El juez de Garantias 1 de Joaquín V. González Sebastián Guzmán dictó la prisión preventiva de Walter Omar Mamaní, Juan Francisco Giménez y Sergio Luis Carlos Argañaraz, todos efectivos policiales. Foto: Clarin

El juez de Garantías 1 de Joaquín V. González, Salta, Sebastián Guzmán, dictó la prisión preventiva para el comisario Walter Omar Mamaní, el cabo Juan Francisco Giménez, el sargento Sergio Luis Carlos Argañaraz y la sargento Julia Díaz.

Calificó provisoriamente la conducta desplegada por Mamaní como configurativa de los delitos de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza, todo en concurso real por el hecho ocurrido el 28 de junio pasado a las 4 de la madrugada, en concurso real con privación ilegítima de la libertad y falsedad ideológica también en concurso real por el hecho ocurrido el 2 de julio pasado en horas de la tarde.

La conducta desplegada por Juan Francisco Giménez fue calificada provisoriamente configurativa de los delitos de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza, todo en concurso real por el hecho ocurrido el 28 de junio de 2020 a las 4 de la madrugada, aproximadamente, en concurso real con coacción.

Y la conducta de Sergio Luis Carlos Argañaraz fue calificada provisoriamente como configurativa de los delitos de abuso de armas agravado, privación ilegítima de libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas con fines de venganza, todo en concurso real por el hecho ocurrido el 28 de junio pasado a las 4 de la madrugada, aproximadamente.

En la misma resolución el juez declaró la nulidad parcial de la ampliación del decreto de citación a audiencia de imputación en lo que respecta a la participación de Franco Matías Vizgarra. Y rechazó el pedido de prisión preventiva del mismo, ordenando su libertad.

También dispuso convertir el arresto domiciliario de Julia Antolina Díaz en prisión preventiva.

El juez también dispuso correr vista a la Fiscalía de Derechos Humanos por la posible comisión del delito respecto de las declaraciones testimoniales de Ramiro baltazar Serrano, Diego Jacinto Figueroa Orquera e Iris Waildelich.

Dispuso asimismo que la apertura de los mensajes de Mamaní existentes en el teléfono celular secuestrado se haga en presencia de la fiscalía penal, defensa técnica y la querella.

Mamaní y Giménez se desempeñaban como comisario y jefe de dependencia, respectivamente de la subcomisaría El Dorado, en Apolinario Saravia.

Respecto de la declaración de la nulidad parcial del decreto fiscal del 7 de julio, el juez consideró que se basó dicho instrumento en la declaración testimonial de la progenitora del damnificado “que no se condice con todas las diligencias incorporadas en el legajo de investigación las cuales sí han sido empleadas para fundar la imputación de todos los restantes investigados”. Por ello consideró que no existen elementos para fundar la pretensión respecto de Vizgarra.

Por el contrario, consideró que existen elementos suficientes para sostener como probable la participación en los hechos del resto de los imputados, cuya prisión preventiva ordenó el juez.

La situación del auxiliar Sergio Dantur

El juez consideró que la fiscal Simesen de Bielke no respetó los protocolos a la hora de levantar las pruebas o llevar a cabo las pericias de los teléfonos celulares sin la presencia de las partes, por lo que consideró que la fiscal no respetó los protocolos a la hora de levantar las pruebas o llevar a cabo las pericias de los teléfonos celulares sin la presencia de las partes.

Dantur junto al Procurador General en 2019 -Foto: Fiscales Penales-

Según consigna El Tribuno, Sebastián Guzmán consideró dichos actos procesales “nulos de nulidad absoluta” dado que la fiscal de Derechos Humanos no acudió a la autorización judicial debida para llevar a cabo la inspección ocular en los celulares de los funcionarios judiciales, con lo cual, dicha acción estaría afectando el debido proceso en aras de llegar a la verdad.

Publicidad