Les dijo el ex campeón mundial Jorge “Locomotora” el Roña Castro a los delincuentes que lo asaltaron. Tras el hecho de inseguridad sufrido por el púgil en inmediaciones de su gimnasio en Temperley, expresó: “No me reconocieron por el tapabocas y cuando los llamé se me cagaron de risa”. Foto: La Nación

El 9 de octubre de 2020, se dirigía por inmediaciones del barrio San José hacia calle Eva Perón 1430, donde se encuentra su gimnasio, el ex campeón mundial Jorge “Roña” Castro, cuando delincuentes lo abordaron a punta de pistola y lo despojaron de su dinero y su teléfono celular.

Unas horas más tarde el conocido ex púgil y ahora propietario de un gimnasio de boxeo, posteó en su cuenta de Facebook:

Lamentable.

Estos pibes chorros que hoy me afanaron los invito a que pasen por el gimnasio. Vengan que les voy a enseñar a respetar y a cuidar la vida con el box. El día que aprendan, se van a dejar de hacer los guapos choreando y van a tener una conducta en la vida.

Todo vuelve y cuando sea tarde van a rendir cuentas.

A los comedores que vienen a buscar comida les cuento que tambien me afanaron el celu así que manden mensaje en privado por acá en face para ver como hacemos la semana que viene.

“Locomotora” solidario

Es conocido el acercamiento que tiene Jorge con el mundo de la política. Desde un primer momento siempre agradeció la ayuda desde Caleta Olivia de Néstor Kirchner en sus comienzos. Tras su paso por los escenarios internacionales y sobre todo tras su inolvidable hazaña en Monterrey aquel 10 de noviembre de 1994 contra Jhon David Jackson, el universo deportivo nacional lo venera como uno de sus próceres por excelencia.

Durante la cuarentena, Castro convirtió su gimnasio en Temperley en un comedor comunitario en el que ayuda a varios vecinos y asiste con un plato de comida. “La gente del barrio no tiene un sueldo, vive del laburo día a día, empezó a faltar la comida y tuvimos la idea de poner una olla popular”, le dijo a La Nación.

Por su parte en declaraciones a TN, Castro contó que el robo “fue al voleo, me apuntaron con dos fierros y tuve que dar toda la plata y el celular”, luego de ser amenazado con dos armas de fuego por los delincuentes.

“Lo tenía como a (John David) Jackson, pero el otro me estaba apuntando”, contó el excampeón, sobre un momento en el que pensó resistirse al asalto y el memorable combate que sostuvo ante el púgil estadounidense, en el 94, cuando se impuso con un KO luego de sufrir un intenso castigo.

“No alcancé a tomar la patente ni nada”, dijo Castro, que destacó que en el atraco sufrido perdió varias imágenes que tenía guardadas en el celular: “Tenía fotos de la familia, de los amigos y de muchas figuras, como Diego Maradona”. Luego expresó que no realizó la denuncia policial del incidente con un contundente “no sirve”, y subió a las redes sociales el mensaje dirigido a quienes lo asaltaron.