Se filtraron unas fotos del último film del director de Pulp fiction, en las mismas se ve a Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Al Pacino y Margot Robbie en diferentes momentos de la filmación. La película se llama “Once Upon a Time in Hollywood” y aun no tiene título en español. Informe completo de todo lo que se sabe hasta ahora del film, y una reseña del macabro crimen de Sharon Tate.
F
oto: Cinemania – Rob Latour

Sin lugar a dudas el asesinato de Sharon Tate es el más terrorífico, sangriento y despreciable acto criminal que se haya cometido contra una persona “famosa”. Su violentísima muerte puede considerarse como el episodio más sórdido y truculento del que Hollywood haya sido testigo.

El director Quentin Tarantino, cineasta que desde los años 90 le ha dado un giro radical a la manera de filmar, sobre todo desde el punto de vista de la estética, ha producido obras maestras como Pulp fiction, Kill Bill, Inglourious Basterds o Django Unchained, entre otras.

Hace ya dos años que Tarantino trabaja en el proyecto que mostrará a dos personajes cercanos a los luctuosos hechos sucedidos en Bel Air, en el lujoso barrio de Beverly Hills, en Los Ángeles, aquel sangriento 9 de agosto de 1969 cuando la actriz Sharon Tate fue asesinada junto a otros tres desafortunados que se encontraban esa noche en la casa de la actriz.

Esos dos personajes en los que hará foco son Rick Dalton, interpretado por Leonardo DiCaprio, una antigua estrella que protagonizaba un western en formato de serie de televisión, mientras que Brad Pitt dará vida a su doble de riesgo en las escenas de acción, quien es un especialista llamado Cliff Booth.

Brad Pitt and Leonardo DiCaprio star in Columbia Pictures ÒOnce Upon a Time in Hollywood” -Foto IMDB

Pocas precisiones se conocen del guion, más que información a cuenta gotas pero de a poco se ha ido conociendo la estructura del film. Interactuarán personajes reales con algunos ficticios en una manera de “acercarse” a los hechos que rodearon a uno de los crímenes más sórdidos de los que se hayan tenido noticias en la historia judicial de ese país.

En cuanto a los demás actores, Al Pacino será Marvin Schwarz, el agente de Rick. Damian Lewis es Steve McQueen. Dakota Fanning será una integrante de la familia Manson, Emile Hirsch dará vida a Jay Sebring, una de las víctimas y Clifton Collins Jr. será Ernesto, ‘The Mexican Vaquero’. En cuanto a Lena Dunham, será una seguidora de Manson, Austin Butler interpretará a uno de los asesinos, Charles “Tex” Watson, el único hombre que formó parte de la masacre. Cabe recordar que eran mujeres casi en su totalidad, quienes formaban parte de “La Familia”. En tanto Maya Hawke será el personaje ficticio Flower Child y Lorenza Izzo será una estrella de cine italiana.

Foto: Andrew Cooper / Sony Pictures Entertainment

Sin dudas la noticia de que Damon Herriman se pondrá en la piel del mismísimo Charles Manson fue una de las novedades más jugosas para la prensa del espectáculo, ya que el actor tiene un gran parecido fisonómico con el famoso asesino. Por último y obviamente los amigos de Tarantino estarán presentes. Se trata de los actores fetiches de Quentin, esos que siempre se los ven en la mayoría de las películas del cineasta. Se trata de Kurt Russell, Tim Roth y Michael Madsen.

El satánico crimen

La bella actriz calificada como una autentica sex symbol de Hollywood en 1969, solo tenía 26 años y ya estaba a sólo dos semanas de dar a luz. Se encontraba en su residencia en ‘Cielo Drive’ junto a Jay Sebring, un afamando peluquero, la rica heredera Abigail Folger de solo 25 años y su pareja Voityck Frykowski.

LEER TAMBIEN “¿TARANTINO QUIERE FILMAR UNA BIOPIC DE MANSON?”

La belleza de Sharon Tate no era un tema menor, incluso para muchos opinólogos de Hollywood ni siquiera la sensualidad de Margot Robbie está a la altura de semejante perfección. Hacía un año se había casado con Roman Polanski, talentoso director que había dirigido algunos films exitosos como “Rosemary’s Baby” o “Chinatown”.

Ambos vivían la vida idílica y soñada por todo mortal que haya echado un vistazo por los vecindarios lindantes con las playas de Malibú o se haya dado una vuelta por los exclusivos barrios residenciales de Hollywood, en LA, justamente lugar por donde iban a cruzarse los destinos de la bella Sharon Tate y La Familia Manson.

Foto: Andrew Cooper / Sony Pictures Entertainment

No fue casual ni al boleo la elección para atacar justamente en la mansión de Polanski. La trágica casualidad hizo que los sueños artísticos de Charles Manson se derrumbaran justamente en esa casa. Resultó que Manson tenía aspiraciones de cantante y quería volverse famoso y millonario. Paradójicamente lo logró pero sus víctimas tuvieron que pagar un alto precio. Muchos años después en la cárcel escribiría canciones para los Guns N’ Roses, White Zombie, Devendra Banhart, System of a Down, Scars on Broadway y Marilyn Manson, por lo que cobraría lucrativas ganancias en calidad de derechos de autor.

