El Festival de Cine de Venecia tuvo a tres protagonistas excluyentes en la 76ª Mostra, donde la película dirigida por Todd Phillips y protagonizada por Joaquin Phoenix se llevó el León de Oro; mientras que el film de Roman Polanski se alzó con el Gran Premio del Jurado. La directora salteña Lucrecia Martel había anunciado que no concurriría a la gala de la película a raíz de las acusaciones por abuso que pesaban sobre Polanski. Martel terminó aplaudiendo y reconociendo a “El oficial y el espía”.
Fotomontaje: hobbyconsolas.com; EFE/EPA/CLAUDIO ONORATI; AFP

Una vez más quedó evidenciado algo que suele ser materia de discusión constante: ¿La obra y el autor son la misma cosa o se debe separar? Pues bien aquí a la cineasta salteña no le quedó otra que separar la obra del autor, porque resulta que El oficial y el espía es una acabada obra de arte y fue dirigida por alguien acusado de abusar de una menor de 13 años.

Celebres fueron los acalorados debates de los que participó Martel en su paso por Salta cuando se cruzó con “conservadoras” conciudadanas suyas. Los cruces de Martel en modo “pañuelo verde” se repitieron en programas de televisión y en plataformas de redes sociales donde se trabó en discusiones interminables y donde se debatía el aborto no punible y temáticas de ese talante. Obviamente que la condena contra abusadores y machistas violentos siempre fue el eje de estos feroces cruces casi en tono de diatriba.

Justo a Martel le viene a tocar ser presidenta del jurado cuando llega el estreno de la película del director francopolaco Roman Polanski. Su obra fue definida por Clarín como “un thriller político cuya selección en competición causó polémica”.

En tanto Martel había anticipado que no concurriría a la gala de la película de Polanski a partir del sonado caso de abuso del célebre director polaco a una menor de 13 años, en los años ’70.

Sin embargo la cineasta salteña dijo despues: “Acepté esta presidencia del jurado no por estar en Venecia con ustedes, ya que estaría mejor en mi casa, sino porque es un lugar político y este debate es muy importante en este festival. También por la obra de Polanski, que creo que merece una oportunidad, por las reflexiones sobre la humanidad que incluyen sus películas. Es muy difícil para mí interiorizar cuán lejos han ido los otros casos, vivo a diario en Argentina situaciones donde es muy complicado discernir hasta dónde ir contra gente que cometió algo así y fue juzgada, o cuya víctima se siente resarcida. ¿Qué vamos a hacer nosotros?”.

A su pesar y unas horas después hizo una “ampliación” de su declaración hacia los miembros del jurado: “Miraré el filme como todos los demás del concurso, no tengo ningún prejuicio hacia él. Si no, dimitiría como presidenta del jurado”.

Un Jocker Nihilista que le rinde homenaje a Scorsese

La otra gran sorpresa fue la entrega del León de Oro para el “Joker” de Todd Phillips. Una redirección del género de la historieta a los años de la perfecta trilogía dirigida y producida por los Nolan. Lamentablemente el género se alejó demasiado de la exploración mental y profundidad del alma y se quedó en la explotación del CGI hasta un límite absurdo.

El Joker de Phillips tiene un perfil psicótico del tono Scorsese en realizaciones setentosas con referencias claras a “Taxi driver” o “El rey de la comedia”.  Esta era la mejor forma de regresar a lo hecho por Chistopher Nolan y Heath Ledger en aquella composición de la némesis misma de Batman.

Todd Phillips ha aprovechado cada gesto de un Joaquin Phoenix quien parece no encontrar techo en su talento. La composición de un desquiciado con o sin pintura en la cara deberá poseer la porción necesaria de locura a tan corta escala que si se sale del plan todo se va de pista. Pero estamos hablando de Phoenix el actor del momento y probablemente de la película más esperada del año.
“Se trata de una reflexión muy valiosa sobre los antihéroes, donde los enemigos no son los hombres sino el sistema”, dijo Martel.

Lo que sigue es la lista de ganadores del Festival de Venecia

León de Oro: «Joker» de Todd Phillips

León de Plata al mejor director: Roy Andersson por «About endlessness»

Gran Premio del Jurado: «El oficial y el espía» de Roman Polanski

Premio Especial del Jurado: «La mafia non è più quella di una volta» de Franco Maresco

Copa Volpi a la mejor actriz: Ariane Ascaride por «Gloria Mundi»

Copa Volpi al mejor actor: Luca Marinelli por «Martin Eden»

Mejor guion: «Nº7 Cherry Lane» de Yonfan

Premio Marcello Mastroianni al mejor intérprete emergente: Toby Wallace por «Babyteeth»