La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas tomó intervención en el caso de la oficial que se encuentra imputada por el delito de falso testimonio en el marco del juicio que se sigue por el homicidio de Cintia Fernández. Su situación se agrava ya que ahora afrontará la imputación por encubrimiento agravado del delito de homicidio

SALTA. 05-06. El 15 de mayo quedó detenida la oficial Jimena Núñez por pedido del fiscal Ramiro Ramos Ossorio, durante el proceso oral y público en el que se encuentra siendo juzgado Mario Federico Condori. Desde entonces la funcionaria policial se encuentra detenida acusada por la comisión del delito de falso testimonio. Pero ahora surgió la novedad de que su situación acaba de agravarse.

La fiscalía a través de la doctora María Luján Sodero Calvet, perteneciente la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, le imputará el delito de encubrimiento agravado por del delito de homicidio.

Desde el Ministerio Publico informaron que la fiscal decidió ampliar de la acusación en virtud de que durante la investigación se detectó que Núñez, en su carácter de oficial a cargo de la investigación del homicidio en 2011, dispuso en forma discrecional de la prueba recogida en el departamento de Parque La Vega, pudiendo haber eliminado o modificado la misma. La audiencia de imputación se fijó para el 6 de Junio.

La imputación de Núñez sucedió durante la tercer audiencia de debate y se dispuso le detención después de que el tribunal pasó a un cuarto intermedio para debatir entre los miembros del tribunal. La decisión se le comunicó a Núñez, quien fue escoltada por otra oficial de la policía hasta la sala contigua, para luego trasladarla a la alcaldía.