Unos meses antes de los asesinatos, había llevado una cinta con sus canciones a un representante de los Beach Boys, Terry Melcher, el productor musical al que había llegado a través de Dennis Wilson, uno de los miembros de la exitosa banda de California. Unos años después Mike Love, otro miembro de la banda californiana, confesaría en su libro ‘Good Vibrations’ que Wilson jamás se pudo quitar de encima la terrible culpa por los crímenes.

Maldita casualidad

Melcher había alquilado la casa de Polanski cuando Manson pasó por allí para preguntarle cuando podrían grabar un disco en caso de que la cinta haya sido de su agrado. Fue allí, con Sharon Tate en la pileta a unos metros, que Melcher rechazó de plano el demo. Lo consideró un cantante mediocre y le dijo que las canciones de la cinta eran muy malas.

Aquello fue un cachetazo para Manson, mientras miraba como sus sueños se desvanecían, con la esposa de Polanski como perverso fondo de escena. Allí fue que se catalizó el odio y la furia, su resentimiento se cocinó a fuego lento mientras miraba a esa mujer de belleza incalculable, mientras los rayos del sol acariciaban su perfecto cuerpo. Para peor la situación se puso violenta cuando Manson comenzó a increpar al productor y éste lo echó de la residencia. Fue demasiado para el violento psicópata, a quien el mundo conocería unos meses después por sus macabros asesinatos. Humillado, despreciado y avergonzado se fue de la mansión.

Se cree que Manson mandó a los miembros de la familia a asesinar a Melcher, quien había alquilado la residencia, pero que al encontrarse con Tate y sus selectos invitados desencadenaron la orgia de sangre de todos modos con ellos. Los detalles del crimen son perturbadores. Todo aquel que haya tenido acceso al material fotográfico de la escena ha sentido sensibilizada su capacidad de recepción. Según el sargento Joe De Rosa, de la policía de Los Ángeles, su experiencia profesional se quiebra al ver la sangrienta escena. “He visto cosas horribles, pero esta carnicería de ahí dentro me ha hecho vomitar”, declaró.

Foto: Andrew Cooper / Sony Pictures Entertainment

Cuatro miembros de La Familia Manson, Susan Atkins, alias ‘Sexie Sadie’, Patricia Krenwinkel, Leslie van Houten y Tex Watson, armados con cuchillos y un rifle, entraron a la casa cerca de las diez de la noche.

Una de las mujeres de la secta se quedó afuera en el auto y años después relataría acongojada y arrepentida de haber formado parte de esta banda de locos, que Sharon Tate rogó a los asesinos por la vida de su pequeño hijo en su vientre. Dijo que les suplicó pero que no hubo manera de detenerlos. La masacre se abrió paso a puñaladas, entre gritos de desesperación y pánico algunos intentaron escapar pero Tex Watson los ejecutó con el rifle.

A Sharon Tate le tocó la peor parte, la apuñalaron y la colgaron con cables de una lámpara que había en la casa. Su piel estaba quemada por la fricción de los cables y la violencia con la que fue colgada. Una vez que acabó la masacre, siguiendo las órdenes de Manson, escribieron en la paredes con sangre la palabra “cerdos”, de igual manera como lo habían hecho con los La Biancas, unos meses antes. El matrimonio que fue víctima de estos asesinos.

Foto: Andrew Cooper/Sony Pictures Entertainment

La intención de Manson era confundir a la policía haciéndolos creer que era un crimen motivado por razones raciales, es decir que planeaba hacerlo parecer a una matanza perpetrada por afroamericanos violentos.

Manson y sus mujeres fueron arrestados unos meses después mientras todo Hollywood se armaba y encerraba en sus residencias por temor a nuevos crímenes. Durante el juicio las asesinas se raparon la cabeza e iban a los tribunales de rodillas durante cuadras, porque decían que Manson les había ordenado hacerlo como sumisión absoluta a su culto. Finalmente fueron todos condenados a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Charles Milles Manson falleció en la prisión Corcoran, en California, el 19 de noviembre de 2017 de causas naturales. En principio había sido condenado por conspiración y asesinato a la pena capital, pero la pena de muerte fue abolida temporalmente, por lo que tuvo que pasar el resto de su vida en la cárcel.

Desgraciadamente este psicópata es considerado una celebridad, mencionado en películas como “Natural born killers”, casualmente tiene un guion escrito por Tarantino; reivindicado como artista por Axel Rose, quien utiliza una remera con la imagen de Manson en el video “Estranged”. Para muchos este asesino es un icono de la violencia hecha arte, un signo de que la violencia simbólico no es potestad de los tiempos actuales.