El martes 22 declararon en la sexta jornada: Gabriel Horacio Muñoz, piloto y director de Aviación Civil; Claudio Zarlongo, también piloto; y Hernán René Lera, bombero voluntario. El miércoles 23 declararon Teresa Aban y Sebastián Ayllón Hernández. Entrevista con la defensa de Durnelli y la querella de Vilte y Valdez.

Doctor Teseyra ¿podría brindarnos detalles acerca de la declaración del testigo que debía confeccionar los contratos y las irregularidades?

Efectivamente la tesis que tenemos desde la querella es que existían esas irregularidades, de que eso es lo primero que fundamenta la imputación que se formula en este juicio. Los distintos encuadres jurídicos de la misma tarea, porque se estaba enviando a estas personas a cumplir las mismas tareas que tenían que cumplir personas que si formaban parte de la planta permanente del Estado.

En este caso estaban contratados como locación de servicio. Para que se entienda la locación de servicio es una figura que procede cuando se tratan de tareas especializadas, por ejemplo un abogado, un contador, si es normal que se vincule con la administración pública o con otros particulares por medio de locación de servicio.

El locador de servicio es un cuentapropista, alguien que trabaja por su propia cuenta, no tiene jefe. Es una persona independiente. Puede ser monotribustista, puede ser responsable inscripto, de acuerdo a la situación tributaria que le corresponda.

¿Para este caso?

Para este caso por los bajos ingresos: monotributo, pero eso es una cuestión tributaria; la cuestión jurídica es la de cuentapropista. Ahora, estas personas a lo que apuntaba con nuestra pregunta sobre la diferencia, si verdaderamente eran cuentapropista o trabajaban bajo las órdenes de otras personas, integrados a un equipo de trabajo, cumpliendo horarios, cumpliendo órdenes. Bueno, todo esto ha sido reconocido implícitamente al decirse que no existía ninguna diferencia más que el trato en “blanco” o en “negro”, que es lo que en la calle entendemos como empleo en negro.

¿Quién es el testigo que declaró, que rol cumplía y quienes son los dos brigadistas que estaban en negro? 

El testigo que declaró era el asesor legal del área de Defensa Civil, es decir, un abogado que era el encargado de redactar los contratos, entre otras tareas y los dos brigadistas eran Valdez y Vilte.

¿Entonces Valdez y Vilte estaban en negro? Hablando mal y pronto fue el término que escuchamos adentro de la sala y usted enfatizó en ello…

Lo hizo el propio testigo, explicó desde su punto de vista. Nosotros le preguntamos las diferencias y el testigo explicó su punto de vista sobre esa diferencia que unos trabajaban en blanco, es decir con todos los aportes legales, con los beneficios legales, tanto en salud, como en ART. Todo lo que hace a una relación de empleo formalizada; mientras que los otros estaban en una relación no formalizada.

Fue reconocido por una persona que expresa la forma de contratar de la administración publica en ese sector determinado, en esa época.

¿Es normal una situación como esta, que el Gobierno tenga gente en negro como se dijo?   

La verdad que desconozco porque no soy parte de la administración pública, pero se comenta que sí, el mismo testigo lo dijo, que es habitual. Que es una forma habitual de contratación para ellos. Ahora, lo que reviste gravedad es que estas personas no prestaban servicio de oficinistas. Se los mandaba a combatir fuego, o sea una tarea de altísimo riesgo.

¿Es una situación muy reprochable?

Yo entiendo que si, por eso es que estanos acá imputando homicidio culposo.

¿La otra testigo Teresa Aban, que aportó?

Aportó algo interesante que es que el señor Ferreyra no venía cumpliendo habitualmente el rol de jefe de cuadrilla sino que de alguna manera cubrió una suplencia de otro jefe de cuadrilla que sería el señor Cuello.

En ese sentido hemos podido advertir en el legajo el resto de la prueba documental que el señor Ferreyra no contaría con el curso que lo habilite a ser jefe de cuadrilla, en lo que es una nueva irregularidad que está poniéndose de manifiesto por el propio personal que prestaba servicios en el área.

