La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, modificó la imputación contra María Eugenia González Henríquez, por el delito de tentativa de homicidio en calidad de partícipe necesaria, en perjuicio de la expareja de John Hartwell Cocke Johnston.

El pasado 13 de marzo, la fiscal penal Ana Inés Salinas Odorisio, imputó a John Hartwell Cocke Johnston por el delito de tentativa de homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y por el género. En tanto, María Eugenia González Henríquez, fue inicialmente imputada por el delito de lesiones leves en perjuicio de la hija menor del imputado.

Ese día, Johnston y González Henríquez fueron detenidos al llegar al aeropuerto Martín Miguel de Güemes y conducidos hasta la fiscalía, donde acompañados por su abogado optaron por declarar.

Es que Johnston y González Henríquez habían salido del país el viernes 28 de febrero junto a tres familiares con destino a Uruguay, según consta en el registro de Migraciones.

Tras la declaración de la menor en Cámara Gesell, la fiscal decidió modificar la imputación contra María Eugenia González Henríquez por el delito de tentativa de homicidio en calidad de partícipe necesaria.

Previo a las imputaciones, la expareja de Johnston ratificó en la fiscalía interviniente la denuncia que en un primer momento tomó estado público e indicó que el agresor la golpeó y le gritó que era una “oportunista” por haberle iniciado acciones legales tras 10 años de no pagar la cuota alimentaria para la hija que tienen en común.

La situación se agravó cuando el denunciado arrojó al piso a la mujer y mientras le decía a la niña que no debía ser como su madre, la asfixiaba. El hecho quedó registrado por la menor a través de fotografías.

Fiscales Penales