El jefe administrativo de los fiscales, el Dr. Abel Cornejo, respondió con respecto al episodio de los plazos extemporáneos en la casación de las sentencias de Sergio Vargas y Nicolás Cajal. Además opinó que, el de Jimena Salas “fue un femicidio que no fue pasional”. Por su parte se prestó a un dialogo abierto en una entrevista que recorrió temas como la destitución de la defensora Díaz, donde destacó la defensa de su colega, Marcelo Arancibia; como así también la colaboración de la Defensoría General durante el jury y por último lamentó el triste final en el caso Cansino.

Al día siguiente del resultado del histórico jury contra la defensora Rosa Díaz y su destitución, lo que tras el resultado del veredicto del jurado que le impuso una inhabilitación para ejercer cargos públicos por 8 años, con todo lo que ello acarrea para el futuro de la polémica funcionaria, y unos minutos antes de recibir a las víctimas del cura Rosa Torino, el procurador general aceptó una entrevista abierta con MUY CRITICO.

MC- Consultarle acerca del histórico jury de enjuiciamiento contra la defensora Díaz, que muchos no habíamos visto nunca un proceso como ese ¿cuál va a ser el futuro de Rosa Díaz?

AC- En cuanto al jury coincido que es histórico. Desde hace muchos años vengo insistiendo que es necesario que en Salta actúe un jurado de enjuiciamiento, aunque no sea para destituir. Pero había muchas denuncias muy fundadas que no se le daba la envergadura ni la importancia que tenían y se las desestimaba in limine.

Incluso a mí me pasó siendo juez de la Corte solicitar un jury de enjuiciamiento y que no tuve suerte. En ese momento se desestimó por 5 a 4. O sea, desde el punto de vista institucional es muy importante.

En un pequeño paréntesis quiero destacar, porque sería muy injusto de mi parte no hacerlo, la enorme satisfacción que he sentido en cuanto al trabajo complementario que hemos llevado adelante con el Defensor General de la Provincia; independientemente de los años que lo conozco y de su trayectoria; creo que él ha formado un gran equipo. Hemos trabajado juntos con el equipo de la procuración.

Lamento que el doctor García Castiella, que era acusador particular (es una de las cosas que hay que cambiar en el jurado de enjuiciamiento) no haya estado sentado al lado mío, porque si bien yo puedo tener una formación dogmática o una formación determinada en Derecho Penal y en Derecho Público; él tiene la experiencia en años de trayectoria profesional de juicios públicos resonantes.

Entonces hubiese sido muy importante tenerlo a mi lado y que no obstante eso pudimos trabajar –reitero– los equipos, tanto de la Procuración como de la Defensoría, muy bien; y que se haya arribado a ese veredicto que para mí de alguna manera viene a dar un mínimo de esperanza a todas esas personas que no tuvieron justicia. Personajes vulnerables que vieron afectados sus derechos.

La otra cuestión que me preguntaba, yo tengo que ser muy cauto en la respuesta porque el Procurador General no investiga, es el jefe administrativo de los fiscales. El día 29-06 lo decía en el alegato del jury, todos los magistrados del Ministerio Publico en sus distintos departamentos, sea la Procuración, la Defensoría o la Asesoría General, tienen lo que se llama autonomía funcional, con lo cual tienen una responsabilidad propia. Donde el fiscal y el procurador pueden dar algunas instrucciones pero los fiscales tienen absoluta libertad y responsabilidad en su accionar. Hay tres causas abiertas antes del jury.

A raíz de una denuncia que yo hice, el jury decidió sumarla porque nos involucran al Defensor general y a mí, en cuanto a intimidaciones y amenazas. Se abre una cuarta causa y serán los fiscales y los jueces los que tengan la palabra para dilucidar los distintos hechos que deben investigarse.

En su experiencia ¿Usted había visto algo de semejante magnitud como lo que conocimos con la defensora Rosa Díaz; y además le agrego a la pregunta, ya que estamos hablando de gente de experiencia, estaba defendiéndola Marcelo Arancibia y que era igualmente indefendible esta funcionaria ¿usted vio en toda su carrera algo como esto?

No, y tanto es así que yo lo señalé que es muy poco común por las divisiones funcionales que tenemos uno y otro que confluyan al Defensor y al Procurador general. Los dos solicitando un pedido de enjuiciamiento.

El doctor Marcelo Arancibia que es un destacadísimo profesional creo que a él le tocó una tarea sumamente difícil y creo que estuvo totalmente a la altura de las circunstancias. Es un profesional al cual siempre he respetado y lo distingo. No solamente por su experiencia, su sabiduría, sino que es de esos abogados que muchos deberían seguir como ejemplo en cuanto a corrección, en cuanto a trato y no por eso deja de ser un abogado eficiente y exitoso.

