Lo dijo el abogado Santiago Pedroza, aseverando su afirmación en datos fidedignos aportados por fuentes judiciales. Además afirma que el género masculino no está contenido por la norma y asegura que es un atajo formidable para la obtención de bienes, propiedades y dinero en el menor tiempo posible

La entrevista con Pedroza   

Lo que se está planteando es que ese ha desvirtuado por completo la aplicación de violencia de género. En este caso actúo como abogado pero soy hombre también y entiendo que los hombres no existimos dentro de la Ley de violencia de genero.

No existimos. Violencia de género solo es cuando es golpeada una mujer o cuando hay violencia verbal, física, moral. En cambio el género masculino no está contenido por la norma. Además se da una cuestión que es muy grave: la mujer hace una denuncia que puede ser verdadera, que puede ser falsa, que puede ser cambiada, que puede ser aumentada, que puede ser manipulada y se toman decisiones sin investigar absolutamente nada.

Entonces terminan los hombres expulsados de su casa. Es decir, se ha vuelto la fácil denuncia para lograr la obtención de los hijos, la obtención de la casa, lo bienes, el dinero. O sea, es un atajo formidable para que en veinticuatro horas resolver algo que tarda seis meses en resolverse.

Dicho por fuentes judiciales, aunque nadie se anime a decirlo hay casi un 70% de denuncias falsas; o que son falsas en todo o en parte, o que están manipuladas de cierto modo y eso también genera que muchas mujeres que realmente sufren de violencia de género no reciban la atención correspondiente porque la Justicia está totalmente colapsada.

Ese colapsamiento hace de que supuestamente cuando se produce una denuncia por violencia de género, el juez debe citar a ambas partes en una audiencia para escucharla y verificar haber que es lo que está pasando. La audiencia no llega nunca y la medida cautelar llega inmediatamente o sea… a quejarse a cualquier lugar.

Entonces evidentemente todo esto tiene que cambiarse. Además, estamos solicitando a nivel nacional la modificación del Código Penal para que aplique el falso testimonio en una pena que sea igual al delito denunciado porque muchas mujeres van y dicen:

“Me golpeó y después me violó”; a los dos o tres meses dice: “me golpeó, nos tironeamos pero nunca abusó sexualmente de mí. Es mi marido”. Pero ya lo tuvo preso cuatro meses.

Entonces que la sanción sea igual al delito denunciado, en ese caso que sea de 6 a 15 años. Además estamos presentando un escrito al procurador para que se instruya a los fiscales que cuando detecten un falso testimonio de una mujer actúen de oficio como corresponde e inicien la acción por falso testimonio. Una mujer viene se sienta y dice: “mentí” y no se le inicia una causa.

En el caso de calumnias e injurias sería más complejo. Se prevé una sanción para falso testimonio que es de 1 a 10 años cuando mienten. Ya es una sanción bastante grave que en éste caso nosotros la agravaríamos un poco mas.

La modificación del Código Penal de la Nación no sería del todo necesaria, pero si sería necesario un cambio de postura de los fiscales. Apliquemos el falso testimonio en todo caso, iniciemos la causa que corresponda y los juzgados de violencia que citen a las partes. Que no solo sea una medida cautelar porque de lo contrario se cae en injusticias tremendas.

Las causas de larga data

En ese caso las validan. Yo tengo defendidos por denuncias de abuso ocurridos 18 o 20 años atrás  y están privados de su libertad. Estamos planteando cómo vamos a probar eso. Yo no estoy diciendo que sean inocentes ni culpables pero en la Justicia hay que probar las cosas.

¿Cómo vamos a probar eso? Y me contestan muy fácil: “le tomamos declaración a la víctima, le hacemos un estudio psicológico”, si la psicóloga le cree ya está. Para eso ya está construida la base probatoria. Se agarran de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo analizan desde un aspecto tremendo, donde te quitan toda posibilidad del derecho a defensa.