Lo dijo Pablo Tobio, defensor de los dos imputados, Juan y Froilán Cuevas, quienes vivían en el paraje Huacaloma, en el departamento de Iruya. Ambos fueron señalados por la fiscalía como los autores materiales de la desaparición y muerte del turista galo Mathieu Martin.  Por su parte el defensor dijo que “los Cuevas han sido víctimas del Sistema Judicial y de una fiscalía que no ha tenido otros medios”. El debate oral inicia el 6 de noviembre próximo y se llevará a cabo en la Sala de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial.

El hecho ocurrió en el paraje Las Varas, cercano a Huacaloma, donde los Cuevas eran conocidos por su afición a la ingesta de alcohol puro, lo que les hizo valer la fama de ebrios violentos y peligrosos.

Según consigna Clarín, un relato se repite en la zona y es que Juan Cuevas hace diez años mató a su cuñado de una puñalada y lo arrojó por un barranco. La Justicia salteña investiga desde entonces la existencia de ese homicidio. Froilán Cuevas estuvo preso, acusado del asesinato de otro hombre. Pero no recibió condena. Rosa –la hermana–, víctima de violencia por parte de los dos, fue quien los delató el 18 de diciembre de 2018 por otro crimen.

“Pregúntenle a ellos qué hicieron con el francés”, les dijo a los policías. Hablaba de Mathieu Martin, el mochilero desaparecido desde agosto de 2018. La familia de Martin viajó dos veces a la Argentina desde Aussonne, una ciudad cercana a Toulouse, durante la búsqueda, que incluyó perros y drones. Juan y Froilán Cuevas están detenidos, acusados de haber asesinado a Mathieu Martin. El probable homicidio –si es que existió– tiene una particularidad y es que no hay cuerpo.

Por su parte la defensa de los Cuevas alega que el turista francés no murió a manos de sus representados y que probablemente el cuerpo no apareció jamás por efecto de la intempestiva fauna y la Naturaleza que rodea el lugar.

Para indagar acerca de detalles y mayores precisiones, MUY CRITICO  entrevistó al defensor de los hermanos Cuevas, el doctor Pablo Tobio.

¿Cuándo y cómo será la audiencia de debate?

Lo que ya está confirmado es la elevación de audiencia de debate. Ya está también el lugar, la Sala de Grande Juicios y también el tiempo que va a llevar que van a ser tres semanas. El juicio iniciará el 6 de noviembre, con unas 15 audiencias a lo largo de 3 semanas.

Son casi 80 testigos que van a prestar declaración. Es ese sentido el Tribunal Oral ha sido bastante generoso ya que ha admitido todas las pruebas que las partes hemos ofrecido. Se han hecho muchos trabajos de relevamiento con personal policial, personal a cargo de canes. Ha trabajado mucha gente que obviamente tiene que volcar todos esos resultados en el debate.

¿Que tiene la Fiscalía en contra de sus defendidos, Juan y Froilán Cuevas?  

Nada. Únicamente dichos, únicamente situaciones absolutamente imaginarias. Los canes marcaron un lugar, se cavó hasta el cansancio y no se encontró nada de nada. Esto es importante porque si habría habido un cadáver allí, habría habido fluidos del cadáver.

Además del cadáver, ropa, etc. pero no hay nada. Tampoco había rio en esa época, así que el rio no se lo llevó. Y las distancias allá, si bien no son grandes, son complicadas porque la topografía es muy agreste, muy arisca. En el peor de los casos hay que cargar un cuerpo de una persona de 1.80 metro para llevarla de un punto a otro y hacerla desaparecer. Si murió, no murió ahí.

¿Es un caso sin cuerpo?

Es que no murió ahí, y no murió por manos de ninguna otra persona. Ese muchacho se perdió camino a Isla de Cañas entre medio de las serranías, de la selva y hay que buscarlo por ahí. No murió en Huacaloma, ni en Vulcanilea.

¿Esto sucedió en agosto de 2018?  

Se calcula que entre el 6 y el 20 de agosto de 2018.

¿Cómo van a ser los protocolos de salud durante el juicio? ¿Se van a llevar a cabo las audiencias con todos los cuidados que se requiere?