A propósito de Marcelo Arancibia, quien estuvo en la defensa de Sergio Vargas y por ende en el juicio de Jimena Salas, se habló en estas últimas horas de, que es lo que sucedió con el incidente tan particular de los tiempos en la casación ¿Usted nos podría explicar que es lo que sucedió?

Le agradezco muchísimo que me haga esa pregunta, honestamente ¿Por qué? Porque es otra de las tantas operaciones que se han montado respecto del femicidio de Jimena Salas. Todavía, porque si no, no se lo diría; no tendría ningún problema. No logro dilucidar qué es lo que se ha “tocado” tras ese femicidio. Porque evidentemente eso ha causado una enorme incomodidad a alguien.

Ahora se dice que a nosotros se nos vencieron los plazos, como si los fiscales fueran personas irresponsables que no cumplen con su trabajo. Puesto así ante la sociedad, una vez más es un ataque institucional. No solamente absolutamente injusto sino que no es cierto.

¿Qué ha pasado ahí? Dos de los fiscales estuvieron, no aislados, estuvieron con Covid. Los doctores Ramos Ossorio y Torres Rubelt. Primero fue Torres Rubelt, está la noticia en los diarios. La doctora Ana Inés Salinas Odorisio era contacto directo. Tuvo que ser aislada y el doctor Omar Davila, quien es el director de investigaciones, estuvo con Covid también.

Disculpe, Davila fue el primero…

Davila fue el primero y fueron cayendo uno a uno…

Incluso en la forma en la que estaban sentados fue como fueron cayendo y si el juicio seguía una semana más, caíamos todos los que estábamos en la Sala de Grandes Juicios…

Exacto. Caíamos todos. Bueno… afortunadamente a mí no me dio pero a raíz que yo tuve contacto directo, también tuve que estar aislado en esa oportunidad ¿Qué pasa ahí? que no hubo ningún tipo de notificación a los fiscales.

Los fiscales no pudieron ir a la lectura de los alegatos. Entonces ante la complejidad de determinados juicios orales es imposible sustituirlos en la sustanciación de un recurso, a unos fiscales por otros. Distinto es la Investigación Penal Preparatoria. No es que sea conveniente sustituir en la IPP. Por eso se hacen unidades fiscales para delitos complejos pero en un juicio es imposible.

¿Qué es lo que se ha vencido? Creo que son 40 minutos y resulta que en estos días estuve viendo (porque nosotros sabíamos ya eso) que nos iban a aparecer con eso. Porque vemos este tipo de operaciones en forma sistemática.

Durante estos días estuvimos viendo el cumulo de fallos que existen en todo el país respecto de la excepcionalidad del Covid. Sobre todo el impacto que tiene en distintos juicios. No solamente en materia penal. De manera tal que, primero, nosotros jamás podríamos haber estado conformes con esa sentencia; nos da la sensación por otro lado, que parecería que hay algún sector que le hubiese interesado que esa causa permanezca archivada y que nosotros no hagamos absolutamente nada.

Creo que cuando salga de las fronteras de Salta esa causa (Jimena Salas), si tenemos la fortuna de poder sacarla y llevarla a la Corte Suprema, muchos se van a dar cuenta que no estábamos equivocados en sostener lo que sostenemos.

Nosotros estuvimos en una aproximación de lo que puede ser la verdad de lo que sucedió. Por supuesto que nos falta descubrir a los asesinos pero los fiscales realizaron un enorme trabajo. Tanto es así que el Tribunal de Juicio falla por la duda, no con certeza. No absuelve lisa y llanamente.

Ahora los defensores están buscando, y además vemos que también son parte de una operación. Hemos sido sistemáticamente agredidos y esa no es una forma ni correcta ni digna de litigar. Se puede tener la razón, estábamos hablando del doctor Marcelo Arancibia, ayer (por el 29-06), durante la sustanciación del jury; con Arancibia hablamos todos los días, tres o cuatro veces y durante el jury. Porque lo conozco hace 40 años, entonces él puede tener una posición y yo la mía, y no por eso vamos a dejar de tener una cordial relación.

Es más, como usted señala, fue uno de los abogados que actuó en este juicio y eso nada cambia. Pero él siempre se mantuvo dentro de una postura de respeto, sosteniendo con la mayor firmeza sus posiciones y para eso no hace falta insultar, no hace falta amenazar, no hacen falta decir un montón de cosas que se dicen; que nos damos cuenta que es que nosotros –como se dice vulgarmente– metimos la nariz en donde no correspondía.

Una más del caso Jimena Salas: asumo que usted es el jefe de los fiscales y usted no investiga, pero en el juicio supimos que el asesino estuvo 4 días antes en la casa de una docente, tomándose la misma foto con el mismo perrito y eso es muy misterioso. Le aporto este dato porque hay gente que no entró al juicio y lo desconoce; y los periodistas morimos por saber la verdad ¿Por qué es tan enigmático este caso?

Tienen ese enigma que también lo tengo yo. Porque fue un femicidio que no fue pasional. No es un femicidio que es igual a otros. Tiene características escalofriantes y diferentes a otros.

