad