Una mujer fue condenada por mantener encerrada a una joven en un pozo. La coacción se mantuvo bajo amenaza para que la víctima le pagara una suma que le debía por la pasta base que había consumido en ese sitio ubicado en Villa Lavalle, a pocas cuadras del río Arenales.

Daniela Janet Chocala (22) recibió una pena de dos años de prisión de ejecución condicional como autora del delito de privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia.

Su hermana, Yésica Beatriz Chocala (24) también había llegado a la audiencia imputada por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia y coacción, en concurso real, pero resultó absuelta por el beneficio de la duda.

Según consta en la causa, la denuncia contra las hermanas Chocala fue presentada por una mujer que afirmó ser madre de una joven de 21 años, vecina del barrio. Refirió que su hija había concurrido al “pozo de la muerte” y que las imputadas no la dejaban salir porque debía 500 pesos de la pasta base que había consumido. La denunciante sostuvo que amenazaron con pegarle un tiro en la cabeza si no pagaba lo adeudado. Enterado de la situación, el hermano de la joven retenida se presentó en el lugar para abonar el dinero. Recién entonces dejaron ir a la damnificada.

El juicio se llevó a cabo en la Sala III del Tribunal de Juicio y estuvo a cargo del juez Pablo Farah.

Daniela Janet Chocala deberá cumplir varias obligaciones, entre las que se cuenta la prohibición de ejercer cualquier tipo de violencia física, psíquica o verbal en perjuicio de la víctima y su grupo familiar; prohibición de acercamiento al domicilio o lugares adonde concurra la víctima y su grupo familiar en un radio de 300 metros; realizar tratamiento terapéutico por su adicción a las sustancias estupefacientes, previo diagnóstico de especialistas que así lo determinen, entre otras obligaciones.

Prensa Poder Judicial