La doctora Claudia Benavidez de Movilidad Ciudadana y Pedro García Castiella, quien en ese momento pertenecía a la Oficina Anticorrupción, fueron quienes iniciaron y llevaron adelante una pormenorizada, detallada y encomiable investigación que demandó largos meses y que involucró a la Dirección de Asuntos Legales de la Subsecretaria de Transito. Como resultado se llegó a la imputación y detención de 11 personas en el escandaloso caso de las licencias apócrifas. La investigadora no descartó nuevas detenciones desde su ámbito.

Los trabajos investigativos se llevaron adelante desde la Subsecretaria de Transito por la doctora Claudia Benavidez desde 2019. Por otro lado el experimentado penalista Pedro García Castiella investigaba el mismo delito con denuncias que habían evidenciado una asociación ilícita.

En dialogo con MUY CRITICO, Benavides relató la totalidad de la crónica de cómo se fue trabajando con los cuidados y la responsabilidad que una investigación de estas características puede demandarle a dos organismos estatales.

Se debía ponerle freno a un delito gravísimo, el cual tiene múltiples ramificaciones y consecuencias funestas, tales como los siniestros viales que se cobran vidas año a año, en una provincia que tiene índices altísimos de mortalidad y conductores irresponsables.

A este factor sumarle la falta de pericia a la hora de conducir un vehículo, ya sea de forma profesional o particular, motivó a la presente investigación.

¿Cómo inicia esta investigación que comenzó el año pasado, Usted la inició junto con el doctor Pedro García Castiella?

Así es. En realidad hay varias denuncias y estaban dispersas. Entonces una de esas actuaciones venia de la Oficina Anticorrupción. Lo que se hizo fue  aunar esfuerzos entre la Oficina Anticorrupción y mi oficina que era en ese momento la Dirección de Asuntos Legales de la Subsecretaria de Transito. Actualmente es la Secretaria de Movilidad Ciudadana.

¿Ahí Usted inicia la investigación mancomunadamente con el doctor Pedro García Castiella que estaba en el cargo de Secretario de Justicia?

Él era titular de la Oficina Anticorrupción y entiendo que su nivel jerárquico era el de Secretario. Yo venía investigando por mi lado lo que compete a mi área de varias denuncias que se realizaron en forma separada, autónoma. Y por otro lado unas auditorias que se hicieron en ámbito de la Subsecretaria de Transito.

Lo que se hizo con la Oficina Anticorrupción fue como le digo, aunar esfuerzos, reunir todos los supuestos, reunir elementos de prueba, acumular expedientes. Un trabajo largo, arduo, un trabajo investigativo importante y sigiloso.

Una vez que reunimos las pruebas que ya consideramos que eran adecuadas, que constituían muy buenos indicios para la Justicia; presentamos en conjunto una denuncia con todos los elementos de prueba. Por supuesto poniendo a disposición todo el resto de los elementos que existen en el ámbito de la Subsecretaria.

¿Cómo se llega a estos 11 detenidos?

En realidad el trámite ya cuando está en manos del fiscal a nosotros ya no nos compete ese actuar, más que nada lo que hacemos es colaborar cada vez que nos requieren, por ejemplo a mí.

Después que iniciamos la denuncia propiamente dicha, que fue en octubre del año pasado –2019– nos citaron, tanto al doctor García Castiella como a mí, para ampliar algunas cuestiones, sobre todo los que hacían trabajo cotidiano, como ciertos tramites y demás; se nos solicitaron y se nos requirieron expedientes.

Nosotros siempre colaboramos con la Justicia, pero ahí ya no participamos en la investigación que es específica del Ministerio Publico.

Le refería a la génesis de la, o las denuncias, porque esto era vox populi, todos sabíamos que ahí había gente que pagaba por tener la licencia, pero ¿Cómo se producen las denuncias, fue la misma gente de Transito o eran ciudadanos comunes?

Le explico: como son distintas situaciones, tenemos que ponernos en distintos supuestos. Por un lado ocurrió –por ejemplo– que fue una persona a renovar su licencia de conducir y cuando van al sistema se dan con que la licencia no tenía un respaldo documental, no tenía un FUT, que es el Formulario Único de Trámite, en el que el ciudadano tiene que realizar  todo el trámite correspondiente a la Licencia de Conducir, como lo es el Examen médico, el Examen Teórico, el Examen Práctico, el Curso, etc. y el pago también.

