Lo dijo el defensor de Nicolás Cajal, el doctor Pedro Arancibia, quien realizó una presentación con más de treinta folios dirigido al Juzgado de Garantías Nº 5 de la Ciudad de Salta, en el marco de la elevación a juicio por el asesinato de la señora Jimena Salas, ocurrido el 27 de enero de 2017, en la localidad de Vaqueros.

Tras la noticia de que la elevación a juicio ya era inminente contra los imputados Sergio Horacio Vargas por la presunta comisión del delito de homicidio triplemente calificado por ser cometido con alevosía y ensañamiento y por el precio o promesa remuneratoria, en calidad de partícipe secundario; y contra Nicolás Cajal acusado de encubrir el crimen de su propia esposa, todo parecía dirigirse a lo que será el juicio mas mediático en la historia judicial salteña, pero aun faltaba más.

Para agregarle otras novedades y suspenso al caso a nivel de noticias judiciales, promediando el mes de diciembre de 2019 se sumaba a la defensa de Vargas el experimentado penalista Marcelo Arancibia y el doctor Marcos Rubinovich.

Inmediatamente tras ese “refuerzo” de cuantía a la defensa de Vargas, la cual está formada por los doctores Luciano Romano y Laura Flores; se sumaba al caso el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio al Ministerio Publico.

¿En qué consiste esta última presentación que realizó?

Tiene que ver con la oportunidad de poder hacer procesalmente la oposición al requerimiento de elevación a juicio, de remisión a elevación a juicio de la causa. Y al mismo momento pedir el sobreseimiento total y absoluto por parte de Nicolás Cajal.

¿Cuál sería la base de esta presentación?

Lo que se sostuvo en todo momento pero ahora con mayor detalle contestando a todos los puntos que integran la acusación fiscal. Una acusación que a mi criterio, con solo leerla denota y deja entrever la incoherencia, la falsedad de alguna de sus premisas sobre la que se sustenta toda la estructura de la acusación fiscal.

¿Por ejemplo?

Muchas, muchísimas.

¿Una sería el hecho de que los verdaderos autores materiales del crimen no están?

No sería esa justamente una premisa que está puesta como uno de los puntos de la acusación, inclusive digamos, como defensa. Sino directamente el hecho de que no estén. En este caso por supuesto que es importante, para el descubrimiento de la verdad y llegar a los autores materiales. En el caso del señor Vargas si está imputado como participe; en el caso de Nicolás Cajal está “imputado” en el delito de “encubrimiento”.

El delito de encubrimiento lo que implica es un favorecimiento hacia alguien, a los efectos que el delito no se descubra o en cuanto a su autoría y en la modalidad en la que habría cometido el delito.

Justamente lo que le pregunto es ese “alguien”. No está, es decir, para los que no entendemos de Derecho, es una entidad totalmente ausente ¿a quién estaría protegiendo o ayudando o colaborando su defendido? Esa es la pregunta que nos hacemos todos…

Totalmente. Y eso tampoco está acreditado. Esta bien el rozamiento suyo porque en ese caso lo que habría que ver por supuesto, es decir, si hay una prueba más que permita vincularlo a alguien en particular. Pero ni si quiera eso.

Es decir que solamente que, no se conoce a la persona o a las personas que supuestamente habría auxiliado; sino que directamente no existe ningún tipo de prueba ni evidencia.

En todo caso la acusación es totalmente infundada de que lo que haya hecho; o lo que no haya hecho Cajal. Sea, según un entendimiento razonable lo que indica la evidencia; o sea precisamente un favoreciendo hacia la impunidad.

Al contrario nosotros lo que planteamos en todo momento que fue colaborativo con la Justicia. Es decir, durante la investigación penal, es más, él como querellante impulsó la causa como para que no se estanque, de alguna manera.

Inclusive aportó pruebas muy importantes sobre si surgiera algún dato interesante en la búsqueda de los autores del crimen, como fueron las fotos.

Así, conductas que para nada son obstaculizadoras del descubrimiento de la verdad. Sino que todo lo contrario, lo que los fiscales tienen por deber natural, según sus funciones hacer, que es el descubrimiento de lo que ocurrió en ese crimen horroroso.

¿En que basa la fiscalía su acusación contra el señor Cajal?

Mera suposición de la fiscalía. Para mi es lo que yo digo es un “relato” ficticio. Inclusive hasta las ficciones pueden ser razonables. Se pueden construir ficciones que sean lógicamente verdaderas, aunque las premisas sean ficticias. Pero en éste caso la acusación no solamente que se funda sobre premisas que son falsas; sino que el razonamiento en algunos casos es incorrecto e invalido.

O sea que tiene la doble carencia, es decir, la acusación fiscal es totalmente traída de los pelos. Por ejemplo para ser más específico, se dice que: “Nicolás Cajal habría ocultado información trascendental para la investigación”. Es decir, con ese término tan abstracto, pero nunca especifican de qué tipo de información se trata.

Que él tendría intereses personales para que la investigación no se lleve adelante en el descubrimiento de la verdad. Bueno, pero no dice cuáles son los intereses personales que tendría.

Que intereses tendría el señor Cajal en el desencadenante de éste hecho ¿acaso él deseaba la muerte de su señora y le encargó a alguien? Porque eso es lo que se preguntan todos desde que sucedió esto…

Primero… no es que yo quiera ser formal pero es algo que tiene que tener en cuenta cualquier ciudadano de la Republica y sobre todo esto ya es reconocido a nivel internacional por tratarse de Derechos Humanos, que tiene que ver con el principio de inocencia. Nadie puede ser condenado sin antes se haya demostrado en un juicio y mientras tanto no exista esa condena, una sentencia que lo considere culpable. Esa persona se debe considerar inocente.

