La víctima fue asesinada a cuchillazos y golpes en agosto de 2019 y el presunto autor material es considerado inimputable pero hay otros cuatro considerados partícipes necesarios. Los defensores de dos ellos dialogaron con MUY CRITICO y dieron precisiones de la dinámica de la causa. Los doctores José Ortin MP 4457 (Damian Caxal) y Ricardo Belbruno MP 6015 (Carrizo Hugo Ezequiel) sostienen enfáticamente la inocencia de sus asistidos.

“A mí no me van a hacer nada, soy menor de edad”, declamaba el señalado como autor material del barbárico y sangriento femicidio de Sandra Palomo, según confió una fuente a MUY CRITICO, después de que el malviviente fuera alojado en esa dependencia, la cual se encuentra emplazada en Castañares, a solo un par de cuadras de Ciudad Judicial.

Allí pasa sus días el menor que habría participado en el hecho de sangre en el cual la docente sufrió una muerte tortuosa, donde un auténtico ritual de sangre tuvo lugar en el interior de la camioneta propiedad de la víctima, desde el momento en que fue abordada por el precoz psicópata hasta que le dio muerte.

Por su parte la fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio que investiga el femicidio pidió que sean sometidos a juicio los cuatro jóvenes como partícipes secundarios, a quienes acusó de haber colaborado con el presunto autor material del crimen para descartar el cadáver, borrar huellas y hasta salir de paseo con la camioneta que le robaron a la víctima, según consigna Telam. Además solicitó que el supuesto autor material, que es considerado “inimputable”, sea alojado en un instituto de máxima seguridad y sometido a un tratamiento psicológico y psiquiátrico.

Las caratulas

La requisitoria de elevación a juicio fue presentada ante el juzgado de Garantías 6 de Salta, y tiene como acusados a dos jóvenes de 17 años y otros dos mayores de edad, identificados como Ian Esteban Caro y Ricardo Nahuel Bonifacio González, acusados de ser partícipes secundarios del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento, criminis causa, y por mediar cuestión de género, en perjuicio de la docente.

Respecto al menor de 16 años, sindicado como el autor del delito de homicidio calificado por alevosía, ensañamiento, criminis causa y por mediar cuestión de género en perjuicio de la docente, pese a ser inimputable, la fiscal solicitó al Juzgado de Menores 3 la imposición de medidas de seguridad con carácter de indefinida en cuanto a su duración, ordenando su internación en un centro de régimen cerrado.

RICARDO BELBRUNO, DEFENSOR DE HUGO EZEQUIEL CARRIZO

La situación como bien sabemos en el ámbito penal, el tema de la pena y la circunstancia es individual de cada uno. Más allá de la situación del principal sospechoso. Arranquemos por el lado de que, por la edad que tiene es inimputable.

Puede cometer cualquier tipo de delito hasta los 15 años y se es inimputable, es más, desde los 16 a los 18 años por delitos que no superen los 2 años, por ejemplo lesiones leves, Articulo 89. Tales como hurto, amenazas, etc. se es inimputable. Esta circunstancia es la que nos lleva ahora a ver el sobreseimiento del menor.

¿Su defendido cuantos años tenía al momento del hecho?

Tenía aproximadamente entre 16 y 17 años. Era menor pero como el delito principal es un delito que supera los 2 años como previamente explicamos, él sería punible eventualmente en el caso de ser culpable. Pero por supuesto nosotros desde la defensa técnica mantenemos la situación de que es una persona inocente.

¿Qué elementos tiene la fiscalía para acusar a su cliente?

Por ahora lo que se fue haciendo a lo largo de todo el proceso son medidas –a mí entender–muy buenas por parte de la fiscalía para descubrir la verdad real de los hechos.

Se llevó a cabo hasta inclusive una reconstrucción en la cual participó mi defendido donde cabe aclarar y destacar que el señor Carrizo fue el único que prestó declaración cada vez que se le pidió. Además fue el único de los imputados que se presentó, siempre declaró y mantuvo su declaración desde un comienzo. Además cabe destacar que fue él quien se presentó en la comisaria, dio la información y todos los datos; es más, hasta dio su celular como parte de prueba para toda esta circunstancia.

Es una situación en la que él fue como testigo y denunciante a avisar de un hecho muy luctuoso para nuestra provincia, terminó siendo detenido y ahora se le endilga esta situación.

¿Cuál es la caratula de la imputación de su defendido?

La acusación primigenia era autor o partícipe necesario. Aquí cabe hacer una distinción, al partícipe necesario se le suele dar la misma pena del autor; al participe secundario se le disminuye un tercio; y luego tememos la tercer forma –por así llamarlo– de participación sería un “encubrimiento”, que es esa la que nosotros como defensa subjetivamente vemos que sería la única que se podría eventualmente endilgar a nuestro imputado.

