El Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, recibió el recurso de queja en diciembre de 2018 y desde entonces “no se pronunció”, según informó a Telam, Manuel Garrido, presidente y director de Innocence Project Argentina. “Mientras el procurador no opine, la Corte tiene el caso parado, y Clemente lleva detenido más de siete años”, indicó el abogado que representa a Santos. Además ¿Quiénes son los policías imputados que serán juzgados por torturar a los detenidos?

Eduardo Ezequiel Casal es el Procurador General de la Nación. Es docente titular de Derecho Procesal Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Belgrano y profesor adjunto de las cátedras de Derecho Penal y Procesal Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, según consigna el sitio web del Ministerio Publico Fiscal de la Nación.

En su función como fiscal de la Corte Suprema dirige la tarea de los Procuradores Fiscales ante la Corte Suprema. Desde el 31 de diciembre de 2017 se encuentra interinamente en ese cargo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En sus manos está el destino de Santos Clemente Vera.

En tanto la organización Innocence Project fue creada en Estados Unidos, cuyo fin es revertir condenas de personas inocentes, patrocina a Vera desde 2017 y tramita un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia en contra de la denegación del recurso extraordinario decidida por la Corte de Justicia de Salta, el 5 de junio de 2017.

Según consigna TELAM, “El recurso de queja fue remitido al Procurador General de la Nación, en diciembre de 2018, y Casal todavía no se pronunció”, explicó Manuel Garrido, presidente y director de Innocence Project Argentina.

En este sentido, explicó que “mientras el procurador no opine, la Corte tiene el caso parado, y Clemente lleva detenido más de siete años y ocho meses”, y contó que desde Innocence Project están en contacto con Bouvier.

“Él se reunió con autoridades nacionales del gobierno anterior» para pedir por justicia en el caso de su hija y por la inocencia de Vera, y «ahora pide una reunión con las actuales», detalló Garrido, tras lo que entendió que «siempre es positivo que persista en su reclamo».

«Que Clemente esté preso significa que los culpables están impunes”, subrayó.

Los cuerpos de las jóvenes Cassandre Bouvier y Houria Moumni fueron hallados el 29 de julio de 2011, por un grupo de turistas chaqueños, en la zona de El Mirador, en la Quebrada de San Lorenzo, a 15 kilómetros del centro de Salta.

Por este hecho, el 2 de junio de 2014, la Sala II del Tribunal del Juicio de Salta condenó por unanimidad a Gustavo Lasi a la pena de 30 años de prisión como autor del «robo calificado por el uso de arma, abuso sexual con acceso carnal agravado, y doble homicidio calificado criminis causa».

LEER TAMBIEN “LA HISTORIA DETRÁS DE LA FOTO”

Ese mismo día, el tribunal también condenó a Omar Darío Ramos y Antonio Eduardo Sandoval, a la pena de dos años de prisión condicional, por encubrimiento calificado, mientras que a Daniel Vilte Laxi y a Vera los absolvió por el beneficio de la duda.

Sin embargo, el 3 de febrero de 2016, por la apelación del fiscal de la causa, la Sala III del Tribunal de Impugnación revocó la sentencia absolutoria dictada a Vera y lo condenó a la pena de prisión perpetua, por considerarlo coautor de los mismos delitos que Lasi.

En el caso de Vera, los jueces del Tribunal de Impugnación valoraron particularmente la prueba de ADN, por entender que una huella genética incorporada a la causa “corresponde a la patrilínea de Vera”, lo que «lo incrimina directamente”.

El recurso federal cuya resolución se espera fue interpuesto en contra de la decisión de la Corte de Justicia de Salta, que rechazó el recurso extraordinario solicitado por la defensa de Vera.

“La Corte de Salta fue arbitraria, pero mientras la Corte Federal no resuelva, pasan los años y Clemente sigue preso”, expresó Garrido, quien aseguró que “en el caso no cierra nada, ni siquiera la fecha de muerte”.

En este sentido, detalló que todo “el proceso es una serie de irregularidades”, desde “las torturas de la policía hasta los dictámenes de ADN contradictorios y el extravío de las muestras”.

Vera era baqueano en la zona de San Lorenzo, y cuando fueron hallados los cuerpos de las turistas francesas fue quien se ofreció a guiar a los policías hasta el lugar del hallazgo, pero luego, Lasi aseguró que él cometió el hecho, obligado a punta de pistola por Vera y Vilte Laxi.

El juicio “Francesas 2”

Según una nota fechada el 9 de febrero 2013, publicada en El Tribuno y titulada: “Turistas francesas: procesan a 6 policías por salvajes torturas”, los sospechosos habían sido premiados por el entonces secretario de Seguridad Aldo Rogelio Saravia. Los acusan de hacerles submarino seco, picanearlos en sus zonas genitales y golpearlos con suma crueldad, consigna ese medio.

El juez de Instrucción Formal 2, Esteban Dubois, dictó auto de procesamiento en perjuicio de seis efectivos de la Policía de la Provincia que participaron de las investigaciones llevadas a cabo para esclarecer el crimen de las turistas francesas, Cassandre Bouvier y Houria Moumni, a quienes se acusa de someter a salvajes apremios ilegales a cuatro sospechosos del hecho, dos de los cuales fueron sobreseídos completamente de la causa.

Aldo Rogelio Saravia –FotoTresLineas.com–

Los imputados, que arriesgan penas de hasta ocho años de prisión y la exoneración de sus cargos, son: Juan Carlos Paz, Alfredo Daniel Ferrarotti Cattáneo, Carlos Fernando Villagrán Guerrero, Rodrigo Emanuel Bautista, Osvaldo René Guanca y Martín Alberto Flores Saravia.

Premiados por torturar

Todos ellos fueron parte del grupo de 135 policías que el 8 de agosto de 2011, cuando aún no había nada claro –la causa judicial todavía se halla abierta– fueron ascendidos y premiados por su trabajo en el caso, por imperio de una resolución dictada por el exsecretario de Seguridad Aldo Rogelio Saravia.

Ya en 2015 el número de efectivos procesados se elevó, según un informe del sitio NOTICIAS IRUYA.

El juez de la Sala VI del Tribunal de Juicio de la ciudad de Salta, señor José Luis Riera, ha ordenado la ampliación de la declaración indagatoria de los once agentes de la Policía de Salta que se encuentran procesados por su supuesta participación en las torturas y apremios ilegales infligidos a cuatro de los detenidos en 2011 por el crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni.

Se trata de los policías Héctor Adrián Vázquez, Adrián José Quipildor, Dante Eduardo Ceballos, Ricardo Hernán Tabarcache, Rubén Ángel Aguirre, Gustavo Rodolfo López, Néstor Orlando Chilo, Miguel Bernardino Flores, Diego Oscar Aguirre Guantay, Rodrigo Emanuel Bautista y Favio José Guitián.

La ampliación de la declaración indagatoria ordenada por el juez responde a un pedido de los abogados defensores de los procesados.

Según el portavoz de prensa del Poder Judicial de Salta, los once policías encausados tuvieron a su cargo la detención de Francisco Ariel Tejeda, Nelson Ricardo Vilte, Daniel Octavio Vilte Laxi y Gustavo Orlando Lasi durante los primeros días de agosto de 2011.

Publicidad