Se trata de Ana Inés Quinteros Dean, quien envió un “meme” con una leyenda que decía: “Muerte a Suriani… No es una metáfora”. Se presentó en sede judicial junto a su abogada y se abstuvo de declarar.

El 18 de enero de 2018, el diputado Andres Suriani recibió en su teléfono celular un mensaje con la modalidad de un “meme”, en el mismo una línea de texto rezaba: “Muerte a Suriani… No es una metáfora”.

Producto de esto, el legislador llevó el teléfono con el personal de la Policía de la Provincia de Salta para realizar los peritajes correspondientes y determinar desde que aparato se había originado el mensaje. Resultó que el dueño del celular era un pariente de Ana Inés Quinteros Dean, la mujer que resultó imputada finalmente.

Debido a que éste tipo de diligencias se realizan primero en sede policial y posteriormente en tribunales, tomó intervención la Fiscalía Penal 1 en feria, a cargo de Gabriela Buabse, quien imputó a Quinteros Dean por el delito de amenazas en perjuicio del diputado provincial Suriani.

Suriani durante una alocución en Diputados –Foto: Prensa Cámara de Diputados de Salta–

Según consigna Penales Fiscales desde su portal, la imputación refiere que la acusada manifestó al damnificado en forma personal a su teléfono celular “Muerte a Suriani” y reafirmando la amenaza con la leyenda “No es metáfora”.

La imputada se presentó en sede judicial acompañada de su abogada, la doctora Guadalupe Vázquez, quien a la salida de la presentación manifestó a los medios que “el meme es una expresión política, no es personal”.