Se trata del mexicano Andy Ruiz, quien contra todos los pronósticos le ganó la triple corona de los pesos completos al campeón británico Anthoy Joshua. Ante semejante logro el actor Silvester Stallone creador del mito Rocky Balboa comparó al mexicano con su personaje. Foto: AFP

Por Iggy Rey

“Yo pensé que Rocky solo vivía en la pantalla”, dijo en Monterrey el promotor Don King el 10 de diciembre de 1994, cuando Jorge “Locomotora” Castro con el rostro desfigurado noqueó sorpresivamente al retador John David Jackson en el noveno round, después de que este le estaba dando la paliza de su vida. Después de esa épica boxística que ya se ganó un lugar en la historia del deporte argentino y mundial, no volvió a suceder algo similar. Hasta que apareció Andy Ruiz.

El boxeador mexicano entró sorpresivamente en la historia del boxeo mundial cuando el sábado 1 de junio se convirtió en el primer púgil azteca en ser campeón de peso completo, corona que alguna vez detentaron grandes como Ali, Tyson o Rocky Marciano.

La realidad supera la ficción

Ruiz ganó la pelea soñada. Estaba con las apuestas 33 a 1 abajo, llegando ataviado de burlas por su sobrepeso y los prejuicios que rodean a una persona que no está dentro de los “cánones de belleza” que el mercado de consumo demanda. «Siempre me decían, éste gordito no va a hacer nada. Fue mucho sacrificio el no comer tacos, ni todo lo que me gusta», declaró luego de su rutilante triunfo.

Los mexicanos no lo pueden creer, el «gordito» ganó cuatro coronas de una sola sentada Foto: Reuter

Una sucesión de eventos afortunados lo llevó a disputar no una, sino tres coronas. Tras la suspensión de Jarrel Miller, Andy tomó su lugar para enfrentarse al invicto y campeón unificado de la AMB, OMB e IBO, Anthoy Joshua. Algo muy similar a lo que le sucede a “Apolo Creed” en la primera película de Rocky.

Como si con todo eso no fuera poco, es decir: sobrepeso, burlas, descréditos, apuestas abajo y  estereotipos de mierda, tuvo que reponerse de un potente golpe cuando promediaba el tercer episodio que le produjo una caída.

Foto: Instagram

La capacidad de asombro de una noche increíble estaba lejos de terminar, ya que en el mismo asalto, Ruiz se levantó y tiró dos veces al campeón a “tortazos” limpios. Incluso hubo una última caída faltando siete segundos para el final de ese asalto, cabe recordar que por el reglamento en ese caso la campana no salva al púgil que está en el suelo, por lo que Ruiz casi logra la hazaña de ganar en el mismo asalto que había caído.

Aun así y aunque maltrecho y sin poder creerlo Joshua se pudo recuperar. Pero en el séptimo round el campeón no puedo soportar la andanada de golpes del mexicano, quien volvió a tirarlo a la lona; para dar paso a que después de una nueva caída el árbitro se viera obligado a detener el combate, ya que el moreno ya no respondía.

Stallone en su salsa

El apoteótico final conmovió no solo a todo el estadio, el propio Silvester Stallone, creador del mítico personaje “Rocky Balboa”, cuya configuración se basa en el descredito total por parte del público hacia un hombre que las tiene todas en contra, no ahorró en halagos.

El famoso actor ganador del Oscar en 1975, justamente por el guion de Rocky se expresó en su cuenta de redes sociales: «Andy Ruiz es el Rocky mexicano, se trata de un logro increíble», posteó.

Extasiado, Stallone por lo que acaba de suceder subió otro posteó demasiado elocuente por la emoción que le abordaba por lo sucedido. «Felicidades a Andy Ruiz Jr. Mira, ¡el sueño de un enemigo de 30 a 1 se hizo realidad! ¡Ahora campeón de peso pesado del MUNDO! Es por eso que nunca, nunca, dejas de PUNZAR».

Como para darle un cierre de película a esta maravillosa historia de superación y lucha contra todas las adversidades posibles, los promotores ya se frotan las manos con una revancha directa entre Ruiz y Joshua, tal como sucede en la taquillera Rocky II.

Eso de seguro será una cita pugilística para alquilar balcones y uno de los combates mas esperado de los últimos tiempos.

Credito: Space