Mientras el tribunal decidía el arresto de la oficial Núñez, MUY CRITICO pudo consultar con el representante de la querella, el doctor Pedro García Castiella, quien brindaba algunos detalles de la participación de quien terminó detenida por falso testimonio

La entrevista con García Cartiella

¿Qué puede develar la declaración de Jimena Núñez?

Este es el gran meollo de la cuestión. Porque cada día nos damos con sorpresas nuevas. En la jornada anterior nos enteramos por las declaraciones de Condori, que él había pertenecido a la Brigada de investigaciones hasta el año 2010 y a la División homicidios.

Ahora nos enteramos que estuvo a cargo de Jimena Núñez, o sea era dependiente de ella, era su chofer. Cosa que no había dicho antes Condori porque él dijo que estaba a cargo del oficial Ríos. Y ahora aclara Núñez que se intercambiaban de personal, no había una asignación estándar entre los tres o cuatro grupos diferentes.

Es decir, que todo el personal que trabajó en la investigación, los primeros dos años, eran compañeros de Condori, de la Brigada. Y recién Núñez acaba de ratificar que Condori, cuando fue a la escena del crimen estuvo conversando con dos investigadores, eran personal de la Brigada que estaban en el lugar del hecho, que eran compañeros de trabajo de él.

¿Tendremos la posibilidad de ver desfilar a las 100 personas que estuvieron esa noche en el departamento de Cintia y si nos podría aclarar el curioso episodio del cenicero? 

La lista de testigos ya está prefijada, ya está determinado los testigos que están convocados a declarar, salvo que haya alguna novedad que justifique ampliarla, son los que están, que nosotros al menos en el ofrecimiento de la querella y por parte del doctor Ramiro Ramos Ossorio, son los que nos resultan  verdaderamente indispensables. Porque si se citaran a todos los que se convocó en la instrucción son más de 200…

Lo que le estoy preguntando es esta cuestión de que todo el mundo fumaba en la escena del crimen, de que había colillas de cigarrillos, de que hasta el juez bromeaba con que a él también le iban a tener que hacer un ADN. Es decir…  ¿Cómo se justifica esta desprolijidad en la escena del crimen y si es que vamos a poder tener testimonios de la gente que estuvo trabajando esa noche en el departamento?

Yo apunté siempre a eso. Cuando salió el auto de procesamiento yo pedí la ampliación. Por supuesto resolvió correctamente el Tribunal de apelaciones que si llegaba a surgir algún personal responsable de encubrimiento que tenía que seguir su cause vía incursión no en el mismo procesamiento.

Pero creo que más que una protección de la escena hubo una destrucción de la escena del hecho. Yo le voy a preguntar a Jimena Núñez, porque fue convocada por el doctor Pereyra que era el instructor de transición.

Ella explicó en ese momento que fue desplazada de la investigación y reemplazada por Martin Flores. O sea, le quitó el caso a Jimena Núñez y se lo dio a Flores pero dentro de la misma Brigada de investigaciones. Es decir, con la misma gente, los mismos amigos y los mismos ex compañeros de trabajo de Condori.    

En toda esa etapa primó, durante la instrucción, de investigar a Ana Fernández y la vida íntima de Cintia Fernández. Así que las conclusiones son evidentes.

¿Tendremos la posibilidad de ver algún careo o que pueda surgir espontáneamente un careo y que el tribunal decida hacerlo?

Es posible.

¿El testimonio de la doctora Yaique nos aportó algo sustancioso, además de lo impactante que fue?

Si, en muchos aspectos. Fue muy enriquecedor en cuanto a todo lo que pasó en la instrucción. Como se direccionó la investigación. Más que investigar el homicidio, a pesar de que tenían en sus manos la causa, una autopsia y la opinión de dos médicos que decían que había sido un hecho violento, que había un fuerte traumatismo en el lateral izquierdo de la víctima, que había otros tipos de lesiones, como que alguien se había apoyado encima de ella sería el tradicional submarino seco, por lo cual tenía rastros en los hombros.

Primero, que con el golpe en el costado izquierdo de la cabeza, lo que le genera compromiso del pabellón auricular del sector interno del oído, tenemos ese golpe; después la compresión sobre los hombros, es la típica maniobra de asfixia con el submarino seco.

Entonces, teniendo eso en el expediente se ponen a investigar suicidio, un acto erótico.  Tuvieron la deleznable idea en algún momento de informe policial de involucrarla a Ana Fernández.

Por último ¿el tema de los papeles de Trata de personas en el departamento de Cintia, porque se está ahondando mucho en ese tema y si van a citar al doctor Rene Gómez?

Por ahora no está previsto. Se está haciendo mucho hincapié en esos papeles de la División trata de personas. No sabemos que puede llegar a pasar, ya que el tribunal está teniendo un protagonismo bastante activo. Cosa que no es habitual porque en el nuevo sistema procesal penal que hay ahora, que esta vigente para otros casos, el tribunal no puede intervenir. Solamente son las partes, en este juicio, como es Código viejo el tribunal si puede preguntar y es prácticamente quien está llevando adelante la casi totalidad de los interrogatorios. Puede haber sorpresas, puede haber convocatorias, puede pasar cualquier cosa acá.