¿Entonces que ocurría? Inmediatamente la Directora de Licencias de conducir pone en conocimiento mío esa situación y coordinamos con las distintas áreas que primero se realizó un archivo interno de cuáles eran los supuestos. Entonces se comenzó una auditoria.

Primero se detectaron setenta licencias apócrifas, después veintipico, después cien… o sea, la verdad que abrumaba la cantidad, porque uno piensa que detrás de esas licencias hay un conductor que no está preparado, que tiene un arma. Arma que es mortal digamos.

Convengamos que el examen no es la gran cosa. Es decir que uno no tiene que ser Fangio o Ayrton Senna para conseguir un carnet de estas características; le sumemos a eso que se lo den de arriba al permiso, es como mucho…

Es muchísimo y para el ciudadano es una falta de respeto. Por eso había que actuar con seriedad, con celeridad, con mucha prudencia. Porque también tenemos que tener en cuenta que las personas que estaban detrás de esto estaban entre nosotros. Era una investigación muy sigilosa de la cual muy pocas personas podían llegar a tener conocimiento y la verdad que es difícil así pero se lograron recolectar muchas pruebas.

Para que se entienda, cuando Usted dice “entre nosotros” ¿A quién se refiere, a los funcionarios o a la gente de Transito?

Claro, a la gente de Transito. Cuando yo digo “entre nosotros”, me refiero a personal de Transito. Yo me considero Personal de Transito, no importa que mi cargo sea jerárquico. Al decir “entre nosotros”, es entre mis compañeros de Transito. Ya sea un administrativo de licencias, sea un inspector que tomaba el examen. A eso me refiero, que las personas que estaban involucradas estaban entre nosotros.

Nosotros recibimos información de que hubo denuncias entre ellos, entre los detenidos ¿puede ser que haya sucedido una situación así?

La verdad que como le digo, nosotros a nivel de la investigación que realiza el Ministerio Publico, a la vez a la Fiscalía de Delitos Económicos Complejos, no tenemos acceso, porque nosotros somos nada más que colaboradores; cuando nos solicitan algo se lo entregamos. Pero nosotros no tenemos acceso al expediente. Al expediente va a tener acceso un defensor por ejemplo de algún imputado.

LEER TAMBIEN “CLARAMENTE NOS ENCONTRAMOS ANTE UNA ASOCIACIÓN ILÍCITA”

Lo que pasa que no ocurría eso en el ámbito de la Subsecretaria de Transito, porque cuando yo los citaba a declarar a estas personas nunca tenían nada que ver, o sea tampoco acusaban a otro. Simplemente no entendían porque vino un ciudadano e injustamente lo acusó. Así eran las declaraciones.

Las declaraciones que yo tomé en el ámbito de mi inspección general a las personas involucradas, ninguna se hizo cargo. No así el ciudadano común que fue citado porque tenía una licencia apócrifa. Muchísimos me aportaron quien era la persona que le había ofrecido esa licencia a cambio de dinero. Esas fueron las declaraciones que nosotros tomamos y que aportamos a la Justicia.

En cuanto a los que ya tienen esa licencia “trucha” ¿Esa licencia se va a caer, no sirve?

El tema tiene muchas consecuencias. Primero algunas que ya son tangibles y otras que van a venir después, digamos. Por ejemplo va a tener como consecuencia los sumarios administrativos a los implicados.

Que ya están los sumarios administrativos, que de hecho yo ya trabajé en el marco del sumario administrativo. Fueron elevados, algunos ya están por terminar e incluso me enteré que salió una cesantía hace poco.

Eso por un lado, por otro lado cuando concluyan todas estas actuaciones administrativas que son las más urgentes, que es lo más urgente para nosotros, es apartar a las personas que afectan a la Administración Pública.

Entonces una vez concluida esta cuestión y terminada, y cuáles son las licencias que son apócrifas y que no se hizo ningún trámite o lo que sea, tendrá que remitirse a la Procuración General para que se inicien las acciones  ante el Fuero Contencioso Administrativo en contra de las personas, de los particulares que tengan esa licencia.

En caso de que yo haya pagado por no rendir ningún examen, ni me haya molestado en realizar los controles médicos ¿yo también estoy en un delito?

