El cofundador de Apple tiene su libro titulado: “iWoz, de genio de la informática a icono de culto” y representa una enorme oportunidad para conocer al gurú de la informática, al genio que se adelantó en décadas a la tecnología del microchip y logró un salto tecnológico tan revolucionario que ha permitido a la humanidad gozar de la hiper-conectividad sin límites a nivel hogareño y al alcance de la mano de cualquiera

A la hora de buscar un evento que explique cómo dos hippies inventaron el futuro desde un garaje, podrían estar las visitas de Steve Jobs a los laboratorios de Xerox en Palo Alto, o la asistencia de Steve Wozniak a las reuniones del Club informático casero, o quizás el hecho de haber creado las cajas azules del “Capitán Crunch” y que haya sido el capítulo que inspiró a este auténtico nerd a crear la máquina del futuro con algunos chips y componentes que tenía a la mano.

El asunto es que Steve Wozniak es el pirata más grande que ha existido y que de no haber sido por su invento casero llamado Apple 1, la humanidad entera no gozaría de las mieles de la tecnología al alcance de la mano de cualquier mortal mediante un dispositivo que encaja en la palma de una mano.

La pregunta es ¿Por qué Wozniak goza de esta distinción y no otros como Bill Gates o tantos gurús de la informática de esas epocas? La respuesta es simple: Woz estuvo en el lugar indicado (Silicon Valley), en el momento justo (mediados de los 70 a mediados de los 80) y tuvo como compañero de ruta al mejor vendedor y más visionario genio empresario (Steve Jobs) quien creó la compañía más valiosa del mundo desde un garaje (Apple computers, hoy Apple inc.).

Sin mencionar por supuesto que Woz era un verdadero genio autodidacta. Leía a la edad de 3 años y los 7 creó su propia radio. Ya en la adolescencia creó un invento tras de otro hasta llegar a la Caja azul, que consistía en un teléfono que podía hacer llamadas gratis. No fue su idea pero la perfeccionó e hizo que funcionara, pero al ser ilegal no pudieron comercializarla. El siguiente invento cambiaría al mundo: la Apple 1.

En opinión de algunos miembros del Club informático casero, quienes reconocían la genialidad de Woz a la hora de innovar, uno de ellos afirma que “es el pirata informático más grande que ha existido. Podía crear hardware, podía crear software a partir de un lápiz y papel, y hacer que funcionara”.

De hecho la base del sistema operativo MAC, el cual al día de hoy evolucionó hacia el iOS, con el que se administran los recursos del actual iPhone, comenzaron en un papel. Escrito en códigos sin un solo error por Woz, para las Apple 1 y Apple 2. Luego vendría la Macintosh y tras el despido de Jobs de su propia empresa, unos años después de que Woz ya se había marchado de Apple, la empresa era considerada incluso líder en tecnología en el mercado de las impresoras.

Los códigos escritos por Woz para sus primeras computadoras fueron los cimientos de un sistema operativo tan eficaz que incluso ni los de Microsoft podían competir con ellos. Estas bases fueron tan fuertes que hasta la vuelta de Jobs a la empresa y la triunfal salida al mercado de las iMac en 1998, Apple pasó por productos tan sorprendentes como el iPod, iPad, Apple Watch y el Apple TV, todos con el sistema operativo que tuvo como base a aquellos códigos creados por Woz para su primer invento de escritorio.

Su biografía y sus memorias en su libro

“Cómo inventé el ordenador personal, fui cofundador de Apple y me divertí con ello”, reza la frase de presentación.

Este entrañable personaje de la sociedad moderna, que tanto ha incidido en la evolución social a la que llevamos asistiendo en las últimas décadas, publicó “iWoz” con el objetivo de poder disipar errores sobre su relación con Steve Jobs y con Apple. El genio de la informática nos relata cómo llegó a la universidad, como se inició y se desarrolló Apple y como posteriormente lo dejó por nuevos proyectos, detalla el sitio de EDITORIAL TIRANT, donde se presenta el libro.

PRÓLOGO: La antorcha más luminosa. Pedro J. Ramírez 9

CAPÍTULO 1: Nuestro grupo: los chicos de la electrónica 11

CAPÍTULO 2: El juego de la lógica 25

CAPÍTULO 3: Aprender por casualidad 43

CAPÍTULO 4: Un inhibidor de frecuencias «íntegro» 57

CAPÍTULO 5: Días entre refrescos de vainilla 75

CAPÍTULO 6: Pirateando en serio 91

CAPÍTULO 7: Aventuras con Steve 109

CAPÍTULO 8: Pluriempleado como un polaco chiflado 115

CAPÍTULO 9: Proyectos descabellados 133

CAPÍTULO 10: Mi gran idea 145

CAPÍTULO 11: El Apple I 177

CAPÍTULO 12: Nuestra propia empresa 185

CAPÍTULO 13: El Apple II 199

CAPÍTULO 14: La oferta pública de venta con mayor demanda desde la de Ford 219

CAPÍTULO 15: El Plan Woz 235

CAPÍTULO 16: Accidente de vuelo 247

CAPÍTULO 17: ¿Ya he mencionado que tengo una voz preciosa? 257

CAPÍTULO 18: Dejar Apple; comenzar Cloud Nine 273

CAPÍTULO 19: El sombrerero loco 291

CAPÍTULO 20: Reglas de vida 301 GLOSARIO 315 AGRADECIMIENTOS 327 BREVE HISTORIA DEL PROYECTO EDITORIAL. Ubaldo César Boyano Adánez 333

Publicidad