La víctima fue cremada prácticamente inmediatamente a que fue asesinada. Se habían interrumpido las alarmas de la casa el día antes y se las restituyó el día después del femicidio. No se allanó la casa, no se la revisó debidamente.

¿Y que pasa con eso que usted me está diciendo? es una hipótesis el tema del perrito que es una hipótesis que nosotros también manejamos. Eso nos da a pensar que este holocausto que sufrió Jimena Salas, toda esa muerte espantosa que le significó delante de sus dos hijitas menores, tiene que ver con algo mucho más grave que una mera cuestión pasional, que una cuestión de un robo –como se lo quiso presentar– porque parecía que había una zona de confort, dicho en forma irónica por cierto.

Cuando hablábamos que había sido un robo en Salta, que la dueña de casa en este caso se le vayan a asestar 57 puñaladas. ¡Son 57 puñadas! Quiere decir que estamos hablando de algo mucho más grave.

¿Qué es lo más grave? Hubo un peritaje odorológico en la causa, del cual he escuchado improperios; pero no he visto la contraprueba para desmentirlo, que demostraba que en ese bendito maletín que estaba guardado en el placar, y que volvió a ser prolijamente cerrado con llave hay restos de sustancias estupefacientes y había restos de moneda extranjera u olor a moneda extranjera.

Fueron varios los perros que son especialmente entrenados. El que entrena esos perros es el que utiliza el mismo sistema para detectar víctimas fatales como por ejemplo cuando ocurrió el atentado a la AMIA. A ese nivel de especialización estamos hablando. Si hay una Fuerza que es especializada en materia de investigación en la Argentina es la Policía Federal, que tiene un altísimo nivel de especialización y capacitación. Entonces, un policía de la federal dentro de los cuerpos técnicos periciales nunca le va a venir a vender –como se dice en la jerga– “pescado podrido”. Le va a decir con exactitud “es o no es así”. Y eso es lo que pasó acá.

Tema Santiago Cansino: también se habló mucho del porque apareció 4 años después ¿qué pasó que no lo encontraron y si es que eso fue un suicidio?

Hay una cosa que me la enseñó hace muchísimos años alguien que yo he apreciado, he tenido la oportunidad de tratarlo personalmente que es Enrique Sdrech (periodista de investigación). Siempre me decía que dentro del imaginario colectivo hay como una suerte de curiosidad o de enfocar el razonamiento a que los hechos luctuosos o supuestos hechos luctuosos, siempre ocurrieron de determinada manera.

A mí me parece que vamos a empezar por el final con el tema de Gala o Santiago, que ha sido un niño o una niña que sufrió un bullying brutal, que no tuvo contención. Aprovecho una vez más para señalar que no hay gabinete pedagógico en muchos de los colegios públicos y privados de Salta. Ahí están los resultados.

Otro factor a tener en cuenta es que Salta sigue teniendo altísimos índices de suicidio juvenil y es un tema de invisibilidad que “no lo queremos tratar” pero que existe. La data de muerte respecto de Santiago o Gala Cansinos, es que efectivamente sucedió, si no ese día, inmediatamente al momento que se lo tiene por desaparecido.

A mi esa muerte me tumbó, porque yo tenía muchísimas esperanzas de que apareciese con vida; hemos seguido muchísimas pistas. En algunos casos se nos dieron pistas falsas. También se puso en duda la eficacia de los patrullajes. Basta ver en cine o televisión para darse cuenta que tanto en el caso de los asesinos o como en el caso de los cadáveres, a veces hasta se pasa por lado.

El lugar donde fue hallado Santiago o Gala, no es un lugar de fácil acceso. Pero alguien lo encontró, claro porque hay personas que anduvieron en el lugar. De hecho era un lugareño de un lugar inhóspito que no es de fácil acceso; y que podría haber deparado este detonante si es que como efectivamente creo que sucedió: se suicidó.

No hay ningún otro indicio que nos indicase algo diferente de lo que pasaba. Fundamentalmente de como fue el hallazgo y que es lo que se encontró. Hasta se encontró un pequeño sello con su nombre y todas las ropas que vestía, daban a los distintos reactivos químicos, nos remontaban hacia 4 años atrás. Mas la disolución cadavérica para llegar al estado de que es una calavera, que es lo que se encuentra que pudo ser casi íntegramente reconstruida. Pero bueno, es algo que siempre va a vivir dentro de las historias tristes y desgarradoras que sucedieron en Salta.

La última foto tomada en el Parque Bicentenario al lugar donde apareció, no es tanta la distancia y más tratándose por la edad que tenía, la contextura física, no le da para nada difícil arribar al lugar donde llegó. De hecho no está tan lejos de donde fue hallado.

Esa última foto yo la miré cantidad de veces, hay una enorme tristeza en la mirada y me parece que dada las circunstancias que tuvo, lo llevó a tomar esa decisión final.

Publicidad