Belbruno durante la reconstrucción

¿Cuál es la diferencia? Que el participe secundario conoce del hecho con anterioridad; el participe secundario tiene dominio del hecho, si bien no lo hace tiene dominio del hecho. Mientras que el encubridor es quien después de haberse cometido el delito, ayuda a esta persona a esconder el delito.

Fíjese entonces la diferencia de la pena, porque encubrimiento tiene de 6 meses a 3 años; y cuando son delitos graves se va al doble en el mínimo y en el máximo; o sea que de 6 meses se va a un año, y de 3 se va a 6 años. En este caso de 1 año a 6 años.

JOSÉ ORTIN, DEFENSOR DE DAMIÁN CAXAL

En el caso de mi cliente, nosotros asumimos la defensa desde hace un tiempo a esta parte. La particularidad que tiene la causa es que él junto con su amigo al día siguiente del hecho se presentó en la confitería y formuló una declaración de que es lo que había vivido, es decir que es lo que le había pasado.

En su relato siempre manifestó lo mismo, que estaba en su domicilio, llegó el menor en una camioneta y le dice: “subite, vamos a dar una vuelta”. Aborda la camioneta y en el trayecto le dice en palabras textuales que llevaba “un fiambre en la caja”.

Ante esto se asusta y como consecuencia de eso le cuenta a su familia al día siguiente, también le cuenta a su novia; y deciden dar conocimiento de esa situación a la policía. Ellos manifestaron esto, y lo raro y curioso es que estas personas informaron lo sucedido, y también había otros dos menores más que habrían dado aviso a la policía, habían declarado. Lo curioso es que los 4 se encuentran actualmente detenidos.

Cárcel de menores en Castañares, aquí pasa sus días el menor imputado por el crimen de la docente

Pese a haber colaborado con la Justicia y pese a haber manifestado lo que sucedió, son las personas que están detenidas e imputadas por los delitos de homicidio triplemente agravado en grado de participes secundarios.

Nosotros interpusimos recurso de apelación porque habíamos planteado previamente una nulidad en el entendimiento de que la fiscalía no argumenta o no manifiesta cual es la promesa previa, es decir, nosotros tenemos que valor acá dos delitos: por una parte el encubrimiento y por otra parte la participación secundaria de un delito más grave. La diferencia está dada por que en la participación secundaria tiene que haber una promesa previa. No es lo que sucedió en la causa y la fiscalía no aportó elementos de prueba que puedan dar de esta situación.

Incluso hay un testigo de identidad reservada quien también habría recibido un mensaje por parte del menor diciéndole que estaba por buscarlo para llevarlo a dar una vuelta y que este chico no fue porque ya tenía otros planes. Entiendo que ese modus operandi que lo hizo con este testigo lo hizo también con los imputados en la causa, no es que se pusieron de acuerdo anteriormente sino que todo fue posterior al fallecimiento de la señora Palomo.

¿Ante la ley y con las últimas novedades con respecto al menor imputado, como queda la situación de su defendido?    

Él es menor de edad, tenía al momento de los hechos 17 años. Lo que establece la ley es que se lo puede declarar culpable o inocente; no existe una condena. Se establece la culpabilidad o la inocencia y después el juzgado de menores es quien va a determinar en el caso que sea culpable cuales son las reglas de conductas o medidas de seguridad, que entre las medidas de seguridad existe la detención.

Acá hay un vacío legal, hay una falla en el sistema a mi entendimiento porque él al cometer los hechos era menor de edad y sin embargo se encuentra actualmente en la alcaldía cuando se tendría que encontrar en un centro totalmente distinto, teniendo en cuenta que estamos hablando de una persona que al momento de los hechos era menor de edad.

¿Podría explicarnos el porqué del sobreseimiento del principal imputado?

Tenemos que tener en cuenta dos elementos que muchas veces se presta a confusión: el sobreseimiento se lo dictan porque es una persona inimputable. La ley es muy clara, en caso de ser menor de 16 años es una persona inimputable, es decir, no puede existir una persecución penal en su contra. Es lo que dice la ley y es lo que se tiene que cumplir, sin perjuicio  de ello atendiendo de que puede ser una persona peligrosa para sí o para terceros, se pueden dictar medidas de seguridad, que hoy por hoy son medidas de seguridad definitivas. Esto significa de que le juez va a ordenar la detención en ese centro juvenil hasta tanto él pueda demostrar de que deja de ser una persona peligrosa para sí o para terceros.

Se trata de una medida de seguridad con la finalidad de una reinserción de una persona a la sociedad. Es una medida de seguridad no una condena como la que podría recibir un mayor.