Su verdadero nombre es Oscar Alberto Díaz y tenía pedido de captura de Interpol. Fue detenido en la ciudad de Tarija. Es yerno de Ricardo Raúl “El Coya” Rojas, jefe narco de Orán que está preso. Interpol lo buscaba por dos homicidios y una causa de drogas. ¿Habrá participado en otros crímenes que en Salta siguen sin resolverse?

Cayó en Tarija el sujeto al que la prensa nacional tildó de “el sicario narco más temido de Salta”. Interpol lo buscaba por estar acusado de dos asesinatos, el de Raúl Fernando Martínez y el de Marcelino “Chapaco” Valdez Cari. Personajes ligados periféricamente al narcotráfico pero ¿podría este asesino profesional haber perpetrado otros crímenes en Salta que siguen sin resolverse y nada tienen que ver con el narcotráfico?

Considerando todas las subjetividades del caso, existen algunos crímenes –en la ciudad de Salta– que ni siquiera tienen móvil y quedaron impunes; lo que conduce al cuestionamiento de indagar en el “curriculum” de este sujeto, quien habría “limpiado” sin despeinarse a dos personajes del mundillo del narcotráfico. A horas de ser atrapado por las autoridades bolivianas el diario Clarín titula: “Cabeza, el sicario narco más temido de Salta que mataba para su suegro. Es Oscar Alberto Díaz, yerno de Ricardo Raúl ´El Coya´ Rojas, jefe narco de Orán que está preso. Interpol lo buscaba por dos homicidios y una causa de drogas”, consigna el mencionado medio nacional.

Mientras tanto las autoridades bolivianas, exultantes, publicaron en la cuenta de Twitter del Ministro de Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia: Comunicamos al pueblo boliviano y argentino una noticia de suma relevancia. Hace minutos personal del Centro Especial de Investigación Policial arrestó al señor Oscar Alberto Díaz, alias ‘El Cabeza’, un sicario implicado en el narcotráfico que tiene sello rojo de Interpol». La comunicación fue subida el miércoles a las redes del ministro de Gobierno de Bolivia… y tiene toda una historia atrás.

Mientras tanto en los pasillos de tribunales en Salta, lo que se asegura es que el precio de base para un crimen por encargo era de 10 mil dólares y resulta que ahora se estaría pagando 80 mil dólares al tal “Cabeza”, pero esa suma “parece muy muy exagerada”.

Resulta que “Cabeza” Díaz es novio de la hija de Sandra del Milagro Romero, alias “Alma Rubia” y esposa del “Coya”, quien lo tenía como su principal asesino a sueldo. Su ascenso en la profesión del sicariato lo llevó a ser merecedor de un pedido de captura internacional.

En ese contexto “El Cabeza” Díaz ya era un hombre marcado, por lo que se hizo destinatario de una circular roja de Interpol por los delitos de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, asociación ilícita dedicada al contrabando de estupefacientes, agravado por la participación de dos o más personas organizadas, por la cantidad de estupefacientes y mercaderías”.

Dicho todo esto y evaluando los crímenes impunes en el Fuero Penal, no sería descabellado pensar que “El Cabeza” podría haber andado por Salta haciendo de las suyas y que incluso en uno de esos crímenes por encargo ¿podría haberse equivocado de casa?

Publicidad