Tras un 2020 con una fuerte sequía, donde los representantes del sector agropecuario y ganadero de Salta aseguraron haber tenido serias dificultades para llevar adelante sus cultivos, el 2021 se presenta bajo el fenómeno de la niña, que avizora un año lluvioso. El portal Dossier Web dialogó con el observador meteorológico Edgardo Escobar quien explicó y destacó la importancia de observar el clima para la efectividad de muchas actividades.

“Constantemente enviamos al agro los informes de suelos, esto ayuda mucho a los cultivos y prever cómo serán las temporadas de siembra y cosecha.  Desde mediados de año veníamos trabajando con los indicadores de que este año que será marcado por el fenómeno de la niña”, explica el meteorólogo José Edgardo Escobar.

Este fenómeno adelanta un verano lluvioso en la zona del Valle de Lerma, pero que también traerá un invierno más frío e intenso. “En las imágenes satelitales ya estamos haciendo un seguimiento y se la puede apreciar, al igual que los movimientos que va realizando”.

El campo siempre está atento a estas notificaciones, debido a que a raíz de distintos factores las lluvias se pueden presentar dentro del fenómeno del niño o de la niña, ella es más esperada por la imperiosa necesidad de regar cultivos y alimentar al ganado.

Edgardo explicó que el fenómeno de la niña se desarrolla cuando la fase negativa de la oscilación del sur alcanza niveles significativos y se prolonga por varios meses. Esto quiere decir que se observa una disminución de la presión a nivel del mar en la región de Oceanía y aumento de la misma en el Pacífico tropical y subtropical junto a las costas de América.

Indicó que el aumento de la diferencia de presión entre la costa de América del Sur y Oceanía hace que los vientos alisios se intensifiquen, trayendo aguas más frías. “También se puede observar que el anticiclón de Sudamérica llamada alta boliviana que arrastra aire húmedo del pacífico hasta llegar al valle de Salta en la cual produce abundantes lluvias en época estival”.

Explicó que durante los eventos llamados la niña las aguas calientes en el Pacífico ecuatorial se concentra en la región junto a Oceanía y es sobre esta región donde se desarrolla la nubosidad y la precipitación más intensa.

“Si bien las explicaciones son 100% técnicas tanto los productores como los salteños en general deben saber que durante esta temporada se desarrollarán lluvias con mayor intensidad, esto tiene sus beneficios para varios sectores”, haciendo referencia a que son necesarias para llegar a penetrar las capas del suelo.

Finalmente Edgardo cuenta que trabaja en la Estación Meteorológica Salta y la  mayor parte del día realiza el seguimiento del clima a través de imágenes satelitales y modelos numéricos para llevar esos aportes a sectores donde es necesario conocer los movimientos climáticos.