Ha muerto uno de los buenos. Es la sensación que queda después de que se conociera la triste noticia de la partida del ejemplar magistrado. La noticia la confirmó el portal Noticias.iruya.com.

“Cada vez que pasa el tiempo, más me confirmo que ellos dos (Vilte y Vera) son inocentes y me causa dolor que un inocente esté condenado a prisión perpetua”, dijo el magistrado la última vez que fue noticia, cuando se conoció el controversial documental del barbárico crimen de las turistas francesas.

Aquel “tridente” compuesto por Carlos Héctor Pucheta, Ángel Longarte y Bernardo Ruiz, sorprendió a propios y extraños, ya que el famoso juicio por las muertes de Cassandre Bouvier y Houria Moumni estuvo teñido de suspicacias desde la etapa de instrucción.

En los fundamentos del fallo que condenó a Gustavo Lasi y absolvió a Vilte y Vera, el doctor Carlos Pucheta, miembro del Tribunal, cuestionó la labor del juez de instrucción, Martin Pérez, quien investigó la causa y las torturas policiales denunciadas por acusados y testigos.

En la foja 460, se hace mención a los informes psiquiátricos y psicológicos practicados en los imputados. “Es de justicia hacer una mención a dichos informes, puesto que el Instructor (en relación al Juez Pérez) de un modo parcial y carente de toda objetividad […] transcribió casi en su totalidad lo que manifestaron los peritos,( en los casos de Vilte y Vera), en tanto que para Gustavo Orlando Lasi, solamente le asignó tres renglones y medio”, consigna Pucheta.

Por su parte al vocal le “resulta llamativo” que el Juez Martín Pérez haya convocado a su despacho a los peritos psicólogos en el marco de la investigación y con anterioridad a la elaboración de los informes.

Un juicio que demostró que la independencia de poderes era posible

El 2 de junio de 2014, La Sala II del Tribunal de Juicio, compuesto por los jueces Longarte, Ruiz y Pucheta, condenó a Gustavo Lasi a la pena de 30 años de prisión y liberó por el beneficio de la duda a Daniel Octavio Vilte y Santos Clemente Vera.

Después de esta actuación soberbia, donde el tribunal no solo tuvo que corregir todo lo mal hecho durante la etapa de instrucción, sino que dictaminó que dos inocentes debían irse a sus casas y no al infernal penal de Villa Las Rosas, la sociedad salteña sintió por primera vez en la historia judicial local que se había hecho justicia y que no se condenarían a dos perejiles.

Lamentablemente todo ese halo de justicia y la sensación de que la independencia de poderes no era un idilio, el 4 de febrero de 2016, la Sala III del Tribunal de Casación a cargo de los jueces Rubén Eduardo Arias Nallar y Luciano Martini resolvió revocar aquel fallo y condenar a prisión perpetua a Gustavo Orlando Lasi y a Santos Clemente Vera, por el doble homicidio de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni.

Aun así, el valiente juez, ya jubilado, al ser consultado por la situación de Santos Clemente Vera, no dudó un segundo en admitir la terrible realidad de que el gaucho de San Lorenzo no debería estar en reclusión perpetua con el máximo de la pena. Incluso aceptó aparecer en el controversial documental y aceptar que la Justicia salteña tiene a un inocente en prisión.