Lo dijo el doctor Pablo del Pino, abogado del doctor-profesor Facundo González, quien protagonizara en abril de 2019 un fuerte cruce con la docente Ana Echenique en una sesión del Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades. González empleó el término “orgasmo” para referir al placer sexual que supuestamente le generaba a la docente la posibilidad de que él manifestante cesara en su cargo. Por su parte Del Pino indicó que “la jueza de violencia de genero resolvió que estos hechos no implicaban y no tenían muchas más sanciones que ordenar a la UNSA que esta persona haga una capacitación en violencia de género”.

Según FISCALES PENALES, se insta a la Universidad Nacional de Salta a adoptar las medidas conducentes al cumplimiento de la Ley Nacional 26.485, Ley Provincial 7888 y Tratados ccs. MUY CRITICO dialogó con el abogado de González, el doctor , quien explicó que el hecho ya tuvo su encuadre judicial y el caso está resuelto.

¿Cuándo sucedió el hecho?

Se trata de un hecho que aconteció en abril de 2019 y en lo que vuelve a cobrar una relevancia mediática a partir de un informe, un dictamen que expidió la Comisión de Seguimiento de las causas de femicidio.

El día de ayer salió publicado en FISCALES PENALES, en esta propaganda oficial a cargo de este comité, compuesto por 28 miembros aproximadamente. Se expidió sobre un hecho que sucedió en 2019, entre el doctor Facundo González y la profesora Ana Echenique.

¿Qué fue lo que ocurrió?    

En el ámbito de la UNSA es que aconteció un hecho que se puede tildar como de “violencia de género”, en el que el señor González en un episodio de alteración y nervios, le dijo a la profesora, a partir de una disputa por un cargo docente, refiriéndose a que ella sentiría mucho placer si a él se le cae el cargo. Le dijo que ella tendría un orgasmo si se le cayera esa designación.

Lamentablemente estos hechos no son felices y pueden ser tildados o no, de violencia de género. Algo que se discutió y ya se resolvió dentro de lo que es la Justicia. La jueza de violencia de genero resolvió que estos hechos no implicaban y no tenían muchas más sanciones que ordenar a la UNSA que esta persona haga una capacitación en violencia de genero.

Así es como se resolvió dentro de un sumario que se llevó adelante en la UNSA y se resolvió que haga esa capacitación. Obviamente esto ya está resuelto y se lleva adelante. Mas allá de los remedios procesales que tenga Facundo González en contra de esta resolución  administrativa, no en la resolución judicial.

Obviamente que esto no dejó conforme a la profesora Echenique, a lo que ella se puso en una campaña, primero mediática a través de las redes; y luego presentó recursos como si pudiera estar legitimada para ser parte dentro de lo que es el sumario administrativo de la UNSA. Luego se acercó al comité que tiene por objeto opinar sobre violencia de género, pero también sobre cosas más importantes y relevantes, y salió este pronunciamiento en contra del doctor González.

Entonces por un andarivel va la parte administrativa, y por el otro va el encuadre judicial ¿cómo sigue esto?

El encuadre judicial ya terminó, está resuelto. Ahora, que el comité se crea con súper poderes más allá de las recomendaciones y que solicite o exhorte a la UNSA que se tomen medidas que ya fueron resueltas, si fueron resueltas por parte de la Justicia, a que es lo que se tiene que hacer con el doctor González, obviamente no estamos de acuerdo.

Creemos y como ya se dijo, es un manejo político que se está haciendo a partir de influencias que puede llegar a tener Echenique sobre miembros del comité; que también participan personas que trabajan en la UNSA y obviamente que tienen por fin perjudicarlo desde el aspecto social y político. Y obviamente perjudicándolo en el aspecto laboral. Si él quiere hacer su carrera administrativa o académica puede verse afectado.

Lamentablemente el comité opina sobre estos hechos que ya la misma jueza especializada y competente  para opinar sobre el tema y para resolver sobre la veracidad de los hechos y sus consecuencias.

El comité lo que hace es no opinar  sobre casos como Jimena Salas; como la confirmación de la sentencia del caso Cintia Fernández, o como lo de la causa de Daniela Guantay, o como el caso de Gimena Bernasar;  y se pone a opinar sobre un hecho que ocurrió en abril de 2019, cuando el comité fue creado en agosto de 2019. Por eso creemos que es un manejo político el que se está realizando.

Publicidad