En el proceso penal quien debe demostrar en todo caso la situación sospechosa de algún tipo de interés o de responsabilidad por estar involucrado de alguna manera en el crimen, es la Fiscalía, no nosotros, es decir que la Defensa no puede salir a aclarar ni explicar porque NO tendría que ver con el crimen.

Pero de todas maneras lo dejemos igual, pero la verdad que es incompresible también por ejemplo y ahí uno se da cuenta también de como de alguna manera se está forzando la imputación de Nicolás Cajal, porque a nadie le entra en la cabeza que el concubino o pareja de la víctima de un homicidio horroroso pueda ser encubridor del crimen de su propia pareja. Es decir, si es que no tiene algo que ver como autor intelectual, como partícipe del homicidio.

Yo puedo encubrir por ejemplo a un ladrón que va por la calle. A ver pasáme y yo te lo escondo, y después pasá a buscarlo; o si tengo un amigo o un conocido y le oculto cosas para que ese crimen no se descubra y esa persona zafe.

Ese es un favorecimiento real que se hace y si luego me descubren en esa maniobra pues bueno yo estaré acusado y eventualmente condenado por un encubrimiento.

Pero encubrir el crimen de tu propia esposa no tiene razón de ser, si no es una imputación o una partición como autor del crimen. No hay antecedente en ningún lugar del país, debe ser un caso de laboratorio prácticamente donde al marido se lo imputa por encubrimiento.

Con esta presentación suya y en este contexto de cuarentena y mesas virtuales ¿Cómo está la causa ahora?

La presentación se hizo de manera virtual y en papel. La hice el viernes pasado (15-05). De todas maneras los pasos procesales tampoco están cumplidos porque se notificó recién la semana pasada a la defensa de Vargas. Pero igual era algo que nosotros teníamos que hacer de todas maneras. Así que en ese sentido nosotros estamos tranquilos.

Ahora, creo que es importante jerarquizar un poco la función de los Jueces de Garantías, porque por ahí tienen todo bastante automático. Controlan las condiciones de detención o cuando se hace una audiencia de imputación, la orden de secuestro, de allanamiento, todo lo que implique restricciones a las libertades individuales en el marco de una investigación penal.

Está bien, pero se están olvidando de una función muy importante que tienen los Jueces de Garantías que es, no permitir que cualquier cosa pueda ir a juicio.

Cualquier relato absurdo e ilógico, porque sino sería una burla al Sistema Judicial, al Sistema Penal en concreto, y realmente es permitir que cualquier capricho o arbitrariedad avance en instancias de la más importante y la más elevada, como lo es un juicio.

Entonces ahí los Juzgados de Garantías, en este caso le tocaría a la doctora Edith Rodríguez hacer un análisis que ojalá sea lo más serio y profundizado posible, que seguramente lo va a hacer; viendo no solamente que indicios o que elementos probatorios pueden llegar a haber en contra o que lo vinculen a Nicolás Cajal en la acusación que se le está haciendo; sino también como es la estructura lógica y jurídica de esa acusación.

Por eso en reiteradas oportunidades dentro de mi contestación señalo y resalto que existen innumerables falacias ¿que son esas las falacias? Hay muchos tipos de falacias, pero la falacia que más se presenta en el requerimiento es lo que se llama “falacia de la afirmación del consecuente”. No sé si algunos se acordarán cuando estudiaban en Lógica, en el nivel Secundario. Le doy un ejemplo:

“Si la calle está mojada es porque llueve”; bueno, no necesariamente se puede concluir que es por eso. A lo mejor pasó un camión cisterna; o están jugando al carnaval; o a alguien se le cayó una botella; o alguien está regando en el piso de arriba. Pueden ser muchas cosas. Eso es un ejemplo muy vulgar pero yo quiero explicar cómo, sistemáticamente dentro de la acusación de los fiscales, hay este tipo de afirmaciones.

¿Pero la elevación a juicio ya está hecha?

Claro, eso es lo que estamos contestando y el Juez de Garantías analiza si ese requerimiento que hacen los fiscales está en condiciones o no de ser elevado a juicio, luego se sortea el tribunal de juicio que intervendría.

¿Y cuánto puede tardar esto?

No sabemos, eso ya no le puedo decir, depende que haga la otra parte también. Si hay alguna nulidad de alguna prueba que haya sido desarrollada transgrediendo lo que indica el Código Procesal o desde el punto de vista constitucional. Eso hace variar mucho la resolución de la situación.

Ojalá se tomen el tiempo necesario para realmente hacer el análisis que desde mi consideración es bastante extensa pero se podría haber sido más extensa. Pero también uno es consciente de que las presentaciones tienen que ser acabadas pero tampoco sobreabundantes y que lo tomen con mucha seriedad.

Yo lo hice con mucho respeto, porque entendía que realmente la forma en la que fue planteada la acusación es demasiado negligente e imprudente, demasiado arbitraria en cuanto a lo que se sostiene y yo entiendo que muchas veces responden los fiscales a una orden jerárquicamente superior. Pero tampoco sería un justificativo, por supuesto yo los comprendo, los entiendo pero no los justifico.