En este siglo se adoptó la falsa creencia de que, si vamos a obtener o consumir información variada en todo momento, a partir de computadoras o celulares, ya no vamos a poder luchar sobre el problema, aunque no es cierto, produce el efecto contrario.

«Los usuarios de Instagram después de 35 minutos comienzan a sentirse mediocres con su vida porque se comparan. Facebook después de los 35 minutos comienza a generar enojo, polarización de opiniones y conflictos con el prójimo»

 

Las personas creen que mientras más usan las redes sociales, tendrán mayor información, y piensan que con el simple hecho de poder leer todo nos va a satisfacer nuestra mente, sin embargo, no es así.

En el libro “Detox digital” de la editorial Grijalbo, ayuda a tener conciencia de lo que se dice y de todo lo que debemos de conocer de nuestro cerebro.

“Es un libro que ayuda a las personas a darse cuenta del uso excesivo que tenemos de las pantallas, de las redes sociales”, menciona la psicóloga Olga González Domínguez y agrega: “Para el cerebro la información es su propia recompensa: nuestro cerebro puede sobrevalorar la información que nos hace sentir bien, pero que no es útil”.

Pues nuestra energía será muy importante, ya que el estrés, ansiedad y el “burnout” deprime el sistema inmune y nos coloca como blanco fácil para nuestro estado de ánimo.

Si de por sí es complicado dejar el celular, ahora con esta desintoxicación será lo doble, porque el objetivo de este libro es reconectar con lo más importante de la vida y ser usuarios de tecnología libre y responsable.

Como dice la psicóloga Olga González Domínguez: “No se trata de eliminar su uso, sino de que sea medido e inteligente para que nos proporcione bienestar y lograr reconectarnos con el resto de nuestro entorno”.

El método “Detox digital” son “fases que inicia con la desintoxicación, reconexión, mantenimiento y al final de retos y balance”. El libro es acompañado por una pulsera de las fases que va teniendo y sirve como un soporte social.

En el libro va a tener un plan de 21 días para apoyar a ver cómo es la forma en que todos usan la tecnología.

Con el fin de poder superar el uso excesivo de los dispositivos electrónicos como: celulares, tabletas, televisión, computadora, videojuegos, etc.

Si se quiere llegar a superar estos excesos el libro tiene el primer programa dirigido a todo el mundo para obtener resultados en los que podrán: Lograr un equilibrio en los aspectos de la vida y enseñarlo a familia y amigos, comunicarse mejor, más productivos en el trabajo, rescatar los pasatiempos disfrutar el presente y convertirte en ciudadanos responsables.

Este es el primer libro con un programa especial dirigido a todo público que además incluye consejos para padres de familia, educadores, pediatras y personas a cargo de niños y adolescentes que busquen acabar con el mal uso de la tecnología digital.

La autora relata cómo es que llega a las casas, reorganiza la forma de cómo se hace el uso de los dispositivos e incluso de cómo están distribuidos en casa, rescata valores familiares o individuales, pone metas y trabaja con el método “Detox Digital”.

El libro se desarrolló por el testimonio personal “que hace algunos años desarrollé adicción a las redes sociales y me di cuenta de que no había información al respecto y ni siquiera en el ámbito psicológico, de un método en específico que te permitiera salir adelante y dejar atrás el uso excesivo de los dispositivos, de las redes, de las pantallas en general”, menciona la escritora.

El método “Detox digital” son “fases que inicia con la desintoxicación, reconexión, mantenimiento y al final de retos y balance”. El libro es acompañado por una pulsera de las fases que va teniendo y sirve como un soporte social.

“Diseñé este método cuidadosamente a partir de mi experien­cia como psicóloga, experta en trastornos adictivos, obsesivos y compulsivos. Al haber sido directora y terapeuta en centros de tra­tamiento de salud mental, tratar y observar a miles de pacientes durante 16 años en distintas partes del mundo, me di cuenta de que existe un gran problema al respecto y comprendí la necesidad de educarnos sobre este nuevo comportamiento adictivo”, informó la Dra. Olga González.

Publicidad