La caída de WhatsApp, Instagram y Facebook parecen haber puesto al mundo ante la disyuntiva de quedar absolutamente incomunicado. Mike Schroepfer, director de Tecnología de la compañía escribió un comunicado en Twitter pidiendo disculpas por la caída de los servicios.

El 13 de julio de 1977 un corte del suministro eléctrico afectó a casi toda la ciudad de Nueva York y duró hasta el 14 de julio de 1977, haciendo que lo vivido aquel día negro para la “ciudad que nunca duerme” se parezca demasiado a lo que se experimenta hoy a nivel global. Desde el mediodía del 4 de octubre de 2021 y mientras esta nota es redactada, los mensajeros Instagram y Facebook, y el sistema de WhatsApp en cada teléfono del planeta ha sufrido el corte total del servicio.

Casi cuatro horas después del comunicado oficial publicado por Facebook –paradójicamente en Twitter–, el director de Tecnología de la compañía, Mike Schroepfer, usó el mismo medio para pedirle perdón a los usuarios y contarles que está trabajando en reparar la falla que hizo caer a las tres plataformas.

“Mis más sinceras disculpas a todos los afectados por las interrupciones de los servicios de Facebook en este momento. Estamos experimentando problemas de red y los equipos están trabajando lo más rápido posible para depurar y restaurarlo cuanto antes”, escribió.

Mudanza masiva y caída en la bolsa

Ante semejante apagón muchos usuarios optaron por comunicarse por Twitter o Telegram, ya que la caída en los sistemas ni siquiera permite ingresar a los sitios webs de cada aplicación. La dependencia con los sistemas de mensajes instantáneos crearon tal dependencia que el planeta entero parece no comprender como es que seguirán las comunicaciones después de que dejaran de funcionar tras más de 5 horas que parecen ser 5 años.

Mientras tanto las acciones de la compañía de Mark Zuckerberg, que cotizan en el Nasdaq, caen más de 5%. La cotización de las acciones abrieron este lunes a un valor de US$334,55 y cuatro horas después llegó a un piso de US$323,13, más de 10 dólares menos. Luego repuntó y ahora se encuentra en US$325 por papel. Si se tiene en cuenta su valuación total, la compañía tenía una capitalización de mercado hoy a la mañana de US$943.230 millones. Con la caída del precio de las acciones, la valuación actual es de US$915.700 millones. Es decir, perdió US$27.500 millones en pocas horas, según consigna La Nación.