La designación como jefe de cuadrilla sea para este caso concreto o a futuro como se plantea a partir del memorándum firmado por el señor Dagum, también sería una irregularidad si no se cumple con esa capacitación previa.

¿Esto abonaría hipótesis de la defensa, de que Ferreyra los llevó a la muerte? Porque eso están diciendo literalmente.

Bueno puede ser que Ferreyra haya incurrido en alguna infracción a sus deberes de cuidado en el caso concreto pero eso no excluye que otras personas también hayan infringido sus deberes de cuidado.

Es decir, la imputación culposa a una sola persona no excluye que puedan imputarse culpas a otras personas por el mismo desenlace. En este caso nosotros sostenemos que quienes están aquí imputados lo están por una serie de irregularidades que empiezan desde el vamos, por mandar a combatir fuego a personas que estaban en negro, como lo dijo el testigo y eso no se excluye ni como causa ni como infracción al deber de cuidado por la conducta posterior al jefe de escuadrilla en el caso concreto, que en realidad tampoco se ha demostrado en que consistirían las infracciones al deber de cuidado hasta el momento, de Ferreyra.

¿Entonces esa valoración no quedaría solamente en el incumplimiento de deberes de funcionario público; o también abonaría lo del homicidio culposo?

Nosotros hasta ahora estamos imputando por homicidio culposo.

El testimonio del defensor de Roberto Durnelli

¿Doctor Pablo Tobio que aportaron los pilotos y el jefe de los bomberos?

Concurrieron dos testigos que eran pilotos, el director de la Aviación Civil en Salta, y el otro es un piloto que está destinado entre otras cosas a lo que es el combate del fuego.

En el caso del primer testigo que es el director, que si bien no estuvo en Salta al momento del siniestro, tuvo conocimientos por informes del personal de Aviación Civil y si bien no aportó nada especifico al hecho; si aportó datos técnicos de relevancia que vienen a desterrar un poco otras cuestiones que estaban en duda.

Por ejemplo, que todos los pilotos que están en Aviación Civil y que se dedican al combate del fuego con aeronaves tienen cursos de especialización en tal sentido, cursos teóricos y cursos prácticos.

Cursos que los da el ANAC, que es lo que los agrupa a los pilotos y que los da Defensa Civil a nivel nacional, lo cual redunda en un beneficio en el sentido en el que el piloto al ser el comandante de la aeronave o al ser el único que está en ese momento en vuelo o estando incluso acompañado, es el que toma las decisiones en base a una evaluación muy crítica que ya tiene como conocimiento por parte de lo que es el combate del fuego. Sino es un neófito, es un piloto que lleva y trae gente, sino que es un piloto que esta capacitado y especializado en combate del fuego forestal.

Luego estuvo el testimonio de un señor Lera, que en ese momento era el jefe de los bomberos del Carril. Aportó datos contundentes en cuanto a que al medio día de ese día de la muerte de los brigadistas, en ciertos sectores del lugar el fuego ya era incompatible.

Lera aporta un dato que es crucial también. Ve a los cuatro brigadistas que luego perecen. Los ve de lejos avanzando hacia el lugar donde después mueren. Él manifiesta que en ese momento el fuego no estaba tan complicado, pero después de golpe las condiciones climáticas empeoran y el calcula que para la una de la tarde ya era inmanejable el fuego en todos los sectores, que un poco coincide con la causal de la muerte de estos muchacho, sino también la hora en la que aparentemente habrían muerto.

También aportó un dato esencial que es que, como jefe de su cuadrilla de bomberos al ver que era inmanejable el fuego toma la decisión de retratarse para no poner en peligro la vida de sus compañeros.

Creo que se ha establecido ya en forma directa y por un testigo presencial con conocimientos las verdaderas condiciones que había del siniestro en el lugar.

A las doce del mediodía o una de la tarde, él ya había clasificado el fuego como nivel tres, lo cual implicaba según el protocolo del municipio que tenía que tomar directa intervención la brigada de incendios forestales, no ellos directamente.

Es decir que ya era una competencia por la complejidad del siniestro para la brigada de incendios forestales. Eso nos da una idea de cuál fue el clima y cuál fue el contexto en el cual terminó con la vida de los brigadistas.

Publicidad