Lo dijo el diputado Carlos Zapata, en referencia al escándalo que provocó la maniobra fraudulenta que involucra a ediles de más de 30 departamentos salteños, entre otros funcionarios.

¿Qué opinión le merece el escándalo de los funcionarios que se inscribieron o intentaron hacerlo con el IFE?

Hay que dividir la cuestión en dos, una es la condición moral que tiene el funcionario que a sabiendas de que se está haciendo una ayuda extraordinaria, una gran esfuerzo del Estado Nacional para asistir a otras personas que no tienen otro tipo de ingreso, que no tienen la posibilidad de acceder, se imposibilita que quien esté en la política en la búsqueda del bien común, actúe dentro de la ley buscando esto.

En segundo lugar, es la actitud de los partidos políticos. Con esto hay un concejal de apellido Héctor Barraza, que llegó por Ahora Patria y empezamos a analizar la situación del señor y bueno, no es afiliado a Ahora Patria, así que no podemos iniciar un proceso para certificar las informaciones y proceder a aplicar las sanciones disciplinarias, que sería la expulsión del partido.

Entonces queda para actuar directamente a los órganos colegiados la falta en virtud a las disposiciones que hacen a las facultades disciplinarias. Tanto la Constitución Nacional como las cartas orgánicas, se contemplan las facultades, los órganos legislativos y corregir a sus miembros.

Se puede llegar hasta la expulsión del Cuerpo por cuestiones de inhabilidad física o moral sobreviniente. Hasta acá claramente se trataría de una cuestión de inhabilidad moral, entonces se corresponde a los cuerpos colegiados.

Munirse de los elementos suficientes para certificar la existencia del hecho pedido por una persona que no tenía derecho y que tendría que haber tutelado la posibilidad de que los más desposeídos puedan acceder a esto y proceder en consecuencia, se necesitan los dos tercios.

Por otro lado también hay que examinar que sucedió en materia de control administrativo del Organismo que recibe las solicitudes y otorga los beneficios. Evidentemente algún problema hay, porque personas que estaban percibiendo de la Provincia, por cargos administrativos, aparecieron y pudieron cobrar esto.

Probablemente hay un problema en las bases de datos derivado del mal trabajo del entrecruzamiento de la información o ausencia de la información porque las personas están cobrando haberes u obtiene aportes. Por esa razón con otros diputados de la oposición o del Frente de Todos, hemos presentado un pedido de informe para ver si la Provincia está pagando los aportes de los municipios como se establece como es usual. Es decir, si se trata del ANSES o si existe una falta de pago porque eso provocó la debilidad en el sistema que llevó al error.

Pero en esto hay que ser terminante, la gente que llega a la política para aprovecharse de los pobres debe ser eyectada. Y estas actitudes la venimos sostenido desde Ahora Patria o yo personalmente desde que asumí como concejal; con el tema de los subsidios, subvencionas y becas; o como me confesó el actual ministro Canepa, que utilizaban la plata para hacer política. Esta gente no merece estar en la política, debe ser eyectada. Y sobre las necesidades de los más pobres es lo más detestable que se puede observar en política.

¿Cuánto gana un funcionario como Marcos Vera, titular de la UDAI SALTA?

No sé, por arriba de los 100 mil pesos.

¿Qué es lo que motiva a una persona como está a hacer algo así? Porque para alguien que gana más de 100 mil, los 10 mil pesos no le sirven ni para el estacionamiento, porque además le están quitando la posibilidad de acceder a un plato de comida a un niño/niña a hacerse de ese dinero…

Yo no puedo explicarle que los motiva, porque nunca pasaría por mi cabeza semejante cosa…

Si pero Usted los tiene al lado Carlos, y usted es uno de los diputados de mejor imagen –sin ser obsecuente pero eso es cierto–, usted convive con este tipo de personajes, por eso le pregunto…

Lamentablemente la política ha dejado de ser la expresión a través de los representantes de las ideas de los partidos políticos para transformarse, sobre todo los cuerpos legislativos, concejales y Cámara de Diputados en un cumulo de personas con poco conocimiento de la Constitución y de su funcionamiento; que ven llegar su oportunidad de oro y quieren aprovecharla para, en cuatro años solucionar el resto de su vida.

