Lo dijo Fernando Pequeño Ragone, nieto del gobernador Miguel Ragone. Durante la audiencia en que se escucharon los alegatos de las partes y en representación de los familiares del ex gobernador de Salta asesinado durante la década infame, brindó una entrevista.

La entrevista con Fernando Pequeño Ragone

La verdad que la única expectativa que tengo como nieto y como representante de todos los familiares de Miguel Ragone es que éste tribunal lo sentencie al ex juez Lona como cómplice absolutamente necesario del asesinato de mi abuelo, de la desaparición de su cuerpo y del cuerpo de todos los desaparecidos de Salta.

Si bien lo que se ventila en este juicio es solamente Miguel Ragone, pero como era un gobernador popular elegido por muchos salteños y como desapareció justamente por ese motivo, él liga la historia de todos los desparecidos en la ciudad de Salta.

Si Miguel Ragone liga esa historia, el ex juez también. Porque era el fusible necesario para que la Policía pudiera haber asesinado no solamente a Miguel Ragone, sino para que hubiera liberado la zona, para que hubiera entrado en la casa de cada uno de los que se llevaron y para que el ex juez Lona también pudiera ser impune en la investigación.

El rol es lo que quiero destacar. El ex juez Lona fue juez a principio de la década del 70, antes de la dictadura, fue el único juez nacional en toda la Argentina que tuvo una continuidad  previa a la dictadura. Durante toda la dictadura, en el neoliberalismo y que se jubiló con honores en 2012 o 2013.

Esto significa que un grupo de poder reducido pero impresionante en su construcción lo preservó porque fue útil a todo ese poder. Un poder totalmente contrario a la democracia y totalmente contrario a lo que debe hacer la Justicia. En ese sentido el juez Lona es una abominación de la Justicia.

Si este tribunal simplemente dice que el juez Lona es culpable solamente por no haber investigado en esa década tan cruenta para todos los argentinos y el juez se va a su casa, creo que queda muy claro que, quien es esta Justicia.

Por eso mi única expectativa como familiar es que el ex juez Lona sea castigado y sentenciado como el cómplice absolutamente necesario de haber producido el asesinato de Miguel Ragone y de todos los desaparecidos de Salta.

Cambio de calificación a homicidio calificado

Me pareció muy bien el cambio de caratula. Allá por 2004 había muchísimo miedo cuando comenzó, o por lo menos cuando yo comencé con toda esta historia, la gente no pensaba que se podía avanzar sobre la responsabilidad del ex juez Lona por todo el poder que tenía.

Que los representantes de la Secretaria de DD. HH. hoy hayan apostado a cambiar la caratula y a decir: “Si, fue cómplice necesario y no solamente fue responsable de prevaricato”, la verdad que me enorgullece porque fuimos los familiares quienes nos atrevimos a decir que Lona era el cómplice necesario de todo esto.