Por supuesto. El delito tiene la participación de uno y de otro por eso ambos son imputables en el delito, ambos son imputables.

Por supuesto no es lo mismo un funcionario público que el particular, el funcionario público tiene una pena agravada. Hoy en día hay un montón de figuras, hasta para los delitos en contra de la Administración Publica también, está la figura del “arrepentido”.

Hay muchas cuestiones que hay que tener en cuenta. Yo no soy una especialista en materia Penal pero esto va a ser una causa que va a ser muy compleja, donde la situación de cada persona va a ser distinta de acuerdo a su posición. Pero es un delito tanto dar como recibir.

No le pido un número exacto, pero más o menos ¿Cuántas personas fueron las que se hicieron de estos carnet truchos?

La cantidad es incalculable con certeza. Pero si hemos hecho muchas auditorias porque lo que queremos es tratar de terminar con esto lo antes posible y para eso nosotros necesitamos datos precisos. Hicimos varias auditorias y que yo haya tenido acceso, más de 300 licencias.

¿Usted ya no está en la investigación? ¿La actuación ya terminó y esto paso al Ministerio Publico?                   

Esto pasó al Ministerio Publico exclusivamente en la faz Penal. El ámbito Penal y al ámbito administrativo son dos carriles diferentes. Nosotros ponemos como nuestro deber de funcionario público junto con la Oficina de Anticorrupción, ponemos en conocimiento al fiscal del delito y le aportamos toda la prueba, para que el fiscal que investiga el delito en su función acusatoria; pero por nuestro lado nosotros continuamos todo lo relacionado con la parte administrativa.

Como le decía acá hay muchas cuestiones más. Primero terminar los sumarios, las sanciones que correspondan a los funcionarios intervinientes. Pero también hay muchas otras cosas. Fíjese en una licencia profesional por ejemplo.

Una persona que haya obtenido la licencia de esta manera pero que sea profesional, para conducir un remis, o un caminero que maneja en ruta. Entonces hay muchas otras actuaciones que se tienen que llevar a cabo.

Yo entiendo que como Estado tendría que perseguir la revocación de la licencia de taxis, al taxista que hizo esto. El taxi es un servicio público, es mucha la gente que utiliza el servicio público.

Entonces justamente a mi oficina van muchas personas que van a sacar la licencia profesional de remis o taxi, porque tienen que pasar por el programa de Asuntos Legales –la Secretaria– para la autorización. Entonces las exigencias son mayores porque se trata de un servicio público.

Las ramificaciones son incalculables. Porque ¿Qué pasa si una persona con esa licencia apócrifa tuvo un siniestro vial en el que haya muerto?

Le cabe responsabilidad al que le dio el carnet trucho…

Exacto. Y que pasa si el Seguro de la persona se hubiera hecho cargo de ese siniestro y pagó una suma de dinero importantísima por ejemplo por un siniestro. No hablemos de muertes, simplemente simple daño. Es una onda expansiva que realmente es incalculable.

Administrativamente desde su ámbito ¿podrían llegar a haber más sanciones? O sea ¿más detenidos? Más allá del trabajo de la fiscalía.

Sí. Si pueden haberlos. Entiendo que puede haber más detenidos por los elementos que nosotros recolectamos        y que enviamos. Y nuestro trabajo a nivel administrativo continúa. En realidad se está haciendo un esfuerzo muy grande en la Secretaria de Movilidad para tener la mayor transparencia.

Nosotros hemos detectado todos estos problemas que surgieron, no solamente los que llevaron a hacer la denuncia, a investigar, o a aportar las pruebas, sino que nos lleva hoy a definir políticas públicas que nos otorguen transparencia.

Entonces nosotros ahora estamos en una crisis institucional, digamos así, porque hay mucha gente que se resiste a ciertos cambios pero la realidad es que a nivel administrativo nosotros tenemos que continuar y el trabajo va a ser largo, son muchas las cosas que hay que hacer para poder llegar a lo que se pretende.

Quisiera aclarar que Transito tiene gente muy valiosa trabajando. Gente de bien, gente que pone todo de sí. Estoy hablando de administrativos y estoy hablando también de inspectores pero lamentablemente por algunos que no son pocos tampoco que se dedican a estas cosas, que hacen las cosas mal, están tan mal vistas. Es lamentable.

Publicidad