Si, me imagino que como va a ser en la Sala de Grande Juicios, así que los magistrados ya han elaborado un protocolo para que los que estén ahí lo hagan respetando sus distancias y todo lo que corresponda. La presencia en el debate se va a limitar esencialmente a la gente autorizada. Calculo que serán medios de prensa, muy poco público y por supuesto se va a transmitir en vivo por el sistema cerrado de video.

¿Por qué la Fiscalía los culpa a los Cuevas, son lugareños con antecedentes? ¿Porque ellos?

Los Cuevas son lugareños de allí. Aparentemente éste muchacho (Martin) anduvo por esa zona y tuvo que pasar por la casa se los Cuevas para poder seguir camino a la Isla de Las Cañas; solo hubo dichos. Son dichos. Uno dijo que Cuevas estando borracho había dicho que lo había matado; otro dijo que Cuevas lo había tirado al rio.

Cuevas no dijo nada en ninguna declaración ni mucho menos. A todo esto hay que sumar que no hay armas, no hay rastros de sangre, no hay ropa. No hay nada que sugiera un móvil ni la comisión de ese ilícito.

¿Hay algún testigo que los haya visto a los hermanos Cuevas con el turista francés?

Absolutamente nadie. Hay varios testigos que si lo vieron al francés porque él hasta llegar a esa zona preguntó cómo hacer para llegar a La Isla de Cañas. Hay uno que lo vio acampar en la zona pero no en la casa de los Cuevas ni mucho menos. Lo que pasa es que para pasar por el camino subsiguiente hay que pasar por la casa de uno de los Cuevas.

Si yo digo que los Cuevas no lo mataron, que lo maté yo (sic). Es decir que “yo lo maté al francés”. A mí no me podés meter preso; tenés que probarme que, medianamente, yo he tenido la oportunidad, el medio y el motivo. Al menos uno de los Cuevas está probado por testigos que no estaba en esa época en la zona, estaba en Jujuy. Eso consta.

Además hay varias nulidades graves que se van a plantear en el debate, hay cuestiones que tienen que ver con ciertos personajes, como los psicólogos y las psicólogas. Un médico que ya voy anticipando que esta defensa va a plantear no solo la nulidad sino causas penales contra ellos por encubrimiento de los deberes de funcionarios públicos.

Le tengo que preguntar de la pulsera…

De la pulsera me voy a reservar ciertos detalles porque no quiero avanzar ni quiero preparar a la otra parte para que cubra lo de la pulsera. Lo que puedo decir es que la pulsera no es de los Cuevas. La pulsera no puede permanecer en ese juicio más que en el comienzo. Y si en el peor de los casos nos tenemos que remitir a los exámenes de ADN, no son contundentes y eso se va a probar en el juicio.

En el alegato inicial plantearemos cual es el objetivo nuestro. Las palabras de apertura de esta defensa van a ser que llegamos a juicio con dos víctimas y un desaparecido. Los Cuevas han sido víctimas del sistema judicial y de una fiscalía que no ha tenido otros medios ni otros ni otras personas más que estos para llevar adelante una imputación. No nos olvidemos que estamos hablando de un francés.

Es el tercer francés que tiene problemas en la Argentina, al menos. Y eso resuena como un eco para estos fiscales y para la fiscalía; cuando tenemos a dos chicas muertas de quienes todavía el padre de una de ellas dice que “no son los culpables los que están presos”.

Al menos Santos Clemente Vera no tiene nada que ver…

¿Acaso no lo sabe el Poder Judicial ni el Poder Político? Claro, porque acá no desapreció un cordobés ni un jujeño, desapareció un francés y en Francia, como es un país que cuida mucho de sus ciudadanos, no te digo que ejerce presión pero observa permanentemente los movimientos de éste expediente. Parece que nadie quiere contradecir ni quedar mal con Francia. Van a tener que explicar un par de cosas y van a tener que decir porque llegamos con una imputación a dos personas privándola de su libertad durante dos años.

¿Fueron víctimas de apremios ilegales sus defendidos?   

Si, totalmente. Fueron víctimas de apremios ilegales y después fueron víctimas de un fiscal de Derechos Humanos que no hizo nada. Después los absolvieron a los policías en el juicio oral que se hizo por apremios ilegales. Realmente los maltrataron.

¿Quién fue el fiscal?

Molinati (Marcos Ezequiel). Es un fiscal que ganó su concurso a partir de una gran amistad con el gobernador Gustavo Sáenz.

Publicidad