En la segunda audiencia de debate por el homicidio de Paola Álvarez, declaraciones de la hermana de la víctima mostraron el lado más oscuro de Santiago Zambrani. Según estos testimonios, existía una personalidad invasiva y de un acosador. En tanto la defensa del acusado puso en duda las aseveraciones de la hermana de la víctima, con respecto a que “no había relación íntima alguna”. Una testigo propuesta por Rene Gómez declaró que la madre del acusado, la noche de la desaparición de Paola, estuvo en una reunión y que su esposo la buscó cerca de la una de la madrugada, la noche en que desapareció Paola.

SALTA. 16-04. Una sucesión de eventos desafortunados aparecieron en el contexto de los relatos de una testigo que prestó declaración indagatoria en la Sala de Grandes Juicios, evidenciaron el lado más siniestro de quien afronta una pena que lo podría llevar al cadalso por los próximos 35 años, sin contar el tiempo que lleva detenido. Aunque la defensa de Zambrani puso en dudas las aseveraciones de la hermana de Paola.

Anahí Guadalupe Álvarez descartó que ambos fueran “novios”. Tema en el que ahondó uno de los fiscales, Ramiro Ramos Ossorio, quien mediante las exhaustivas preguntas que realizó llegó al punto en que Zambrani aparece en la vida de Paola, solo como alguien que tenía una relación de amigo desde hacía unos cinco años, pero que en los últimos tiempos se había tornado asfixiante.

“La sofocaba, aparecía en lugares donde ella estaba. No se cómo sabía dónde estaba”, dijo la testigo. De inmediato surgió el relato de la primera audiencia, donde daba cuenta de dos hechos puntuales: cuando le quitó el celular y se lo arrojó por la ventana del automóvil en el que viajaban; y recordó el suceso en el hospital, cuando Paola dijo que se había caído trabajando y que al salir, ella le advirtió de la presencia de Santiago aproximándose en su vehículo, lo que le causó mucho temor.

¿Rechazado o no tanto?

Otro aspecto en el que se hizo foco fue en el evidente rechazo que le causaba la persona de Zambrani a Paola, según la testigo, quien relató que tuvo la oportunidad de preguntarle a su hermana que sentía por Santiago, a lo que Paola respondió rotundamente: “Me da asco”.

A esto se le suma el episodio de la red social Facebook. En ocasión de que Paola había dejado abierta su cuenta y Zambrani escribió a sus contactos: “No la jodan más a Paola que es mi novia”. Cuestión que la molestó de sobremanera. Esto basado en los dichos de la testigo.

Santiago Zambrani habla con una de sus abogadas, la defensora Gabriela Arellano 

Todo este caldo de cultivo habría hecho que la situación fuera tomando la forma de un acoso, según la declarante. Aunque no todas las partes estuvieron de acuerdo con que taxativamente allí no existía una relación.

La defensa técnica de Zambrani, formada por Gabriela Arellano y Ana Cortez, planteó la ambigüedad de la situación, es decir que a pesar del rechazo de Paola, esta se veía con el acusado, lo llamaba para que la buscara en salidas nocturnas, compartían tiempo juntos e incluso se puso en duda si realmente era solo un amigo.

Incluso el vocal  Roberto Lezcano interpeló a la testigo acerca de estas aseveraciones, ya que si bien, Paola llamaba a Zambrani para que la llevase al boliche como era posible que a la vez sintiera tanto rechazo.

Un microondas podría ser la salvacion 

Amelia Inés Huergo y Alfredo Francisco Zambrani están acusados de ser partícipes secundarios del delito de homicidio doblemente calificado. Pero el experimentado defensor de ambos, el doctor René Gómez, presentó una testigo que dijo bajo juramento que la señora estuvo presente en una fiesta la noche del 5 de mayo. Por lo que sería imposible que durante esa fatídica noche hayan ayudado a deshacerse del cuerpo de Paola.

La testigo es una compañera de trabajo de la imputada. Dio cuenta de una reunión de trabajo organizada por el jefe de ambas, donde había otras personas presentes. Esa noche se realizó un sorteo entre los comensales del asado y la señora Huergo resultó la ganadora de un microondas.

Zambrani rodeado de los custodios de la Unidad Penal 

Promediando las 12:30 y 1:00 de la madrugada del sábado 6 de mayo, la testigo dijo que escuchó cuando el señor Alfredo Zambrani llamó a su mujer para pasar a buscarla. Incluso hubo otras personas que le ayudaron a bajar el microondas hasta la salida del inmueble donde se desarrollaba la fiesta. Allí la esperaba su esposo en su vehículo.

Si éste hecho es cierto, la hipótesis de que ambos progenitores de Zambrani, colaboraron para descartar el cuerpo de la víctima se caería de plano, ya que no podrían haber estado en ambos lugares al mismo tiempo. Esta sería una sólida coartada si puede demostrarse.

Por su parte Gustavo Exequiel Emiliano Medina fue llevado a comparecer esposado, ya que éste testigo se encuentra en calidad de detenido. Medina hizo un pormenorizado relato en el que dio cuenta de su amistad con Zambrani y su vínculo con el acusado en torno a la comercialización de estupefacientes. Puntuablemente pasta base.

Publicidad