La red de Mujeres Feministas se manifestó en las puertas de Ciudad Judicial. Pidieron el sobreseimiento de Miranda Ruiz, médica de Tartagal que está imputada por la práctica de un aborto legal. Aseguran que no hay responsabilidades y que se limitó a hacer cumplir la ley, es por eso que están pidiéndole al Procurador General que intervenga en el asunto.

La palabra de Sofía Fernández

Estamos pidiendo por el sobreseimiento por segunda vez de Miranda Ruiz, medica procesada por realizar una interrupción legal del embarazo en Tartagal. Hubo una apelación, las compañeras de La Guardia Feminista y las abogadas del CELS, están hablando con la Procuración de la Provincia de Salta.

Esperamos que tengan en cuenta nuestros aportes, están incurriendo en violencia institucional y están yendo contra el caso F., A. L. s de 2012. Al mismo tiempo esperamos que sean investigados los casos de abuso denunciado por ella en el hospital y todos los médicos que han incurrido en los delitos de falsificación de documento, abuso de personas para garantizar el derecho a la interrupción del legal embarazo porque en realidad es eso, es un vuelto de una denuncia que hizo la profesional ante un médico que pidió favores sexuales a cambio de realizar una interrupción voluntaria del embarazo.

Nosotras decimos que esto de defendernos todo el tiempo del Poder Judicial nos lleva a estar constantemente en lucha, no podemos hacer más que eso, que defendernos y que se garanticen nuestros derechos. Tampoco que las judicialicen y las apresen por esos mismos derechos que garantizamos.

El supuesto delito

A ella se le imputa aborto sin consentimiento informado. Lo cual no podría hacer porque es un procedimiento auto administrado. Hay que ponerse 4 pastillas debajo de la lengua, esperar media hora. Repetir el procedimiento, es decir, no hay una profesional que te obligue a tener durante media hora las pastillas para luego de tres horas volver a hacer el tratamiento. Por lo cual no puede estar imputada en un delito como el que se le  acusa porque auto administrado.

Publicidad