Probablemente sea eso, pero no es la mayoría, lo que pasa con eso que en los pocos casos que se presentan, desprestigian a todo el cuerpo. De un tiempo a esta parte, fruto de las PASO, donde los mejores exponentes de la ideología o que mejor expresan las ideas de un partido políticos son los que lo representan, pasó a buscarse gente con popularidad. Cualquier vota en cualquier partido y muchas veces la popularidad no está acompañada de intelectualidad ni de honestidad.

Quizás esos sean los motivos por los cuales estas personas estén ocupando cargos. Cuando yo era chico y hubiese sucedido esto, la persona hubiera quedado prácticamente desterrada de la ciudad o de la provincia. Hoy se pasean y la gente los valora como “picaros”.

Carlos Zapata, diputado provincial, manifestó que «es lo más detestable que se puede observar en política». 

En la opinión generalizada del ciudadano se está convalidando a estas personas que mediante trampas y engaños se aprovechan de los más pobres llevándose el dinero que es para atender la necesidad de los más pobres. Yo creo que hay una crisis de valores al momento de actuar en la política por algunas personas, por supuesto que hay otros que lo rechazan y que nunca harían esto.

Hemos ido degradando y muchas veces entran candidatos que uno no conoce ¿Por qué? Porque la situación lleva a que el tema de la popularidad, donde unos hacen “alianzas” o “frentes”. “Este me lo recomienda fulano” y resulta ser una persona que realmente no tiene nada que ver con los principios que uno tiene y no se ha podido examinar la conducta.

Cuando se vuelva a la situación de que cada partido elija a su candidato dentro de sus afiliados, estas cuestiones van a empezar a desaparecer. En las estadísticas las causas de la mayor crisis política que hay, aparece en los resultados la corrupción en casi la mitad; el resto de las causas que son como diez más, tienen unos porcentajes mucho más reducidos. Entonces está claro que la población sabe que en la política hay mucha corrupción.

Pero en la política no va a encontrar mucha predisposición, sobre todo en el oficialismo de afrontar la corrupción. Porque la corrupción normalmente es servir al oficialismo.

¿No puedo haber una posibilidad de que se concurse para estos cargos, porque los “padrinos” que ponen a estos sujetos donde están cuando llega la hora de los bifes se borran ¿No hay algún proyecto para estos cargos ya se empiecen a concursar y no sean señalados a dedo? porque de pronto aparece cualquiera sentado en un despacho…

Mire, cuando yo me acerqué y empecé a ver sobre la Política, solamente eran funcionarios políticos. Las autoridades superiores de la gobernación, los ministros, los secretarios y hasta los subsecretarios. Desde el director para abajo todos eran funcionarios de carrera y el ingreso a la Administración se hacía en un examen previo; ahora es político hasta el ordenanza. Ahí está la causa de la decadencia. No se elige a los mejores para la función pública sino que están eligiendo los más cómplices, los más adherentes al partido, los más militantes. Ahí hay un problema.

Está bien pero no son 4 o 5, son más de 50…

Pero claro, ahí está el profundo rechazo y la indignación que me produce ¿Cómo es esto? son gente del partido del gobernador, quien ya se expresó con total indignación. Ahora corresponde a los cuerpos colegiados analizar y comprobar la veracidad. Creo que hay que confiar en las instituciones y en el pueblo, el ciudadano común debe exigirles a los funcionarios electos que cumplan con la ley. Que cumplan con la tabla constitucional y que depuren el estamento político. Pero no hay que depurarlo de “prepo”, sino dentro de las instituciones y de la normalidad.