La policía británica halla en el jardín de un asesino los cuerpos de dos adolescentes. El dueño de la casa fue condenado por el crimen de otra chica. Algunos creen que Tobin puede ser el llamado John de la Biblia, un hombre que ahora tendría su edad y al que en su día se le atribuyó la violación y estrangulamiento de tres mujeres en el espacio de 20 meses entre 1968 y 1969 en Glasgow. Foto: dailyrecord.co.uk

La mala noticia es que los británicos temen haber descubierto un nuevo asesino en serie. La buena noticia es que el principal sospechoso ya está en prisión. Se trata de Peter Tobin, de 61 años, condenado la pasada primavera a un mínimo de 21 años de cárcel por la violación y asesinato de la joven polaca Angelike Kluk. La policía ha encontrado esta semana en una casa habitada por Tobin en el año 1991 los restos de otras dos jóvenes. Y se teme que las chicas asesinadas por este hombre puedan ser muchas más.

Algunos creen que Tobin puede ser el llamado John de la Biblia, un hombre que ahora tendría su edad y al que en su día se le atribuyó la violación y estrangulamiento de tres mujeres en el espacio de 20 meses entre 1968 y 1969 en Glasgow. El retrato robot que entonces se hizo del asesino -que nunca fue capturado- es sorprendentemente parecido al rostro actual de Tobin, que se cree que entonces vivía en Glasgow y que, como John de la Biblia, está obsesionado con la religión.

Peter Tobin, que en el año 1994 fue condenado por dos violaciones y su nombre figuraba en el registro de delincuentes sexuales, se había cambiado la identidad y vivía acogido por un sacerdote católico en la iglesia de San Patricio, en Anderston, Glasgow, cuando en septiembre de 2006 se le vio en compañía de Angelike Kluk, de 23 años.

La joven estudiante desapareció y su cadáver fue hallado una semana después escondido detrás de un confesionario de la iglesia, en la que Tobin trabajaba de sirviente.

La policía sospechó que Tobin podía haber cometido otros crímenes y en junio pasado empezó a registrar la que había sido su casa en Bathgate (West Lothian), en relación a la desaparición en 1991 de Vicky Hamilton, que entonces tenía 15 años.

Se cree que Tobin dejó esa casa a los pocos días de la desaparición de la joven y se fue a vivir a Margate, una ciudad balneario en la costa de Essex, al este de Londres.

Los investigadores encontraron el lunes pasado los restos de un cadáver enterrado en un patio de la casa de Tobin en Margate, pero no eran los de Vicky, sino los de Dinah McNicol, que también desapareció en 1991 cuando tenía 18 años. El jueves, los restos de Vicky Hamilton fueron hallados enterrados en el patio trasero.

Ahora, la policía sigue buscando en ese jardín y está inspeccionando el interior de la casa con un radar por si hubiera allí más cuerpos. Pero se teme que haya podido cometer otros crímenes dado el largo periodo de tiempo que separa el asesinato de Angelike el año pasado y la muerte de las dos chicas desaparecidas en 1991 y de las que Tobin ha sido ya formalmente acusado, al menos en un caso, el de Vicky Hamilton.

Además de las tres mujeres asesinadas por John de la Biblia, también la muerte de Jessie Earl, que en 1980 desapareció de Eastbourne, en East Sussex, y fue encontrada muerta nueve años después, pudo ser obra de Peter Tobin.

elpais.com