Una entrevista con la nueva defensora de Tania Aguirre, la doctora Gabriela Arellano da cuenta acerca de algunas situaciones irregulares durante la investigación, tales como una autopsia realizada a medias, de la cual no se puede obtener demasiada información; además de la contaminación de la escena del crimen por parte del Secretario de Seguridad de la Provincia.
EL TEXTO CUENTA CON CONTENIDO QUE PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNOS LECTORES. SE RECOMIENDA DISCRECION.

Suspicazmente la IPP o Investigación Penal Preparatoria tomó un rumbo demasiado vertiginosos en las últimas horas. El día antes a que se anunciara en el portal de los Fiscales que se habían agravado las acusaciones contra los tres imputados, una fuente con información de primera mano confió a MUY CRITICO que la situación de Tania Aguirre y de Federico Leonardo Detzel era favorable, y que en cuestión de horas se irían a sus casas.

El primer indicio de esta situación “laxa” para los dos imputados estaba dada por la ausencia de material genético de ambos acusados, en el cuchillo con el que fue ultimada la infortunada víctima, siendo solo Morales el probable autor del barbárico episodio que acabo con la vida de la señora María Leonor Gine.

De hecho se barajaba la posibilidad de que tanto Aguirre como Detzel se habrían sumado a la reunión cuando la víctima ya había fallecido, no habiendo sido vista por ellos ya que el departamento es muy amplio, razón por la cual la doctora Arellano solicitó una inspección ocular, ya que Aguirre brindó detalles del lugar.

Pero la noticia de que la fiscal penal Ana Inés Salinas Odorisio decidió sumar para todos la calificación del homicidio agravado criminis causa, todo cambió e incluso generó un clima de repudio por parte de los defensores de Tania Aguirre, quienes salieron con los tapones de punta.

El defensor Pablo Tobio dijo en declaraciones a InformateSalta, que “hay muchas objeciones con respecto a la autopsia, no está bien hecha. Fue un examen de lo que fue el tronco del cuello para arriba, que es donde estaban las heridas. Dice la médica forense que son los protocolos por el COVID que no se puede abrir los cadáveres, yo creo que no es así. No sabe si tenía los otros órganos en buen estado o si no sufrió alguna muerte por otra cosa, nunca se va a saber porque no se lo hizo. No se sabe si comió para saber si murió antes o después de la cena”.

Por su parte el letrado disparó con munición más gruesa cuando expresó: “Yo creo que la imputación es producto de muchas presiones que están haciendo, vinculaciones de las hijas de la fallecida con gente del Grand Bourg, están presionando mucho para que la imputación sea lo más gravosa posible”.

En sintonía con esas declaraciones, su colega y co-defensora de Aguirre, Gabriela Arellano le dijo a MUY CRÍTICO que el Secretario de Seguridad, Benjamín Cruz, ingresó a la escena del crimen –aun con la señora Gine en el centro de la escena– y rompió todos los protocolos, contaminando el lugar, en una actitud inexplicable y absolutamente falta de tino.

En dialogo con MUY CRITICO, la defensora Arellano respondió algunas preguntas claves para el desarrollo de la investigación.

¿Cómo se entera el Secretario de Seguridad de que la señora Gine había sido asesinada en el interior de su departamento?

El testigo Lucas Petrachini se da con la novedad de que estaba la abuela muerta en el piso. Aparentemente el Secretario de Seguridad de la Provincia, Benjamín Cruz, tiene una amistad con la familia Gine por lo cual se comunicaron con él y él fue al lugar del hecho.

¿Entró y contaminó?

Eso es contaminar para todos los licenciados en criminalística y para el CIF, lógicamente eso es contaminar la escena.

¿Se tomó alguna medida con respecto a esta situación?

La fiscalía está al tanto el oficial a cargo labró un acta. Lo dejó en constancia en autos que esta en el legajo fiscal.

¿La autopsia fue normal?

Pudimos presenciar la testimonial de la doctora que realizó la autopsia en la cual ella manifiesta que por un aparente protocolo de COVID–19 solamente ella debía realizar la autopsia donde encontrase las lesiones. Entonces, en éste caso en particular lo que ella nos manifiesta es de que las lesiones que tenía eran solamente en el rostro.

Entonces solamente practicó la autopsia desde el cuello para arriba. Es decir todo lo que es cabeza. Nosotros –la defensa de Tania Aguirre– no estamos de acuerdo con esa situación y aparentemente la defensa de Federico Leonardo Detzel ha propuesto un perito de parte de lo cual ya nos anoticiaremos en los próximos días, nosotros.

Inspección ocular

Hemos solicitado a la fiscalía una inspección ocular, porque queremos ir al lugar de la escena porque nuestra defendida ha manifestado en qué lugar preciso del departamento estuvo, lo único que ella conoció del departamento, con lo cual esto nos serviría a nosotros para que también la señora fiscal observe y vea que no porque haya ido al departamento tendría porque haber visto el cuerpo de la señora Gine. Recordemos que estos departamentos de la avenida Belgrano son muy amplios.

Además Tania precisó ciertos momentos de estos 45 minutos que estuvo con Detzel y con Morales, prestando sus servicios sexuales. Expresa cuando Morales se retira, va a buscar cigarrillos y vuelve. Todo eso es tomado por las cámaras del edificio.

Todo esto da cuenta de que Tania tiene un sentido de colaboración a la Justicia y de que no tiene nada que ver con este homicidio.

¿Habían consumido sustancias estupefacientes los tres imputados?          

Esto lo respondió muy bien Tania Aguirre a preguntas de la fiscalía, ella dijo que su trabajo es ser “trabajadora sexual”, con lo cual a veces los clientes le piden también que ella consuma y ella consumió una “bolsita” de pasta base –PACO– ella tenía su propio caño.

Ella manifiesta haciendo uso de su derecho de defensa que cuando llegan al departamento fuman en el living y luego ingresan a una habitación a hacer sus prácticas sexuales los tres.

Lo que si me manifestó que tanto Morales como Detzel ya se encontraban bajo los efectos de sustancias estupefacientes y eran muy pronunciados. Ella expresa como observaba la mandíbula de ambos. Sobre todo de Morales, el grado de excitación que tenía. Como tenía las pupilas.

Inclusive hace un detalle bastante pormenorizado explicándole a la señora fiscal que ella está acostumbrada a tratar con clientes que están bajo los efectos de sustancias, entonces por lo cual, ella le da indicios como se encontraba de nervioso, como hacía con las piernas y los movimientos; los movimientos de la lengua alrededor de los labios.